Deberes y cualidades de los ancianos gobernantes (y 3)

John S. Watkins

[traducción del artículo publicado por el Presbiterio de los Estados Unidos de la Free Church of Scotland Continuing]

Las cualidades de los ancianos

Las cualidades de los ancianos están claramente establecidos en la Palabra de Dios. Tito 1:5-9: «Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieras las cosas que faltan y establecieras ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé; si alguno es irreprensible, marido de una sola mujer, que tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni sean contumaces. Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas; sino hospedador, amante de lo bueno, prudente, justo, santo, templado,retenedor de la palabra fiel que es conforme a la doctrina, para que también pueda exhortar con sana doctrina y convencer a los que contradicen».

I Timoteo 3:2-7: «Es necesario, pues, que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, no sea que caiga en afrenta y en lazo del diablo».

Nuestro Libro de Orden de la Iglesia resume las cualidades de la siguiente manera: «Los que desempeñan este oficio deben ser irreprensibles en la vida y sanos en la fe; deben ser hombres de sabiduría y discreción; y por la santidad de su conducta y conversación deben ser ejemplos para el rebaño». Al detallar los deberes de los ancianos, anticipamos necesariamente algunas de las cualificaciones.

Los pasajes citados de Timoteo y Tito hacen especial hincapié en el carácter cristiano. La cualidad indispensable y suprema para un anciano gobernante es la piedad. En primer lugar, debe ser un hombre piadoso y de mentalidad espiritual. La condición religiosa de una iglesia depende en gran parte del carácter espiritual de sus oficiales. Su influencia se siente en toda la congregación.

Por lo tanto, el dirigente de la iglesia debe «tener cuidado de sí mismo y de la doctrina». Su valor real es la medida de su influencia. Su piedad es la medida de su poder con Dios y con los hombres. Le conviene estar imbuido de la mente de Cristo y estar lleno del Espíritu Santo. Todos los deberes que le incumben están estrechamente relacionados con la piedad. Sin este rasgo, de poco servirán la capacidad administrativa, el conocimiento, el don de palabra, la riqueza y la popularidad. Si es un hombre verdaderamente piadoso, un hombre de fe y oración, naturalmente le seguirán otras cualidades importantes. Pero aunque la piedad es indispensable, no es la única cualificación. Nuestras congregaciones deben ser enseñadas que no todo miembro de la iglesia que sea un cristiano devoto está calificado, por el hecho de serloc, para ser un gobernante en la casa de Dios. Cuando consideramos los deberes que pertenecen a este oficio, es evidente que la inteligencia, la sabiduría práctica, la experiencia y la capacidad administrativa son igualmente necesarias.

Deben elegirse los hombres mejores y más sabios de entre nosotros. Nuestra gente debe tener presente que este oficio no es un mero arreglo de conveniencia humana que surge de ciertas necesidades que se tengan, sino que encuentra su origen y autoridad en la enseñanza y el ejemplo apostólicos. Las congregaciones a veces cometen un error triste y atroz al elegir a un hombre para el ministerio de anciano porque desean hacerle un cumplido, o porque ocupa una posición social elevada y posee riqueza y distinción. Indudablemente, la riqueza da poder e influencia; pero ni las riquezas ni la posición social pueden calificar a un hombre para ser un gobernante en la casa de Dios. Es de gran importancia que los ancianos sean hombres de inteligencia e influencia. A veces se les pide que traten oficialmente con asuntos de gran importancia y que luchen con problemas que dejan perplejos a los pensadores y teólogos más hábiles. Estar desprovisto de capacidad mental es estar descalificado para el oficio de anciano. Somos muy conscientes del hecho de que casi todas nuestras iglesias tienen grandes dificultades para conseguir un equipo de hombres totalmente competentes para el ministerio de anciano.

El apóstol nos dice que un anciano debe ser «apto para enseñar». La referencia no es necesariamente a la instrucción pública y oficial. Debe haber, sin embargo, alguna facultad para la comunicación del conocimiento. Es importante que nuestros ancianos aprovechen toda oportunidad a su alcance para almacenar sus mentes con conocimiento religioso. Deben ser estudiantes fieles de la Palabra de Dios, y que la oran, para que puedan trabajar eficientemente en la clase bíblica y guiar inteligentemente a los que están buscando. Deben estudiar cuidadosamente las normas de la iglesia y ser capaces de explicar los fundamentos bíblicos del presbiterianismo. La solidez en la fe es una cualificación importante. Las iglesias que fueron plantadas y alimentadas por los apóstoles comenzaron a deteriorarse muy poco después de su muerte, y se introdujeron errores de todo tipo a través de falsos maestros. El rápido alejamiento de algunas de las iglesias apostólicas de la simplicidad que hay en Cristo y de la pureza de doctrina muestra claramente la necesidad de tener gobernantes sanos y ortodoxos.

El anciano que lea estas páginas puede desanimarse a causa del altísimo nivel del deber que se propugna. Que recuerde que los ideales bien empleados no sólo producen un bendito descontento, sino que al mismo tiempo estimulan e inspiran. Evitan el estancamiento. Nos elevan y nos hacen agresivos.

____________________

Nota: Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la RV-SBT

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: