Etiquetado: Geerhardus Vos

Lo que la Circuncisión Realmente Significaba (Justo lo Contrario de lo que Normalmente se Cree), por Geerhardus Vos

Geerhardus_Johannes_Vos_(1862–1949)

Dos hechos son significativos para comprender doctrinalmente la circuncisión: primero, fue instituida antes del nacimiento de Isaac; segundo, en la revelación que la acompañaba sólo se hacía referencia a la segunda promesa, relativa a la numerosa posteridad. Estos dos hechos juntos muestran que la circuncisión tiene que ver con el proceso de propagación. No en el sentido de que el acto [de la propagación] sea en sí mismo pecaminoso, pues no hay rastro de esto en ninguna parte del Antiguo Testamento. No es el acto, sino el resultado, es decir, la naturaleza humana, lo que es impuro y tiene necesidad de purificación y recibir cualificación. Es por eso que la circuncisión no era aplicada, como entre los paganos, a los jóvenes ya crecidos, sino a los infantes en el octavo día. La naturaleza humana es impura y está descualificada desde su mismo origen. El pecado, por consiguiente, es un asunto de la raza y no sólo del individuo. Se tiene que insistir especialmente en la necesidad de cualificación bajo el Antiguo Testamento. En aquel tiempo, las promesas de Dios tuvieron una referencia próxima a lo temporal, a las cosas naturales. Se daba el peligro, así, de que se pudiera entender que la descendencia natural era poseedora de la gracia de Dios. La circuncisión enseña que la descendencia física de Abraham no es suficiente para hacer verdaderos israelitas. La impureza y la descualificación de la naturaleza deben ser quitadas. Hablando en un sentido dogmático, por tanto, la circuncisión representa la justificación y regeneración, más la santificación (Romanos 4:9-12; Colosenses 2:11-13).

Geerhardus Vos, Biblical Theology, (Edimburgo: Banner of Truth, 2012), p. 90.

¿Avergonzado de las Tiendas de Sem? Las Raíces Semíticas del Culto Cristiano; por J. G. Vos.

J.G. Vos

Johannes Geerhardus Vos (1903-1983) fue pastor reformado presbiteriano en EEUU durante el siglo XX, e hijo del teólogo y profesor en el seminario de Princeton Geerhardus Vos (1862-1949), quien hoy es considerado como el padre de la teología bíblica moderna. De hecho, la obra magna de Geerhardus Vos, Biblical Theology: Old and New Testaments (Eerdmans, 1948), fue publicada gracias al esfuerzo y trabajo duro de su hijo, J.G. Vos.

Precisamente, en este artículo, que gira en torno al canto de los Salmos, se oyen muy claramente los ecos de la enseñanza de su padre, acerca de la naturaleza objetiva de la redención y revelación bíblica. Espero que disfruten de su lectura. 

 

“Engrandezca Dios á Jafet, Y habite en las tiendas de Sem”, Génesis 9:27. (1)

El erudito alemán Delitzsch comentó que todos somos Jafettianos que vivimos en las tiendas de campaña de Sem. La profecía pronunciada por Noé fue que Dios agrandaría a Jafet, y que Jafet habitaría en las tiendas de Sem. En el idioma hebreo, habitar en las tiendas de alguien significa ser el heredero de la riqueza y el patrimonio de esa persona. Sigue leyendo