Salmo 80 del Salterio de Ginebra

“Oh Pastor de Israel, escucha,
Que a José guías cual ovejas;
Brilla Tú, junto al querubín.
Tu poder muestra ante Efraín,
Benjamín, Manasés, y Tú
Ven a traernos Tu salud.

Oh Dios, haznos Tú restaurados;
Resplandece y salvos seremos.
De los ejércitos Jehová,
¿Hasta cuando Tú mostrarás
Esta tan grande indignación
Contra la nuestra oración?”