Etiquetado: Contrición perfecta

El Problema del “Preparacionismo”

Una de las tareas más interesantes en teología, de mayor importancia a la vez que más difíciles de hacer, es conseguir la traslación de nociones corrientes en la teología papista o católica-romana, a sus posibles equivalentes en teología protestante o evangélica. Disponemos de un amplio vocabulario compartido en las doctrinas que nos son comunes (por ejemplo, la de la Trinidad) pero en terrenos en los que divergimos (por excelencia, el de la gracia) hay ocasiones en las que se da una diferencia de nombres –de ahí, precisamente, la dificultad– para nombrar unos conceptos que pueden considerarse análogos o hasta comunes.

Tomemos el caso de la doctrina del arrepentimiento. En la teología romanista, este es llamado normalmente como “penitencia” y se le concibe básicamente como una obra de la Iglesia por la cual se transmite gracia a los pecadores arrepentidos, de ahí que se le considere incluso como un “sacramento”. Entre las obras que los pecadores han de hacer para recibirlo, destaca principalmente –además de la confesión, que no consideramos aquí– la llamada “contrición”. ¿En qué consiste esta contrición? La enseñanza del Concilio de Trento, recogida por el actual Catecismo, la define como:

“un dolor en el alma y una detestación del pecado cometido con la resolución de no volver a pecar” (Cc de Trento: DS 1676; citado en Catecismo 1451).

Seguir leyendo

Anuncios