Categoría: Reforma Hoy

El Affaire Homosexualidad-CLIE Finaliza en Tablas

En la era de internet, las noticias y escándalos vienen y se van como pasan los trenes AVE por la meseta. A toda velocidad. Y eso es lo que ocurrió con la noticia que dábamos la semana pasada, acerca del artículo favorable a la homosexualidad publicado por CLIE en su obra “Diccionario Enciclopédico de la Biblia”.

En la primera mitad de la semana, el escándalo desembocó en una iniciativa de boicot a CLIE, iniciativa difundida en las redes sociales. La magnitud en muy poco tiempo de dicho boicot fue verdaderamente impresionante: en pocos días alcanzó la friolera de ¡1,2 millones de personas! Cosas de internet.

Y a finales de la semana, la editorial CLIE reaccionó con un comunicado, difundido también por las redes sociales, en el que, además de defenderse contra las acusaciones, aclaró una serie de cosas:

1) que Alfonso Ropero no fue el autor de dicho artículo, sino un teólogo norteamericano, Tom Hanks (sí, como el actor), a quien por otra parte CLIE también publicó el mismo año (2013) un libro que defendía las más radicales tesis a favor de la homosexualidad;

2) que el artículo de Hanks sólo apareció en su forma original en la primera edición del “Diccionario”, y que fue corregido en las ediciones posteriores;

3) que el subversivo libro de Hanks fue descatalogado por la editorial.

De esta manera, el escándalo de la semana pasada ahora ya parece formar parte del pasado, diríamos que con este resultado general: una parte del mundo evangélico ha hecho sonar todas las alarmas en cuanto al rumbo de la editorial, y por su parte, CLIE, que tiene muchas tablas, posiblemente haya salvado la cara en este asunto. No hay vencedores, no hay vencidos. Como, por otra parte, era de esperar al principio. Ya avanzaba la semana pasada mis dudas ante este tipo de acciones.

Evidentemente, las explicaciones de CLIE no resuelven la cuestión de cómo es posible que llegasen a ofrecer el artículo en cuestión a Hanks y le publicasen encima un libro. Esto no se hace de manera inadvertida o por descuido, sino que fue una decisión consciente tomada por los órganos responsables. Y parece indicar una voluntad determinada de un alineamiento progresivo de la editorial con el liberalismo teológico, máxime teniendo en cuenta que recientemente ha publicado otro libro, en el que se ataca la inerrancia y autoridad de la Biblia, de cuyo nombre no quiero acordarme.

La respuesta de la editorial CLIE a tales cuestiones tal vez quede englobada en la declaración de su comunicado, la que dice que la editorial “no tiene posiciones dogmáticas establecidas”.

En definitiva, y a modo también de autocrítica y como ejercicio de realismo, sería bueno que los evangélicos nos diéramos cuenta de una serie de cosas:

primero, que el llamado “mundo evangélico”, desgraciadamente, no es una Iglesia, sino un conglomerado, una constelación eclesial vagamente entrelazada entre sí, con una unión más institucional que doctrinal y espiritual;

segundo, que los objetivos de una editorial, regida con criterios de empresa, no son, en principio, doctrinales y espirituales, sino económicos;

tercero, que una editorial, regida con criterios de empresa, no contempla el “mundo evangélico” como una Iglesia, sino como un mercado, por lo que no busca su transformación, en el sentido de la reforma bíblica y confesional, sino que trata de adaptarse lo más que pueda al mismo.

Con lo cual, inevitablemente, a la corta o a la larga, se llega a dar carta de naturaleza al liberalismo teológico, hasta que este, por la fuerza de los hechos en las sociedades modernas (ver mi artículo anterior sobre el error del liberalismo, sobre todo las tres últimas tesis), acaba siendo la fuerza dominante (en inglés, mainstream) en todas las corrientes y denominaciones.

Es la gran tragedia del protestantismo en los últimos dos siglos, hasta que se llega al final del camino: cuando el “mundo evangélico” tiene más de mundo que de evangélico. Hasta que finalmente agoniza doctrinal, espiritual y numéricamente hablando, a imagen de las iglesias históricas liberales.

Por acabar con una nota positiva, de esperanza, todo esto demuestra que sigue en pie la necesidad de una reforma bíblica y confesional de la Iglesia (en singular). El mantenimiento del “mundo evangélico”, tal como se ha conocido hasta el momento, no es ni ha de ser nuestro objetivo. A pesar de lo que nos dicen, no somos nosotros los conservadores, no, sino los radicalmente subversivos –nosotros, sí– del orden evangélico instituido. Los conservadores del mismo son otros. Los que lo dirigen en todos sus ámbitos, en los que abundan liberales y progresistas.

Así están las cosas, pues. El “mundo evangélico” es –sigue siendo, nunca dejó de ser– un campo para la Reforma. Ancho, árido y extrañamente hermoso, como las tierras de Castilla, por las que pasa el AVE.

 

 

Anuncios

Conferencias “Reforma 500” (10-13 mayo 2017)

Lutherstadt_Wittenberg_09-2016_photo06-1

Puerta de la Schosskirche, donde Luter clavó las 95 tesis

 

El 31 de octubre de 1517, Martín Lutero clavaba las 95 Tesis en la puerta de la iglesia del palacio de Wittemberg. Comenzó así la Reforma protestante, uno de los acontecimientos más transcendentales de la historia de la humanidad, que marcaría decisivamente la vida de la iglesia y de la sociedad de los países europeos durante siglos. Sus profundos efectos se han visto incluso, por reacción, en aquellos países en los que no triunfó.
500 años después, y a pesar del crecimiento del modernismo teológico o el falso ecumenismo, el mensaje de la Reforma sigue plenamente vigente. En la actualidad, una parte significativa del mundo evangélico se está volviendo, en distintos grados, al mensaje y práctica originales de la Reforma. ¿Qué es lo que la Reforma del siglo XVI nos puede enseñar para este movimiento en la actualidad? ¿Cómo proceder la Reforma en nuestros países hispanohablantes hoy?
El ciclo de conferencias, CONFERENCIA 500, tiene como lema: 
Aprendiendo del Pasado. Preparando para el Presente. Esperanza para el futuro”.

Conferencia 500 es un acto organizado por los seminarios Academia de Teología Reformada y American Institute of Theology, con la participación y colaboración de ministros de la Free Church of Scotland, Continuing.

 

PLAZAS LIMITADAS. Más información, pulsando el enlace

¿Qué Pasó Realmente en el Referéndum de Irlanda? Testimonio de Una Creyente

800px-MarriagEquality_Dublin (Kaihsu Tai)

El pasado sábado, 23 de mayo, Irlanda aprobó en referéndum modificar la Constitución para permitir el llamado “matrimonio” homosexual. Sorprendente noticia, tratándose de la muy papista Irlanda. No tanto, por el más que previsible y no muy sofisticado grado de presión y manipulación por parte de la campaña del Sí. Me acuerdo, sin ir más lejos, de uno celebrado en España, hace casi 30 años…

Por su interés, reproducimos el testimonio de una creyente irlandesa acerca del cómo y porqué, como era de esperar, ganó el Sí en el referéndum.

Todos los partidos políticos, todos los medios de comunicación, todas las ONG’s, ríos de millones de magnates americanos, las “celebridades” en pleno, todos, todos apoyando al Sí. Llamativa unanimidad, tratándose del régimen que exalta precisamente la “diversidad”.

Estaba claro que el referéndum se iba a aprobar, sí o sí. Irlanda no se podía “salir del redil” occidental. En todas las dictaduras también se han celebrado referéndums. Visto lo visto, uno más.

Les dejo con el testimonio:

Sigue leyendo

Reflexiones para la Jornada de Reflexión: ¿Es Lícito Hacer las Elecciones en Domingo y Votar en Ellas?

Elecciones interrogan te

El próximo domingo tenemos en España las elecciones municipales y autonómicas. Pero hubo un tiempo en España donde las elecciones no se hacían en domingo, Día del Señor. Las elecciones generales de 1977, las primeras de la Democracia, se celebraron un 15 de junio, miércoles. Las siguientes, el 28 de octubre de 1982, en jueves, en las que se alzó con el poder el partido socialista, poder que mantendría incólume durante los siguientes 14 años. Las elecciones generales de 1986, el 22 de junio, ya se harían en domingo, exponente más del “cambio” prometido por el partido socialista en la campaña anterior. A partir de entonces, invariablemente las elecciones se hacen en domingo en España.

Con el tiempo, nos hemos ido acostumbrando fatalmente a que las elecciones se hagan en domingo, sin plantearnos si siempre fue así o, sobre todo, si tiene que ser así. ¿Es el domingo (Día del Señor, como su nombre mismo indica) el día en el que se tienen que celebrar unas elecciones? ¿No es deshonrar públicamente al Señor que las autoridades pasen a considerar este día como uno más, o el día más apropiado para hacerlas porque la mayoría de la población no trabaja en él? En muchos países del mundo occidental las elecciones todavía se hacen entre semana (recientemente, las del Reino Unido se hicieron en jueves). ¿Por qué no se puede hacer así en España? ¿Es más democrático hacerlo en domingo que en jueves?

Dicho claramente, que se hagan las elecciones en domingo en España es un pecado instaurado por los gobernantes (uno más de tantos), en su día por el partido socialista, pero que nadie posteriormente ha querido modificar.

¿Tenemos que participar los cristianos en unas elecciones en domingo? Lo hemos venido haciendo por mucho tiempo, sin plantearnos si esto está bien delante del Señor. Pero si hacer las elecciones en domingo, por parte de las autoridades, es un pecado, el participar en ellas, invariablemente, no puede ser otra cosa que participar en este pecado.

Como decíamos, por largo tiempo los cristianos lo hemos venido haciendo, sin plantearnos si está bien, pero también sin decir a las autoridades que están pecando contra Dios y que, por consiguiente, no le están haciendo ningún bien a la nación profanando y haciendo profanar el Día del Señor. Los pastores, también, hemos fallado por largos años, no alertando de este pecado a los creyentes, o participando de las mismas elecciones, sin más. Hablo por mí mismo, en primera persona. Pero es hora de arrepentirnos de este pecado, hermanos.

Porque desecharon mis decretos, y no anduvieron en mis estatutos, y mis días de reposo profanaron (Ezequiel 20:16).

Si todos los creyentes dejasen de participar en las elecciones en domingo, si todas las iglesias protestantes clamasen por la celebración de las elecciones en otro día de la semana, todavía habría esperanza de que este pecado se pudiera corregir. Pero si nada de esto hacemos, lo que es seguro es que nada cambiará. Sea como fuere, los cristianos tenemos que decir con claridad, con nuestras palabras y actos, que el domingo es del Señor.

Cómo Reconocer a un Pastor/Teólogo Liberal

Sherlock Holmes

En el año 1753, el pastor presbiteriano escocés John Witherspoon escocés escribió una sátira llamada Ecclesiastical Characteristics (Caracterizaciones eclesiásticas) en contra de los pastores “moderados” dentro de la iglesia; sátira que, mutatis mutandis, puede perfectamente ser aplicada a todos los liberales de todos los tiempos y lugares, habidos y por haber.

Sigue leyendo

Encuesta: Si Triunfase la Reforma, ¿Qué Se Tendría Que Hacer Con La Navidad?