Etiquetado: Bautismo de niños

Sermón del Domingo (29-07-2012)

CULTO DE LA MAÑANA (MIRANDA)

Romanos 15:7-13, “La grandeza de la obra de Cristo” 

Para escuchar en línea o descargar, pulse AQUÍ

[vimeo https://vimeo.com/47298078]

CULTO DE LA TARDE (BILBAO)

1 Juan 1:8-10, “Reconocer nuestro pecado”

Para escuchar en línea o descargar, pulse AQUÍ

Anuncios

Sermón del Domingo (06-11-2011)

CULTO DE LA MAÑANA

Hechos 2:38-39, “El bautismo de niños: Provisión de gracia para los hijos de creyentes”

Para escuchar en línea o descargar, pulse AQUÍ

CULTO DE LA TARDE

Éxodo 20:13, “No matarás” (Catecismo de Heidelberg, domingo 40)

Para escuchar en línea o descargar, pulse AQUÍ

Soy Pastor Evangélico y Creo en las Doctrinas Reformadas, ¿Qué Puedo Hacer?

Retomo, por ser una cuestión extremadamente importante para nuestros días, el comentario del hermano Morgan y mi respuesta en el reciente artículo El silencio de los pastores cripto-reformados.

Por un lado, como dije en mi comentario de respuesta, el pastor se halla bajo el deber de conciencia ante el Señor de predicar y enseñar conforme a la verdad de la Palabra de Dios (en este sentido va también el comentario del hermano Eduardo).

La idea, en principio, puede causar algo de respeto. Pero atención a este punto: si el pastor llega al convencimiento de las doctrinas de la Reforma, no se trata de un punto particular, individual, una novedad del pastor que, por ser tal, se tiene que tomar con mucha precaución y reservas. ¡Se trata, nada menos, de una confesión de fe histórica de la Iglesia del Señor Jesucristo! El pastor, al menos interiormente, se suma a ella y adhiere a la misma. Por todo ello, hay un plus de seguridad, pero también de responsabilidad, en cuanto al tener que enseñarla.

Pero, por otro lado, tal como avancé en mi artículo y se hizo patente en los comentarios, entrar a predicarla, sin más, sería una operación absolutamente suicida, tanto con respecto a la propia congregación como de cara a la denominación.

Por supuesto, el pastor siempre tiene como primera opción la de desistir de entrada de introducir la doctrina de la Reforma en su congregación, para irse a servir directamente en un ámbito reformado. Personalmente, este fue mi caso. Avanzo que no tengo queja alguna de la denominación en la que entonces servía o de mi propia congregación. Pero también creo que el resultado se debió mucho a mi juventud e inexperiencia en aquel entonces. En todo caso, es mejor salir que dejar por el camino una iglesia destrozada.

Eso es, normalmente, lo que ocurrirá si se intenta introducir la doctrina de la Reforma en una congregación “a las bravas”, sin antes introducir previamente las condiciones necesarias para un cambio de tal magnitud. La teología reformada de las “causas segundas” aquí es fundamental. Producir un cambio significativo sin previamente proveerse de las condiciones y medios necesarios es algo perteneciente a la categoría de “milagros”. Estos pueden existir (no somos naturalistas) pero no es lo que normalmente ocurre (de ahí, precisamente, que sean “milagros”). Sin estas “causas segundas” (condiciones), y sin mediar milagros, el desastre está asegurado.

Lo que sigue son mis consejos al respecto:

Seguir leyendo

El Silencio de los Pastores “Cripto-Reformados”

Fue en mis tiempos de seminario cuando conocí la expresión “cripto-bautista” (del griego kruptos, “escondido”), para referirse a pastores, normalmente en las iglesias reformadas, que escondían sus convicciones bautistas. Debo decir que, en realidad, nunca conocí a ninguno, y de haberlo habido, ciertamente lo hubiera tenido muchísimo más fácil para acabar ejerciendo un ministerio pastoral en el mundo evangélico que uno en la situación contraria. Porque, ciertamente, el pastor en iglesia evangélica que llegue a las convicciones reformadas en cuanto al bautismo infantil tendrá que afrontar, si es coherente con ellas, una situación que, siendo moderados, podemos calificar de muy delicada, y siendo realistas, de sencillamente aterradora.

Imaginémonos, sino, el cuadro. Pastor de media edad (40-50 años) con familia a su cargo, que desempeña el ministerio en una concurrida iglesia… Seguir leyendo

¿Se tiene que bautizar a los hijos de los creyentes?

¿Se tiene que bautizar a los hijos de los creyentes? Es decir, ¿hay que bautizarlos cuando son recién nacidos? No es exagerado afirmar que en España, el 99% de los creyentes evangélicos son de tipo bautista. Así que, si hacemos esta pregunta en España a los evangélicos, un 99% de los mismos nos van a responder un tajante y rotundo “¡NO!” Y si les preguntamos por qué razón no se les tiene que bautizar, la respuesta más común va a ser, sin duda, que “porque así lo hace la iglesia católica” –es decir, dicha por su nombre, con propiedad, papista–.

Hemos de decir, de entrada, que esta respuesta nos parece muy equivocada. Los evangélicos no nos tenemos que guiar por lo que hace o deja de hacer la iglesia papista en lo que creemos, practicamos o decimos al mundo. Muchas veces pienso que a los evangélicos nos pasa lo mismo que a los papistas, pero al revés. Para estos, el criterio de verdad último es “lo que dice la Iglesia”. Para nosotros, la verdad siempre ha de ser lo contrario de lo que dice la iglesia papista. En uno u otro caso, la verdad está definida en relación con la iglesia dominada por el “papa”; ella es así, de una u otra manera, el referente y la guía de la verdad. ¡Flaco favor nos hacemos los evangélicos al pensar así! ¡Nuestro referente último ha de ser siempre la Palabra de Dios, y es en base a ella que hemos de enjuiciar todas las cosas, en todo lugar!

Pero tenemos que decir, además, que esta respuesta nos parece muy equivocada porque, según la Palabra de Dios, los hijos de los creyentes en Jesucristo no sólo pueden sino que deben recibir el bautismo. No tenemos problema alguno en afirmar que ella es una práctica bíblica. Pero, es más, no vacilamos en calificarla y presentarla a los demás como UNA ORDENANZA DE DIOS.

Seguir leyendo

Sermón del Domingo (03-07-2011)

CULTO DE LA MAÑANA

Romanos 8:26-27, “La ayuda de Dios en la oración”

Para escuchar en línea o descargar la predicación, pulse AQUÍ

 

CULTO DE LA TARDE

Efesios 5:25-26, “¿Se tiene que bautizar a los hijos de los creyentes?”

Para escuchar en línea o descargar la predicación, pulse AQUÍ