¡Westminster Hoy Cumple Diez Años!

bengali-fire

Justo hace diez años también hacía mucho calor, casi 40 grados en toda España, pero en un ambiente bastante más húmedo que el que hemos tenido en estos últimos días, al menos en el norte del país. La sensación era bastante sofocante. Durante aquellos días, yo pasaba los calores del incipiente verano enfrascado en la traducción de los sermones de Calvino en Efesios. Aquel año era el quinto centenario de su nacimiento y por todas partes abundaban conferencias de reformados celebrando la efemérides. Mi particular contribución a aquellas conmemoraciones se hizo, pues, desde casa, con la traducción de este libro con el que pensaba cubrir la reparación del tejado de mi viejo piso, reparación que ascendía a varios miles de euros.

Fue en estos días, pues, que vio la luz el blog que están ahora leyendo, “Westminster Hoy”. El subtítulo del blog eran toda una declaración de intenciones: “Una reforma bíblica, una iglesia confesional”. La primera entrada fue escrita y publicada el día 30 de junio, martes. Se trataba de un escueto texto de 171 palabras, dando la bienvenida a todos al blog y explicando el sentido de título y subtítulo.

Hoy, 1 de julio de 2009, comienza este nuevo blog, que tiene por título Westminster Hoy. Creo que éste puede ser un muy buen medio para dar a conocer la Reforma protestante del siglo XVI, y sobre todo promover una verdadera Reforma bíblica para el día de hoy. La Confesión de Fe de Westminster (creemos la culminación de los textos confesionales de la Reforma) puede ser la base sobre la cual la Iglesia de Jesucristo se reforme en la actualidad. Ése es nuestro ánimo, nuestro deseo, nuestra oración y a lo que tendemos con todas nuestras fuerzas.

Te animo a que vayas siguiendo este blog, y que no dejes de hacer tus aportaciones, que serán siempre bienvenidas. Por mi parte, no te oculto que para mí esto es algo en lo que quiero emplearme con ilusión. ¡Quién sabe lo que puede dar esto de sí!

Pues muy bien, seguimos en contacto. Pero no sin antes recordar el lema que va a guiar este blog durante toda su existencia:

SOLI DEO GLORIA

 

De esta manera, se proponía que la reforma bíblica de iglesia y sociedad se tenía que hacer sobre una base confesional concreta, y esta no debía ser otra los documentos de la Asamblea de Westminster, por ser ellos la máxima y más completa expresión de la ortodoxia reformada. Fue así como en los días siguientes se publicaron todos los documentos de Westminster, que en los años anteriores había revisado personalmente.  Fueron también acompañados con las llamadas “Tres Formas de Unidad”: la Confesión Belga, el Catecismo de Heidelberg y los Cánones de Dort.

El inicio de este blog se vio tal vez envuelta por los calores de aquellos días, pero no fue un “calentón”. Era una idea que tenía ya tiempo en mente por distintas razones. En primer lugar, me atraía la idea de tener un medio personal para comunicarme con el mundo, libre de las restricciones o limitaciones, de espacio u otras, que a veces pueden darse al escribir para otros medios. Segundo, quería hacer una especie de depósito de artículos que había escrito y que fueron publicados en distintos medios durante los años 2004-2008, por el riesgo evidente que corrían de pasar directamente al olvido; una de las ventajas de internet es, precisamente, hacer que los textos antiguos estén en permanente actualidad y no perdidos en polvorientos estantes de hemeroteca. Tercero, buscaba tener una ventana donde dar a conocer mi ministerio de predicación y enseñanza en mi pequeña iglesia local. Por último, pero no menos importante, esperaba intentar contribuir al avance de una reforma bíblica y confesional en la actualidad por medio la composición de nuevos escritos.

En este último punto, la composición de nuevos artículos a lo largo de todos estos años se ha visto bastante condicionada por otras actividades que surgieron en mi ministerio. Desde septiembre de 2010, comencé a formar parte del equipo de traducción de la revisión que la Sociedad Bíblica Trinitaria está llevando a cabo de la Reina-Valera 1909, y desde 2013, también del equipo revisor de la Biblia en francés. Por otra parte, en 2012 también comenzó la Academia de Teología Reformada. Estos ministerios –junto con el ministerio en la iglesia local– continúan en la actualidad, con lo que, evidentemente, el escribir nuevos artículos no puede estar en un primer plano en mi vida.

Tras estos diez años de vida de “Westminster Hoy”, ¿cuáles han sido los resultados?

A. En total, se han publicado 1.115 entradas en el blog.

B. El número de páginas vistas han sido más de 657 mil.

C. Ha habido más de 302 mil visitantes de todo el mundo, fundamentalmente de los países de habla en español.

D. En este sentido, los cinco países que más interés han mostrado por “Westminster Hoy” han sido:

  1. México (casi 100 mil páginas vistas)
  2. EE. UU. (90 mil págs. vistas)
  3. Colombia (74 mil págs. vistas)
  4. España (59 mil págs. vistas)
  5. Chile (38 mil págs. vistas)

Ignoro si, dentro del mundo de los blogs en internet, estos resultados son dignos de mención o no. Para mí lo son, más que nada para agradecer a todos los que, de cualquier país, visitáis y seguís “Westminster hoy”. Me alegra mucho el interés que despierta en muchos otros países, pero como español, me causa gran satisfacción saber que, aunque no reciba mucho feedback (respuesta en retorno), el blog “Westminster Hoy” está siendo bastante seguido en mi país, España.

Si alguien me preguntara qué es lo mejor de lanzar un blog como este, responderé, sin duda, la posibilidad de conocer y entablar comunicación personalmente con hermanos de lugares muy diferentes: hermanos de muchos países de América, así como de algunas ciudades españolas.

¿Cuáles son los planes de futuro? Obviamente, “Westminster Hoy” va a continuar existiendo mientras yo esté en el ministerio, o mientras dure internet. Espero que, con el tiempo, la parte de composición de nuevos artículos vaya creciendo, según vaya teniendo más disponibilidad para ello. Quedan todavía muchas cosas que decir, se lo aseguro.

En definitiva, si en algo he podido contribuir en el avance de la Reforma en la actualidad, me doy por más que satisfecho. Pero sigo pensando que, al igual que lo que ocurre siempre con el Señor, lo mejor está todavía por venir. En este caso, por escribir.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s