Etiquetado: Thomas Brooks

Cuando el Dolor por el Pecado es Pecaminoso

De mi lectura del autor puritano inglés Thomas Brooks extraigo la siguiente perla:

Bien dijo Jerónimo: “Uno debe llorar su pecado, para luego gozarse por su dolor”. El dolor por el pecado que evita que el alma mire hacia el propiciatorio y aparta a Cristo del alma, o que incapacita al alma para la comunión de los santos, es un dolor pecaminoso”.(1)

Me parece que Brooks está en lo correcto. Lo cual me hace preguntar a mí, como pastor y predicador del Evangelio, si existe una predicación del Evangelio que busque causar este mismo dolor: un dolor por el pecado, sí, pero que evita conducir a la gente a poner su confianza sólo en Cristo y que hace considerar a la gente como permanentemente indigna del nombre de “cristiano”.

De haberla, es de suponer que Thomas Brooks la consideraría igualmente como pecaminosa.

(1) Thomas Brooks, Remedios preciosos contra las artimañanas de Satanás, (Edimburgo: El Estandarte de la Verdad, 2009), p. 34.

Anuncios