El Etos Marcial del Culto Reformado Histórico: Canto de Salmos, Persecución y Resistencia Pública en las Islas Británicas del siglo XVI (6)

Tropas de Cromwell cantando salmos

[Serie de artículos del Pastor John Sawtelle[1] acerca de la historia de los Salmos de Ginebra y su papel en la Reforma y las Guerras de Religión de los siglos XVI y XVII en Europa. Pueden consultar el original en inglés aquí].

Mientras que en el continente se cantaron los Salmos como canciones de batalla por los valientes soldados que marchaban a la guerra, el Dr. Reid señala que en las Islas Británicas en el siglo XVI los Salmos tuvieron un uso ligeramente diferente. Reid sostiene que la razón de esta diferencia radica en el hecho de que los opositores de los calvinistas en las islas no fueron principalmente los católicos-romanos, sino que los conflictos tenían más que ver con el nacionalismo y la política (p. 50). Sin embargo, vale la pena señalar que, durante el siglo XVII, los Salmos serían usados por los Ironsides [la caballería de Oliver Cromwell, N.d.T] y los Pactantes durante unos enfrentamientos militares. Aunque es adecuado tener en cuenta que hay una diferencia en el uso entre las islas y el continente, está claro que los Salmos continuaron siendo una fuerza impulsora en el Reino Unido entre los reformados y tuvo importantes aplicaciones culturales.

El canto de Salmos no siempre fue una característica destacada de la piedad británica. El Dr. Reid explica que antes de 1539 no hubo versiones métricas inglesas de los Salmos. Este vacío fue llenado por primera vez con la publicación de sus Ghostly Psalms (Salmos espirituales) de Miles Coverdale, y fue complementado más adelante por la obra de Thomas Sternhold y John Hopkins, quienes contribuyeron con otra treintena de Salmos a la creciente colección de salmos métricos. Cabe señalar de paso que estos Salmos fueron suprimidos por el rey Enrique VIII y, al mismo tiempo, que se utilizaron para reforzar la determinación de los cristianos perseguidos, como el obispo Hooper, cuando eran llevados a la hoguera.

Sería, sin embargo, bajo la dirección de John Knox cuando se promovió un mayor uso del Salterio. Knox, quien había sido obligado a partir para pasar a servir a los santos en Frankfurt por causa del número creciente de refugiados anglicanas, se trasladó a Ginebra para pastorear una congregación de los exiliados británicos. Allí Knox presidió la elaboración de una liturgia basada en el modelo utilizado en Ginebra y supervisó la publicación de un Salterio que contaba con 54 salmos métricos, arreglados y editados por Sternhold y Hopkins (p.51). A su regreso a Escocia, Knox trajo tanto la liturgia como Salterio para establecer su uso en la Iglesia escocesa.

Un uso litúrgico similar de los Salmos se produjo en este momento también en Inglaterra. Cuando los exiliados por causa de la reina María regresaron a casa después de la ascensión al trono de Elizabeth, trajeron consigo un Salterio completo que contenía los 150 Salmos. Estos Salmos ocuparían un lugar fundamental en la adoración puritana, no conformista. El Dr. Reid señala que cuando se establecieron los cultos, fue una práctica común para los creyentes el reunirse alrededor de una hora antes del culto, para comenzar a unir sus voces en alabanza con los Salmos. El uso de los Salmos se convirtió en una marca distintiva del puritanismo inglés y una insignia de la identidad puritana similar al uso que tenía en el continente. Destaca una práctica en particular de este rasgo característico de los puritanos del siglo XVI, que fue la reunión de grandes multitudes por las noches en la Cruz de San Pablo [un lugar para la predicación al aire libre cerca de la Antigua Catedral de San Pablo, N.d.T] para cantar los “cantos ginebrinos” como forma de protesta contra la demanda de la reina Elizabeth de uniformidad religiosa y litúrgica ( p. 52).

Vale la pena mencionar aquí dos ejemplos particulares del uso del canto de Salmos en Escocia antes de finalizar con una nota de conclusión. En primer lugar, cuando María regresó a Escocia en 1561, fue recibida en su primera noche por una gran multitud de cristianos escoceses que cantaron Salmos bajo la ventana de su dormitorio. El significado más bien escalofriante de esta demostración pública no pasó desapercibido para María, quien experimentó el sabor del etos del canto de Salmos como se daba entre los hugonotes durante su estancia en Francia mientras estaba casada con Francisco II (p.52). En segundo lugar, un incidente concreto ocurrido el 4 de septiembre 1582 tras el regreso del ministro exiliado John Durie. Este había sido ministro en Edimburgo y fue exiliado por James VI, por mano de Esmé Stuart, duque de Lennox, es acompañado desde el puerto hasta su rectoría Edimburgo por una multitud de escoceses que cantaban Salmos. Cuando Durie se dirigió hacia el la iglesia de S. Giles, una multitud de miles de personas alzaron su voz en alabanza con los Salmos. Esta exhibición pública de cantar Salmos perturbó tanto al Duque que de inmediato, presa del miedo, se fue de Escocia, para no volver jamás (p.53).

No es muy difícil ver la importancia del papel de los Salmos cuando la Reforma se extendió por las Islas Británicas a mediados del siglo 16. En primer lugar, tan pronto como hubo un movimiento reformado en forma embrionaria en Gran Bretaña se compusieron, publicaron y usaron versiones métricas de los Salmos, con el fin de fortalecer y alimentar a los santos y sostener a los mártires cuando se enfrentaban a los fuegos de la persecución impía. En segundo lugar, los Salmos se utilizaron exclusivamente tanto Escocia como Inglaterra como el manual de la alabanza entre aquellos que se identificaban con la Reforma emanada de Ginebra. Es importante destacar este hecho, puesto que establece la forma de adoración característica del culto calvinista en las islas británicas del siglo XVI. El compromiso con la salmodia canónica exclusiva no fue un desarrollo posterior de la línea dura del siglo XVII, el puritanismo fundamentalista, como a veces se le llama, sino que era la práctica de las iglesias reformadas calvinistas desde el momento en que la Reforma hizo pie en Gran Bretaña. En tercer lugar, aunque los Salmos no tuvieron exactamente el mismo papel en Gran Bretaña del siglo XVI como en el continente, ciertamente fueron una característica distintiva de la adoración y piedad reformada británica, como se ejemplifica en los ejemplos citados anteriormente, tanto de Inglaterra como Escocia,. Una conclusión justa y razonable que se puede sacar de esta toda esta evidencia es que allí donde la iglesia reformada fue, el Salterio también fue, ya sea en el continente o en Gran Bretaña, y que los Salmos fueron usados como un poderoso medio de resistencia en contra de la tiranía de los magistrados anti-reformados. Todo esto apunta al hecho de que el canto de Salmo para central el etos de la iglesia militante en las islas británicas del siglo XVI.

________________________

[1] John Sawtelle es pastor de la All Saints Reformed Presbyterian Church, en Brea (California).

Anuncios

  1. clovistulipclovis

    Gracia y paz a vosotros, me pregunto si la imagen de arriba es de una película. Si es así, ¿podría decirme?

    Que el Señor siga bendiciendo a usted y no sólo a usted sino a todos los amados hermanos repartidos en las naciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s