Etiquetado: Teología de la Alianza

La Nueva Teología Católica-Romana sobre Israel. Sentido y Alcance de un Cambio Doctrinal

INTRODUCIÓN ¿CAMBIO CATÓLICO ROMANO?

Esta conferencia afirma desde su título mismo que ha habido un cambio de enseñanza en la Iglesia católica-romana acerca de los judíos. Para comenzar nuestro estudio, pues, debemos ver si efectivamente ha habido este cambio de doctrina. En efecto, ya se puede hacer muchas afirmaciones, pero estas deben ser por lo menos probadas.

Y es ahora cuando comienzan nuestros problemas, porque para ver si ha habido un cambio de doctrina, nos tenemos que preguntar cuándo una enseñanza se convierte en doctrina de la Iglesia católica-romana. ¿Cuándo estamos ante una doctrina de la Iglesia como tal, por tanto ante una afirmación católica? ¿Al leer las proposiciones de una escuela teológica en particular, entre muchas otras? ¿O las declaraciones de un obispo, o de un grupo de obispos sin el Papa? ¿O las declaraciones del Papa sin los obispos? ¿O las declaraciones del Papa y los obispos, cuando ellas todavía no han sido ratificadas por otras declaraciones del Papa y los obispos? ¿Y qué género de declaraciones son las que ratifican la catolicidad? El problema es, pues, bastante complejo, mucho más, como vamos a ver, que en el protestantismo.

I. CAMBIO, EN EFECTO

En esta incertidumbre inicial, debemos hallar un terreno que sea verdaderamente seguro. En la iglesia católica-romana hay principalmente dos ámbitos que reflejan la fe de la Iglesia. Seguir leyendo

Anuncios

Israel en Romanos 9-11 según la Exégesis Católica-Romana Contemporánea. Punto de Vista Reformado

INTRODUCCIÓN

Romanos 9-11 es, sin duda alguna, uno de los pasajes más importantes, teológicamente hablando, de toda la Biblia. Es éste un pasaje muy compacto, que trata además acerca de cuestiones que han marcado el pensamiento cristiano, en Occidente en particular. Tradicionalmente, Romanos 9-11 ha sido el lugar por excelencia donde se han dirimido las disputas teológicas sobre temas tales como la predestinación, la elección o la reprobación. Recientemente, a partir de la II Guerra Mundial, el interés por este pasaje ha aumentado, más si cabe, sobretodo a causa de la cuestión de la elección de Israel y su salvación.

El título de esta conferencia podría parecer hoy decididamente desfasado. En efecto, hablar hoy de exégesis católica-romana, reformada o incluso evangélica comienza a ser un arcaísmo. Calificar a los exégetas, y las exégesis, según las diferentes confesiones se percibe, por lo general, como una interferencia ilegítima, cuyo objetivo no sería que el de perpetuar los viejos dogmatismos eclesiales.

Sin embargo, creemos que todas estas objeciones carecen, como mínimo, de realismo. Ciertamente, exégesis y teología no pueden ser disociadas tan fácilmente. Toda exégesis genera y supone una teología. El exégeta cristiano, además, pertenece a un origen eclesial, por lo tanto teológico, determinado. Hombre de Iglesia, el exégeta es también hombre de su tiempo, compartiendo, de una u otra manera, las ideas y preocupaciones, no solamente éticas sino también estéticas, que atraviesan la sociedad en la que vive. El punto, pues, que quisiéramos subrayar antes de comenzar la conferencia es que la exégesis no es una ciencia ideal, beatífica, en la que el exégeta se sienta apaciblemente ante su escritorio, como si estuviera en el cielo, lejos de todo condicionamiento humano. Como vamos a ver, esto está lejos de la verdad. La exégesis no está hecha por máquinas, sino por hombres. Seguir leyendo

Sermón del Domingo (05-09-2010)

CULTO DE LA MAÑANA

Romanos 2:25-27, “Transgresores del Pacto”.

Escuche la predicación en mp3.

CULTO DE LA TARDE

Isaías 48:20-21, “El Deber de Estar Separado”.

Escuche la predicación en mp3.

La Versión “Amiraldiana” de la Teología de la Alianza

La Reforma protestante no fue meramente una aventura personal de unos pocos actores a título personal. Ella tuvo su origen y su continuación en la iglesia ministerial, existiendo una profunda unidad orgánica entre la enseñanza de los Reformadores del siglo XVI (Lutero y Calvino, principalmente) y el pensamiento de la siguiente generación de teólogos, conocida como ortodoxia o escolástica reformada. Este pensamiento daría finalmente forma a las distintas confesiones de fe protestantes, de las que la Confesión de Westminster destaca por su extensión y precisión.

De este modo, durante todo este periodo que va desde los Reformadores a Westminster, la Teología de la Alianza –que ha sido y es uno de los principales distintivos de la teología reformada– sería continuamente profundizada hasta llegar a ser codificada y adquirir forma confesional durante la Asamblea de Westminster. Durante siglos, ella conocería una forma estable dentro del ámbito reformado internacional, aun en aquellos que no habían suscrito a los documentos de Westminster por tener sus propias confesiones de fe.

Sin embargo, durante el pasado siglo, esta Teología de la Alianza confesional ha sido ampliamente criticada, se ha convertido en objeto de numerosas tensiones e incluso ha sido objeto de distintos intentos fallidos de reformulación. La negación barthiana de la dualidad Ley-Evangelio ha sido determinante en este proceso de erosión, pero no ha sido el único factor. Las versiones presentadas por autores W. Heynes, Klaas Schilder, John Murray, Meredith Kline, o escuelas como la llamada “Visión Federal”, o aún las teologías de nuevo cuño acerca de Israel, se han sucedido unas a otras introduciendo una alta incertidumbre en torno a la doctrina clásica de la alianza.

Uno de los rasgos comunes a todos estos intentos de reformulación doctrinal es que se contempla la Alianza como una realidad exclusivamente histórica, disociada radicalmente o dividida del consejo o Pacto de la Redención eterno (pactum salutis). Por ello, creemos que puede ser de gran utilidad aproximarnos a uno de las primeras expresiones que en este sentido aparecieron dentro del mundo reformado. Ciertamente, Moyse Amyraut es conocido por su enseñanza en cuanto a la predestinación, conocida como universalismo hipotético. Generalmente, esta enseñanza sobre la predestinación es vista como una clara desviación de la enseñanza reformada. Sin embargo, esta enseñanza descansaba en una determinada doctrina de la alianza, que es lo que intentaremos exponer en este artículo.

Introducción

En uno de los libros más influyentes del siglo pasado acerca del desarrollo de la teología reformada, G.C. Armstrong consideraba la teología reformada francesa de la siguiente manera: « El calvinismo francés es único en el cuerpo del calvinismo internacional ». [1] Seguir leyendo

El Normativo Día de Reposo: Para Quién y Por qué

Contrariamente a la mentalidad que se ha implantado en la sociedad, que acentúa cada vez más la falta de un sentido global de la vida y del conocimiento, las verdades bíblicas no son enunciados autónomos, atomizados, independientes y sin relación entre sí. Por el contrario, todas las verdades bíblicas forman parte de “la fe que ha sido una vez dada a los santos” (Judas 3). Todas las verdades bíblicas son los distintos elementos de una misma verdad bíblica, de un mismo sistema unificado de verdad. No es misión de la teología, por tanto, estudiar exclusivamente cada una de las verdades bíblicas en particular, sino además tratar de integrarlas todas en un mismo sistema de verdad. De ahí proviene, pues, la necesidad de una disciplina como la teología sistemática, disciplina siempre criticada, desde la exégesis hasta la libertad de pensamiento, pero de la que los cristianos nunca podremos dejar de prescindir.

La necesidad, inherente a la fe cristiana misma, de tener una visión de conjunto de la verdad bíblica se ha acentuado en la actualidad por los efectos destructores que el postmodernismo ha tenido y tiene en el campo de la cultura y, sobretodo, de la moral. Afirmar como normativo una cierta visión de las cosas, un modelo determinado de familia o una creencia se ha convertido en la actualidad en el pecado fundamental que hay que desarraigar por todos los medios. Si los cristianos tenemos la insensatez de querer participar en este discurso postmodernista, aun eclécticamente o a discreción, estaremos cavando lo que a la larga (o más a la corta de lo que nos pensamos) será nuestra tumba.

En este artículo, queremos tratar un tema que desborda ampliamente la vida, práctica y creencias de los cristianos. Ciertamente, en la actualidad hay muchos no-creyentes, y muchos intereses económicos y políticos, que encuentran la obligatoriedad del descanso dominical como un lastre que la sociedad hará bien en quitarse de encima. ¿Tendremos por ello los cristianos que dar nuestro consentimiento para que se liquide el concepto mismo de domingo, como ocurre, por ejemplo, con la destrucción el concepto bíblico de familia, cuando se da justificaciones para que el gobierno legisle los matrimonios homosexuales? Es más, ¿sobre qué argumentos descansa nuestra celebración del domingo como “día del Señor”? ¿Qué autoridad ponemos al frente en la defensa de su celebración, humana o divina? ¿Cuál de ellas se mantendrá en pie cuando venga la tormenta? En las líneas que siguen, intentaremos dar las debidas respuestas por medio de un estudio teológico acerca del carácter normativo del domingo como día de reposo cristiano, en el cual haremos especial atención a las distintas respuestas que a lo largo de la historia se han dado en los diferentes sistemas teológicos cristianos. Seguir leyendo

Los Evangélicos y El Aggiornamento (7)

Parte 6

3) Por tanto, en esta disyuntiva o encrucijada en el que se encuentra el mundo evangélico actual, aparece como absolutamente imprescindible la profundización y definición de lo que es verdaderamente la teología evangélica. Esta es la tercera perspectiva especialmente interesante del libro de De Chirico, con la que queremos acabar este artículo. Seguir leyendo