Sobre la Ley de Dios, por François Turretin (4)

II. Segunda cuestión

De la naturaleza de la ley moral 

Los preceptos del Decálogo, ¿son de derecho natural e indispensables?

 

Nosotros lo  afirmamos.

I. Acerca de la ley moral se pueden plantear cuatro preguntas.

1) ¿Cuál es su naturaleza?

2) ¿Cuáles son sus partes?

3) ¿Cuál es su uso?

4) ¿Ha sido abrogada?

En cuanto a su naturaleza, se habla de su inmutabilidad y de su perfección; acerca de sus partes, se habla acerca del reparto de sus preceptos y de su significado real; acerca de su uso, se pregunta si es absoluto o relativo, en función de los diversos estados del hombre (estado de naturaleza, de pecado o de gracia); en cuanto a abrogación, en qué medida se puede decir que ella ha sido o no abrogada.

El estado de la cuestión de la naturaleza de la ley moral

Si existe un derecho natural y necesario

Seguir leyendo

Sobre la Ley de Dios, por François Turretin (3)

Las pruebas de la ley natural

1. Por la Escritura

XII. Los argumentos que demuestran la existencia de tal ley natural son numerosos. Por la voz de la Escritura, que afirma que “cuando los gentiles que no tienen ley –es decir, los escritos de Moisés, a diferencia de los Judíos– hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos” (Rom 2:14-15). Y “lo que de Dios se conoce” se dice que es manifiesto a los gentiles, “pues Dios se lo manifestó” (Rm 1,19). Pero ¿cómo se puede decir que esta verdad es revelada a los gentiles, si esto dependiera exclusivamente de la voluntad del hombre, y que no estuviera en ellos por naturaleza e impreso y fijado en ellos por Dios?

A pesar de que no poseen la ley, ellos cumplen lo que está contenido en la ley, no en virtud de una doctrina o de una enseñanza previa, sino por naturaleza, de manera que son ley para sí mismos. Llevan su corazón la obra de la ley, a la que su conciencia da testimonio, aprobando o condenando sus acciones buenas o malas.

Seguir leyendo

Sobre la Ley de Dios, por François Turretin (2)

(parte 1)

“Natural” se entiende en un sentido amplio o estricto

V. La ley natural se entiende de dos maneras:

– O bien en un sentido amplio e impersonal, en la medida que se extiende a los objetos inanimados y brutos, y donde no implica nada más que el muy sabio gobierno de la providencia divina sobre las criaturas, la cual los dirige muy eficazmente hacia sus fines, en el sentido usado por el Salmo 119:91. Se trata aquí del movimiento celeste y la estabilidad terrestre: “Por tu ordenación subsisten todas las cosas hasta hoy, pues todas ellas te sirven” y “Los hizo ser eternamente y para siempre; les puso ley que no será quebrantada” (Sal 148:6). En este último texto, se habla de las obras de la creación: por esta ley, las plantas crecen, las bestias se reproducen y cada animal posee sus deseos que le son propios y sus instintos espontáneos.

– O bien, por ley natural, se entiende estricta y propiamente las normas prácticas de los derechos morales, a los que los hombres se ven obligados por naturaleza. En lo que respecta a esta ley, se plantea la cuestión de saber si existe una ley natural divina, reconocida como norma de lo que es justo o injusto, del bien o del mal, anteriormente a las leyes humanas, o si la justicia y la virtud dependen únicamente de la voluntad del hombre y resultan del consenso de la sociedad humana. Los ortodoxos dicen lo primero que hemos dicho; los libertinos, lo último.

Seguir leyendo

Sobre la Ley de Dios, por François Turretin (1)

Sobre la ley de Dios

Onceavo locus de

La Institutio Theologiae Elencticae

(cuestiones 1 a 6)

François TURRETIN*

 

Primera cuestión

            Si existe una ley natural, y en qué se diferencia de la ley moral

Segunda cuestión

            Sobre la naturaleza de la ley moral

Tercera cuestión

            Sobre la perfección de la ley moral

Cuarta cuestión

  Si se puede añadir algo a la ley a manera de consejo

Quinta cuestión

  Sobre la división de los preceptos del Decálogo

Sexta cuestión

            Sobre las reglas de explicación y observación del Decálogo

Seguir leyendo