Afirmación 2010 (Texto en Español)

[He aquí el texto en español de la “Afirmación 2010. Recordad -especialmente los pastores- que se puede firmar la Afirmación aquí ]

En vista de la actual oposición violenta del adversario de Dios y del hombre, y la evidente confusión y grave alejamiento de la Verdad Bíblica en la Iglesia profesante, creemos nuestro deber hacer una solemne afirmación de la doctrina que procuramos firmemente creer y enérgicamente mantener. Se sobrentiende que esta afirmación no cubre todos los dogmas de la fe una vez entregada a nosotros, sino que aquí se hace declaración y se hace hincapié, a la doctrina que se está siendo especialmente atacada en el presente. Consciente, como ciertamente lo somos, de nuestra propia gran debilidad, y dependiendo como siempre del apoyo y la fuerza de nuestro fiel Dios, unidos hacemos un testimonio solemne y público de la verdad de vital importancia, mientras que al mismo tiempo, rechazamos con firmeza los errores y las novedades que son contrarias a ellas. Hacemos un llamamiento a todos los que aman la Verdad a sumarse a nosotros para hacer esta formal afirmación formal de Fe, y rogamos a Dios que la utilice para el derrocamiento de la falsa doctrina y práctica.

“Porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él”.

Isaías 59:19

1. La Infalibilidad de la Escritura

Afirmamos que Dios ha revelado sobrenaturalmente al hombre una verdad objetiva. La revelación general viene a través del universo que Dios ha hecho 1 y por medio de la naturaleza del hombre, creado a imagen de Dios. 2 Pero la revelación especial ha sido dada en una variedad de maneras (por ángeles, sueños, voces, etc.), culminando en la revelación de Dios en Cristo, la cual es perfecta y completa. 3 Seguir leyendo

El Sumo Sacerdote Jesucristo

El segundo oficio que ejecuta Jesucristo para el creyente es el de Sacerdote. Principalmente lo ejecuta para con Dios. El sufrimiento y muerte en sacrificio de Jesucristo es la satisfacción por el pecado. La obra del Sumo Sacerdote celestial la presenta en el cielo para su pueblo. Es muy importante tener las ideas claras en cuanto a este artículo de la fe.

Escuche el estudio bíblico en mp3 aquí. [Catecismo Menor de Westminster, p. 25]

Jesucristo, Nuestro Profeta

Tengo la impresión que este estudio es más importante de lo que pueda parecer a primera vista. Partimos del hecho de que, efectivamente, Jesucristo es nuestro Profeta, el Profeta por excelencia, el Profeta con mayúsculas. A continuación vemos cómo Él ha ejercido como nuestro Profeta en el Antiguo Testamento, en el Nuevo Testamento y ahora también, Él nos habla desde los cielos (Hebreos 12:25).

La pregunta a considerar es ésta: ¿tiene el orden de los tres oficios de Cristo (Profeta, Sacerdote y Rey) alguna importancia? ¿Podría ser que, normalmente, nosotros evangélicos invirtamos este orden, no poniendo el oficio de Profeta en primer lugar? Sin embargo, si no somos enseñados por Dios en las cosas que pertenecen a la salvación, no vamos a poder creer en su oficio sacerdotal y ni mucho menos someternos a su oficio regio.

Planteándolo en términos prácticos: ¿se han de convertir para luego ser enseñados, o han de ser enseñados para que se conviertan?

Las consecuencias de esta inversión resultan evidentes, incluso llegan a ser de gran escala. Con el orden de oficios invertido, por lo pronto desligamos la evangelización de la enseñanza. Sin embargo, en la Biblia, aun en la llamada “Gran Comisión” (Mateo 28:19-20) vemos que la misión y la evangelización precisamente está concebida en términos de enseñanza. El ser enseñados por Dios es aun una de las promesas de la Nueva Alianza o Pacto de Gracia (Hebreos 8:10-11). Así, por lo tanto, esta enseñanza que es previa a la conversión es la que la Iglesia, como medio e instrumento en las manos del Señor, ha de proporcionar a las personas comprendidas en la administración del Pacto de Gracia, para que ellas lleguen así a la salvación.

Enfocar las cosas de esta manera comenzará a corregir bastantes puntos de vista defectuosos no sólo en cuanto a la salvación, sino también al ministerio de la Iglesia.

Puede escuchar el estudio bíblico en mp3 pulsando aquí. [Catecismo Menor de Westminster, p. 24]

Elección y Pacto de Gracia

Sin duda, la doctrina bíblica de la elección divina es rechazada, o bien pervertida, por la mayoría del pueblo evangélico. Asimismo, la doctrina del Pacto de Gracia está ampliamente ignorada y, en la práctica, no se le presta ninguna atención. Sin embargo, ambas doctrinas, que están íntimamente relacionadas, son dos de los mayores fundamentos de la Reforma. Son vitales para la fe del creyente.

Presentamos un estudio bíblico acerca de estas dos doctrinas, siguiendo el Catecismo Menor de Westminster (pregunta 20).