Los 9 Puntos de Schererville (contra la Visión Federal)

Sola Fide

El mundo reformado norteamericano lleva décadas convulso, por culpa de una serie de enseñanzas que tienden a cuestionar, o hasta negar, doctrinas fundamentales de la Reforma, como la de la justificación por la sola fe. En especial, hablamos de la llamada “Visión Federal”, cuyos proponentes tienen también bastantes puntos en común con la llamada Nueva Perspectiva en Pablo. El problema está lejos de estar plenamente resuelto, pero las iglesias reformadas y presbiterianas en los EEUU, en los últimos años, han ido marcando su posición en contra de estas nuevas enseñanzas. Las siguientes iglesias han rechazado los errores de la Visión Federal / Nueva Perspectiva de Pablo:

The United Reformed Churches
The Orthodox Presbyterian Church
The Presbyterian Church in America
The Bible Presbyterian Church
The Reformed Church in the United States
The Orthodox Christian Reformed Church
The Reformed Presbyterian Church in North America
The Reformed Presbyterian Church in the United States                                   The Associate Reformed Presbyterian Church

Fuente: http://heidelblog.net/2013/04/the-moralists-will-be-back/

De esta manera, en el año 2007, las Iglesias Reformadas Unidas de Norteamérica (URCNA) celebraron un sínodo en el que se produjo un documento conocido como los 9 puntos de Schererville. En él se rechazan los principales puntos de doctrina de esta corriente (Visión Federal). La particularidad de estos puntos es que se rechazan los errores no tanto con citas bíblicas sino con citas de los documentos confesionales reformados, las Tres Formas de Unidad, a saber, la Confesión Belga, el Catecismo de Heidelberg y los Cánones de Dort. La traducción al español es nuestra y, como ejercicio personal, a ellos he añadido las correspondientes citas de la Confesión de Westminster (en itálicas), mostrándose así la unidad de enseñanza y doctrina entre estos cuatro documentos confesionales reformados.

Este sínodo afirma que las Escrituras y las confesiones enseñan la doctrina de la justificación solo por gracia, a través solo por la fe, y que nada que se enseñe bajo la rúbrica de la teología del pacto en nuestras iglesias puede contradecir esta doctrina fundamental. Por consiguiente, este sínodo rechaza los errores de aquellos:

1. Que niegan o modifican la enseñanza de que “Dios creó al hombre bueno según su propia imagen, es decir, en verdadera santidad y justicia”, capaz de cumplir “el mandamiento de la vida “como representante de la humanidad (Cat. Heid. 6, 9; Conf. Belga 14; Conf. West. 4.1-2);

2. Que, en cualquier forma por cualquier razón, confunden el “mandamiento de la vida” dado antes de la caída con el evangelio anunciado después de la caída (Conf. Belga 14, 17, 18; Cat. Heid. 19, 21, 56, 60; Conf. West. 7.2-3);

3. Que confunden el fundamento y el  instrumento de la aceptación de Dios antes de la caída (la obediencia al mandamiento de la vida) con el fundamento (Cristo, quien guardó el mandamiento de la vida) y el instrumento (la fe en Cristo), de la aceptación de Dios después de la caída (Conf. West. 11.2);

4. Que niegan que Cristo ganó la aceptación de Dios y que todos Su méritos han sido imputados a los creyentes (Conf. Belga 19, 20, 22, 26; Cat. Heid. 11-19, 21, 36-37, 60, 84; Cánones de Dort Doct. I.7; RE I.3; Ref. Errores II.1; Conf. West. 8.5, 11.1, 11.3);

5. Que enseñan que una persona puede ser histórica y condicionalmente elegida, regenerada y salvíficamente unida a Cristo, justificada y adoptada en virtud a la participación de la administración externa del pacto de gracia, pero puede perder estos beneficios debido a la falta de la fidelidad en el pacto (Cánones Dort I, V; Conf. West. 3);

6. Que enseñan que todos los bautizados están en el pacto de la gracia precisamente de la misma forma, de manera que no se hace ninguna distinción entre los que tienen sólo una relación externa con el pacto de la gracia por el bautismo y los que están unidos a Cristo por la gracia mediante la fe sola (Cat. Heid. 21, 60; Conf. Belga 29; Conf. West. 26, 28.5-6);

7. Que la santidad efectuada por el Espíritu, las obras humanas o la cooperación con la gracia son una parte de nuestra justicia ante Dios o una parte de la fe, la cual es el “instrumento por el cual abrazamos a Cristo, nuestra justicia” (Conf. Belga 22-24, Cat. Heid. 21, 60, 86; Conf. West. 14.2, 16,2, 16.5);

8. Que definen la fe, en el acto de la justificación, como algo más que “el apoyarse y descansar en la sola obediencia de Cristo Crucificado” o “un conocimiento cierto” de Cristo y “una confianza sincera” en Él y en Su obediencia y muerte para los elegidos (Conf. Belga 23, Cat. Heid. 21; Conf. West. 11.1-2);

9. Que enseñan que hay una justificación distinta y final basada en parte sobre la justicia o santidad inherente en el cristiano (Cat. Heid. 52, Conf. Belga 37; Conf. West. 33).

Anuncios

  1. pastormario

    Hermano Ruiz. Me gusto el escrito, pero me gustaría que fuera mas detallado sobre lo que esta postulando Wilson con la “Vision Federal”. ¿Existe algún libro sobre esta posición? Gracias con anticipación

  2. Jorge Ruiz Ortiz

    Gracias por su comentario. No conozco libros en español, ni apenas artículos sobre la Visión Federal. En inglés hay abundantísima literatura, que se puede obtener fácilmente en la web (por ejemplo, haciendo búsquedas en las páginas de “monergism.com”, o el blog “heidelblog”, mayormente dedicado a combatir esta herejía). Están afiliados en la llamada CREC (Communion of Reformed Evangelical Churches). Se están extendiendo bastante por el este de Europa (Bielorusia, Bulgaria, Hungría, Japón, Polonia y Ucrania). Gracias a Dios, en España, parece que no han llegado (ni se les espera). En Sudamérica están muy poco activos, parece que sólo tienen un misionero en Perú.

    En cuanto a sus creencias, básicamente quieren reemplazar el sistema reformado por otro sacramentalista al estilo romanista. Reintroducen el “ex opere operato”, postulando la regeneración bautismal, o la eficacia de la Santa Cena aun para niños de muy corta edad (paidocomunión). Insisten sobre todo en la condicionalidad del Pacto, con lo que pierden completamente de vista la elección incondicional y predestinación eternas. Niegan doctrinas como la perseverancia de los santos, y atacan la doctrina de la justificación por la imputación de la justicia de Cristo, por medio de la fe, insistiendo en la justicia inherente del creyente, fruto de su unión con Cristo, como formando parte también de su justificación ante Dios. Normalmente plantean una doble justificación (en el bautismo, y en el juicio final). Niegan, por tanto, en la salvación por fe, para hablar de “fe más obras”.

    Es una peligrosísima herejía (he visto personalmente los efectos en varias personas en distintos países, literalmente desvastadores). Todavía no se ha desenlazado el intricado y revuelto ovillo de las influencias que han dado lugar a la misma. Creo que hasta que no se haga del todo, el mundo reformado no podrá respirar tranquilo.

    El tema da para muchos artículos, pero espero que le haya podido ser de ayuda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s