Salmo 93 del Salterio de Ginebra

«Jehová reina, se vistió de esplendor;
Se vistió Él, de poder se ciñó.
Afirmó el mundo con Su gran poder,
Por lo que él no se ha de mover.

Firme es desde entonces Tu trono real;
Y Tú existes por la eternidad.
Alzaron los ríos su voz, Señor,
Alzaron sus ondas con gran fragor».