Salmo 77 del Salterio de Ginebra

“A Dios mi voz ha clamado
Clamé, y Él me ha escuchado.
En mi angustia a Dios busqué;
De noche clamaba a Él;
Consuelo yo no quería,
Y mi ser se conmovía
Acordándome de Dios,
Desmayaba el corazón”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s