Etiquetado: Reprobación

Sermón del Domingo (12-6-2016)

CULTO DE LA MAÑANA

Salmo 24, “Una visión del Dios soberano”

CULTO DE LA TARDE

1 Samuel 19:18-24, “David es librado y Saúl profetiza”

 

Dios No es Autor del Pecado, por Pierre Du Moulin

Pierre du Moulin

Acerca de esto hay que poner el dedo en la boca y guardarse de demandar a Dios la razón de sus acciones. No hay que cuestionarle por qué de dos pecadores, Él tuvo a bien hacer gracia a uno y no a otro; como dice S. Pablo en el capítulo 9 de los Romanos, Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? Por la palabra “deshonra” no hay que entender pecado; porque Dios no hace que los hombres sean pecadores, y Él no es el autor del pecado. Por la palabra “deshonra” hay que entender castigo, como se ve en el hecho de que a estos mismos vasos de deshonra, en el mismo lugar, se les llama “vasos de ira” destinados a perdición. Lo cual es una manera de hablar tomada de Daniel, en el último capítulo, donde se dice: Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua”.

De la misma manera, si un médico no sana a todos los enfermos que podría, no se puede deducir que Él sea la causa de su enfermedad. Así, aunque Dios no dé Su gracia a todos los pecadores, no se deduce de ello que Él sea la causa de su pecado. Es bien cierto que este médico, al no sanar a todos los que él podría hacerlo, pecaría contra las reglas de la caridad, porque él no es juez; pero Dios es juez, y Él no está sujeto a ninguna ley, y quiere que haya ejemplos de Su justicia, de la misma manera que de Su misericordia. Esto es conforme a la sentencia de Salomón en el capítulo 16 de Proverbios, donde dice: “Todas las cosas ha hecho Jehová para sí mismo, Y aun al impío para el día malo”. Él enseña que Dios ha destinado al malo, no a ser malo, sino a ser castigado por su maldad, a fin de que Dios sea glorificado.

Pierre Du Moulin, Sixième decade de sermons, (Ginebra : 1647), p. 133s.

 

Capítulo 3 del Discipulado sobre la Confesión de Westminster

Ya está disponible el capítulo tercero del Discipulado de la Academia de Teología Reformada acerca de la Confesión de Fe de Westminster. Pueden acceder al mismo aquí. Asimismo, recordamos que también pueden obtener un ejemplar de la Confesión para descargar o imprimir aquí.

Recordamos que este discipulado es enteramente gratuito y ofrecido libremente a los creyentes e iglesias. Puede ser usado tanto para el estudio personal como para grupos de estudio.

Creemos que la mejor manera de usarlo es leyendo primeramente el texto de la Confesión y sus correspondientes citas bíblicas, para después leer la explicación y los textos bíblicos que se citan, y concluir respondiendo las preguntas finales.

Esperamos que pueda ser de bendición para un mejor conocimiento de la Palabra de Dios.

Sermón del Domingo (11-09-2011)

CULTO DE LA MAÑANA

Romanos 9:10-13, “La soberanía de Dios en la elección y la reprobación”

Para escuchar en línea o descargar la predicación, pulse AQUÍ

CULTO DE LA TARDE

Gálatas 5:1-6, “Las obras en la vida del creyente” (Catecismo de Heidelberg, domingo 32)

Para escuchar en línea o descargar la predicación, pulse AQUÍ

La Predestinación según Calvino, por Auguste Lecerf

Se nos ha pedido que expongamos desde el púlpito el dogma de la predestinación según Calvino, por motivo de la fiesta de la Reforma. A pesar del sentimiento de nuestra insuficiencia, hemos creído nuestro deber deferir al deseo de vuestro pastor porque estamos convencidos de que la sana inteligencia de este misterio presenta al alma cristiana la razón más eficaz para celebrar la misericordia de la que ha sido objeto de parte de Dios y el motivo de humillarse en el sentimiento de la profundidad de las sendas divinas.

Ciertamente, nos sentimos incapaces por nosotros mismos de hablar de estas cosas, pero la promesa del Resucitado a los ministros que enseñan su doctrina es firme: “He aquí, yo estoy con vosotros todos los días”. No tenemos el derecho de dudar, ni dejar sepultada en la ignorancia una parcela de la herencia que nuestros Reformadores y nuestros Padres en la fe nos transmitieron al precio de tan duros combates.

Hablemos, pues, puesto que se nos pide que lo hagamos, de la predestinación según Calvino. Pero aquí, se impone hacer una apreciación preliminar. El nombre de Calvino ha quedado ligado a la mención de este misterio, sin duda porque ha sido el “expositor” más profundo y el más decidido, el más valiente, diríamos. Pero, con matices diversos, desde san Agustín, encontramos esta doctrina enseñada ya sea en los católicos-romanos, ya sea en los luteranos, y a veces con un sentimiento menor de la medida que aporta el doctor de Ginebra.

Por otra parte, el predicador del Evangelio no tiene que traer al púlpito el pensamiento de hombre; debe hacer escuchar la Palabra de Dios tal como le es dada a la Iglesia comprender y confesar. No creemos en Calvino, creemos en la Sagrada Escritura. Si hacemos lo contrario, traicionaríamos la causa que Calvino mismo nos legó la defensa. Es por lo que conciliaríamos nuestro deseo de satisfacer a la petición que nos ha sido hecho con nuestra obligación de no predicar más que lo que enseña la Escritura, captando el pensamiento de Calvino en la fórmula que la Iglesia Reformada de Francia reconoció en su primer Sínodo, en París, en 1559, como resumiendo fielmente, en este punto, el conjunto de los datos de la Escritura. Seguir leyendo

Sermón del Domingo (23-08-2009)

CULTO DE LA MAÑANA

Colosenses 2:11-12, “La Circuncisión de Cristo”. ¿Qué tiene que ver la circuncisión con el creyente? Escuche el mensaje en mp3 pulsando aquí.

CULTO DE LA TARDE

Génesis 25, “La División de la Promesa”. El pueblo de Dios se va perfilando y delimitando con el tiempo, incluso dentro de la descendencia de Isaac, el heredero de la promesa. Escuche el mensaje en mp3 pulsando aquí.