Categoría: Cultura Actual

Reflexiones para la Jornada de Reflexión: ¿Es Lícito Hacer las Elecciones en Domingo y Votar en Ellas?

Elecciones interrogan te

El próximo domingo tenemos en España las elecciones municipales y autonómicas. Pero hubo un tiempo en España donde las elecciones no se hacían en domingo, Día del Señor. Las elecciones generales de 1977, las primeras de la Democracia, se celebraron un 15 de junio, miércoles. Las siguientes, el 28 de octubre de 1982, en jueves, en las que se alzó con el poder el partido socialista, poder que mantendría incólume durante los siguientes 14 años. Las elecciones generales de 1986, el 22 de junio, ya se harían en domingo, exponente más del “cambio” prometido por el partido socialista en la campaña anterior. A partir de entonces, invariablemente las elecciones se hacen en domingo en España.

Con el tiempo, nos hemos ido acostumbrando fatalmente a que las elecciones se hagan en domingo, sin plantearnos si siempre fue así o, sobre todo, si tiene que ser así. ¿Es el domingo (Día del Señor, como su nombre mismo indica) el día en el que se tienen que celebrar unas elecciones? ¿No es deshonrar públicamente al Señor que las autoridades pasen a considerar este día como uno más, o el día más apropiado para hacerlas porque la mayoría de la población no trabaja en él? En muchos países del mundo occidental las elecciones todavía se hacen entre semana (recientemente, las del Reino Unido se hicieron en jueves). ¿Por qué no se puede hacer así en España? ¿Es más democrático hacerlo en domingo que en jueves?

Dicho claramente, que se hagan las elecciones en domingo en España es un pecado instaurado por los gobernantes (uno más de tantos), en su día por el partido socialista, pero que nadie posteriormente ha querido modificar.

¿Tenemos que participar los cristianos en unas elecciones en domingo? Lo hemos venido haciendo por mucho tiempo, sin plantearnos si esto está bien delante del Señor. Pero si hacer las elecciones en domingo, por parte de las autoridades, es un pecado, el participar en ellas, invariablemente, no puede ser otra cosa que participar en este pecado.

Como decíamos, por largo tiempo los cristianos lo hemos venido haciendo, sin plantearnos si está bien, pero también sin decir a las autoridades que están pecando contra Dios y que, por consiguiente, no le están haciendo ningún bien a la nación profanando y haciendo profanar el Día del Señor. Los pastores, también, hemos fallado por largos años, no alertando de este pecado a los creyentes, o participando de las mismas elecciones, sin más. Hablo por mí mismo, en primera persona. Pero es hora de arrepentirnos de este pecado, hermanos.

Porque desecharon mis decretos, y no anduvieron en mis estatutos, y mis días de reposo profanaron (Ezequiel 20:16).

Si todos los creyentes dejasen de participar en las elecciones en domingo, si todas las iglesias protestantes clamasen por la celebración de las elecciones en otro día de la semana, todavía habría esperanza de que este pecado se pudiera corregir. Pero si nada de esto hacemos, lo que es seguro es que nada cambiará. Sea como fuere, los cristianos tenemos que decir con claridad, con nuestras palabras y actos, que el domingo es del Señor.

Anuncios

Geopolítica del Matrimonio Homosexual

Podemos verla en el siguiente mapa:

Leyes sobre homosexualidad en el mundo

Explicación mapa

Parece claro, pues, que el llamado “matrimonio homosexual” ha venido a ser sinónimo de mundo Occidental. Representa no sólo sus valores, sino también, con bastante precisión, su orientación económica o incluso militar. ¿Se podría hablar incluso de que es uno de sus “buques insignia” en la actualidad?

Frente al mismo, se encuentran los países musulmanes y Rusia, en los que la práctica de la homosexualidad es objeto de restricciones (de expresión en Rusia, y penada en distintos grados en los países musulmanes).

Hay un tercer grupo (China, Japón, en algunos países de la antigua Europa del Este, Italia y en algunos países de Centro y Sudamérica) que, sin restringir la práctica de la homosexualidad, todavía no la reconocen legalmente.

Parece evidente, por tanto, que el llamado “matrimonio homosexual” se ha convertido en una poderosa arma propagandística  que hace avanzar las posiciones occidentales en el escenario mundial.

Y sí, como tal se ha usado. Un botón de muestra: no hay más que pensar en el revuelo ocurrido en agosto del 2013 por los atletas, durante los Campeonatos Mundiales de Atletismo en Rusia, acerca de los homosexuales, a las que se dio el curso mediático correspondiente. Protestas que, como las del senador norteamericano McCain en el diario ruso Pravda (septiembre de 2013), se mezcla de todo un poco (desde Putin hasta los homosexuales, pasando por las “Pusy Riot”)… Hasta llegar a las protestas de unas semanas atrás,  también durante la celebración de unos Juegos Olímpicos en Rusia. Pero los Juegos Olímpicos eran de invierno, y las protestas, en Ucrania.

Mapa del Aborto en Europa

Dicen que una imagen vale más que mil palabras.

Estos son los mapas del aborto en Europa, publicados por William Robert Johnston

mapeuropeabrate

Ahora, por regiones

mapeuropeabrate3big

Lo más evidente:

– los más abortistas son los ex-países comunistas.

– los menos abortistas son (con la excepción de Bosnia-Herzegobina) los más católicos: Polonia, Austria y Portugal.

– los más abortistas en Europa Occidental son: Gran Bretaña, Francia y Países Nórdicos (a excepción de Finlandia).

– las regiones más abortistas en España son Madrid, Málaga, Gerona y (sorprendentemente) Huesca.

– las menos abortistas: Álava, Salamanca y Ávila.

Está claro que el abortismo se basa en el ateísmo y el laicismo. Pero, ¿adónde conduce?

Pueden sacar ustedes mismos las conclusiones.

Sed Hombres (Y También en el Canto)

“Esforzaos, oh filisteos, y sed hombres… sed hombres, y pelead” (1 Sam. 4:9)

Hace unas semanas escribí una entrada acerca del Himno nacional. Tal vez alguno se preguntaría que a qué respondía una entrada así. Bien, pues la idea era que diera pie a hablar acerca de lo que se canta en la actualidad.

Tomemos el vídeo de la concentración del pasado 6 de diciembre, en la que se cantó la propuesta de Himno nacional de la DENAES. La letra fue compuesta por el poeta Jon Juaristi y el himno, cantado por la cantante hispano-cubana Yanela Brooks.

No quiero centrarme en las cuestiones del contenido de la letra. [1] No era esto a lo que me quería referir.

¿Qué es lo que más llama la atención en esta interpretación? Pues, en mi opinión, esto: el himno está cantado por una mujer, como una canción de amor. Si lo paramos a pensar, ¿no es extraño? Los himnos nacionales no sólo identifican a un país, sino que le tiene que inspirar el espíritu, el ánimo necesario para ir a combatir por él, ya sea en la cancha deportiva o en el campo de batalla. ¿Nos imaginamos a un batallón de aguerridos soldados cantándolo así?

Digámoslo claro: España se ha convertido en un país de damiselas, en el que la masculinidad y los valores asociados con ella (valor, sacrificio, heroísmo) brillan por su ausencia. Los varones ya no hacen gala de masculinidad, y las mujeres, que tampoco destacan por su feminidad, se han impuesto en todos los órdenes de la vida pública.

Este tremendo cambio cultural al que asistimos sin darnos cuenta no es cosa de un día, ni tampoco ocurre porque sí. Imposible que se dé sin el concurso de las instituciones sociales principales (escuela y medios de comunicación, sobretodo) y sin la voluntad de los poderes detrás.

Pero, culturalmente hablando, todo este cambio se ha producido principalmente por medio de la música…

Todo esto nos podría abrir un increíble mar de reflexiones, en cuanto a la música en la iglesia (evangélica) en la actualidad. ¿Qué música se canta? ¿Quiénes la cantan? ¿Cómo? ¿Con qué efectos en el culto público, o en la vida personal de los creyentes?

¿No asistimos a la misma feminización de la iglesia, por las mismas vías que esto ha ocurrido en la sociedad (el canto de canciones románticas)? ¿No tiene que ver esto algo con que los hombres estén desertando de nuestras iglesias, en ocasiones, masivamente? ¿Nos diferenciamos hoy los evangélicos claramente de la tradición católica-romana, en el que la religión “es cosa de mujeres”? ¿Dónde están los varones, las cabezas espirituales en el hogar y los líderes de la iglesia?

Por todo esto, y por muchas otras razones, el canto de los Salmos, en casa y en la iglesia, es infinitamente mejor.

Para este 2013, podemos tomar como buenos propósitos la exhortación de la Escritura que citábamos al inicio:

“Esforzaos, oh filisteos, y sed hombres… sed hombres, y pelead” (1 Sam. 4:9)

O, en las palabras del apóstol:

“Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos” (1 Cor. 16:13).

[1] Tan sólo diré, así, de paso, dos cosas: 1) la alusión a Europa en un himno nacional parece bastante discutible, tratándose de un himno nacional; 2) lo del “árbol sagrado”, por mucho que sea “de la libertad”, tiene un saborcillo a paganismo bastante pronunciado.

¿Cadena Perpetua por Afeitar unas Barbas?

Cuando leí la noticia, creí que tendrían que haber cortado unas cuantas cabelleras, como los antiguos indios del “salvaje oeste”. Pero resulta que no es así. Simplemente, este grupo de amish de Ohio tenía unas disputas, que incluían ciertas cuestiones religiosas, con algunos correligionarios y no se les ocurrió otra cosa que ir a cortarles la barba (sagrada entre los amish) y de paso también el pelo. Resultado: ahora podrían ser condenados a ¡cadena perpetua por delitos de “odio religioso”!

Inevitable establecer la comparación con los 30 años que como mucho recibirá el asesino de Oslo, Anders Behring Breivik, por sus 77 muertes.

¿No existe ninguna noción absoluta y universal de justicia?

Absoluto. Universal. Justicia.

Ante la Pornografía por Internet: ¿Doble Moral Evangélica o Sola Reforma?

 

La semana pasada, P+D informó en un artículo que, según un estudio del grupo “Christianet”, el 50% de los cristianos americanos reconoce tener problemas con la pornografía en Internet, y que incluso, según otra encuesta (por cierto, ¿cuál?) la adicción a este tipo de pornografía afecta un tercio de los pastores evangélicos. El redactor de este artículo califica de “asombroso” el porcentaje que este problema alcanza entre las filas de los creyentes. ¿De veras? A nosotros, no nos los parece tanto.

Seguir leyendo

La Terrible Lógica del “Divorcio Exprés”

Es bien significativo, y trágico, decir que en la España actual resulta más difícil cambiarse de compañía telefónica que divorciarse. Pero es así. Las compañías de ADSL te suelen pedir un año de compromiso. Sin embargo, la ley del “divorcio exprés” del año 2005 eliminó toda traba legal para divorciarse; de manera que, mientras que la reforma de la ley del divorcio de 2005 en Francia reducía de seis a dos años el tiempo de espera para acceder al mismo, en España la ruptura es inmediata. Y mientras el mundo occidental se está planteando seriamente implantar la vía de la “mediación familiar” para la resolución de los conflictos matrimoniales, en España no hay ninguna causa especial que alegar –desde la llegada al poder del Gobierno Zapatero– para divorciarse, y basta con que lo decida uno de los dos cónyuges. Así de fácil. Así de trágico.

Por efecto de esta ley, como no podía ser de otra manera, los divorcios en España se han disparado. El Instituto Nacional de Estadística acaba de hacer públicos los datos del divorcio relativos al año 2005. En total, entre separaciones y divorcios, se produjeron en España casi 137.000 rupturas matrimoniales. Todavía no se dispone de los datos del año 2006. Pero, según informa el Instituto para la Protección de la Familia, entre julio del 2005 y julio del 2006 –es decir, en los doce primeros meses después de la entrada en vigor del “divorcio exprés”–, se habían alcanzado ya las 163.444 rupturas. La proporción de separaciones y divorcios también ha conocido un vuelco absoluto. Antes de 2005, el 60% de las rupturas eran “separaciones”, y el resto divorcios. Ahora, los divorcios ya representan el 90% del total.

Sí. Todo gracias a otra ley de Zapatero.

¿A qué se debe dicha ley? Seguir leyendo