Etiquetado: Pecado

Sermón del Domingo (25-6-2017)

CULTO DE LA MAÑANA

Gálatas 2:1-14,“El comportamiento según la verdad del Evangelio”

`

 

CULTO DE LA TARDE

Jeremías 6,“Palabra del profeta ante la rebeldía obstinada del pueblo”

Anuncios

Dios no es Autor del Pecado, por Thomas Watson

Thomas Watson

Pero algunos tal vez digan: Si Dios interviene en el ordenamiento de todas las cosas que acontecen, también lo hace en el pecado de los hombres…

Mi respuesta es: No, en absoluto; él no tiene nada que ver con el pecado de ningún hombre. Dios no puede ir en contra de su propia naturaleza, ni efectuar acción impura alguna, igual que el sol no puede oscurecerse. Aquí has de tener cuidado con dos cosas: así como no debes pensar que Dios sea ignorante de los pecados de los hombres, tampoco debes considerar que él intervenga en dichos pecados. ¿Es factible que Dios sea el autor del pecado y el vengador del mismo? ¿Sería lógico que Dios hiciera una ley contra el pecado y que luego tomara parte en el quebrantamiento de su propia ley?  Dios, en su providencia, permite los pecados de los hombres. “En las edades pasadas él ha dejado a todas las gentes andar en sus propios caminos” (Hch 14:16). Dios permitió su pecado, lo cual nunca habría hecho de no poder sacar un bien del hacerlo. De no haberse permitido el pecado, no se hubieran conocido tan bien ni la justicia de Dios al castigarlo, ni su misericordia al perdonarlo. El Señor se agrada en permitir el pecado, pero no toma parte en el mismo.

¿Pero no se dice que Dios endureció el corazón de Faraón? Esto es almo más que meramente permitir el pecado…

Dios no infunde maldad en los hombres, simplemente retira la influencia de sus dones y, entonces, el corazón de ellos se endurece por sí mismo, de igual modo que, al retirarse la luz, la oscuridad enseguida invade el aire; pero sería absurdo, sin embargo, decir que es la luz lo que oscurece el aire. Observarás que se dice de Faraón que endureció su propio corazón (cf. Ex 8:15). Dios no es el causante del pecado de hombre alguno: es cierto que interviene en la acción donde se encuentra el pecado, pero no toma parte en el pecado de la acción. Un hombre puede tocar un instrumento desafinado, pero la discordancia procede del instrumento; de igual manera, las acciones de los hombres, en tanto en cuanto son naturales, proceden de Dios, pero, en lo referente a u pecaminosidad, vienen de los propios hombres, y Dios no interviene en ellas en absoluto.

Thomas Watson, Tratado de Teología, (Edimburgo, Carlisle: El Estandarte de la Verdad, 2013), pp. 223-225.

Reflexiones para la Jornada de Reflexión: ¿Es Lícito Hacer las Elecciones en Domingo y Votar en Ellas?

Elecciones interrogan te

El próximo domingo tenemos en España las elecciones municipales y autonómicas. Pero hubo un tiempo en España donde las elecciones no se hacían en domingo, Día del Señor. Las elecciones generales de 1977, las primeras de la Democracia, se celebraron un 15 de junio, miércoles. Las siguientes, el 28 de octubre de 1982, en jueves, en las que se alzó con el poder el partido socialista, poder que mantendría incólume durante los siguientes 14 años. Las elecciones generales de 1986, el 22 de junio, ya se harían en domingo, exponente más del “cambio” prometido por el partido socialista en la campaña anterior. A partir de entonces, invariablemente las elecciones se hacen en domingo en España.

Con el tiempo, nos hemos ido acostumbrando fatalmente a que las elecciones se hagan en domingo, sin plantearnos si siempre fue así o, sobre todo, si tiene que ser así. ¿Es el domingo (Día del Señor, como su nombre mismo indica) el día en el que se tienen que celebrar unas elecciones? ¿No es deshonrar públicamente al Señor que las autoridades pasen a considerar este día como uno más, o el día más apropiado para hacerlas porque la mayoría de la población no trabaja en él? En muchos países del mundo occidental las elecciones todavía se hacen entre semana (recientemente, las del Reino Unido se hicieron en jueves). ¿Por qué no se puede hacer así en España? ¿Es más democrático hacerlo en domingo que en jueves?

Dicho claramente, que se hagan las elecciones en domingo en España es un pecado instaurado por los gobernantes (uno más de tantos), en su día por el partido socialista, pero que nadie posteriormente ha querido modificar.

¿Tenemos que participar los cristianos en unas elecciones en domingo? Lo hemos venido haciendo por mucho tiempo, sin plantearnos si esto está bien delante del Señor. Pero si hacer las elecciones en domingo, por parte de las autoridades, es un pecado, el participar en ellas, invariablemente, no puede ser otra cosa que participar en este pecado.

Como decíamos, por largo tiempo los cristianos lo hemos venido haciendo, sin plantearnos si está bien, pero también sin decir a las autoridades que están pecando contra Dios y que, por consiguiente, no le están haciendo ningún bien a la nación profanando y haciendo profanar el Día del Señor. Los pastores, también, hemos fallado por largos años, no alertando de este pecado a los creyentes, o participando de las mismas elecciones, sin más. Hablo por mí mismo, en primera persona. Pero es hora de arrepentirnos de este pecado, hermanos.

Porque desecharon mis decretos, y no anduvieron en mis estatutos, y mis días de reposo profanaron (Ezequiel 20:16).

Si todos los creyentes dejasen de participar en las elecciones en domingo, si todas las iglesias protestantes clamasen por la celebración de las elecciones en otro día de la semana, todavía habría esperanza de que este pecado se pudiera corregir. Pero si nada de esto hacemos, lo que es seguro es que nada cambiará. Sea como fuere, los cristianos tenemos que decir con claridad, con nuestras palabras y actos, que el domingo es del Señor.