Los Amigos de Mis Enemigos

El nombramiento del nuevo papa de Roma, Francisco I, ha sido recibido por el mundo evangélico mundial con un alborozo inusitado. Sorprendentes muestras de apoyo le han venido por todas partes.  Por ejemplo, el evangelista Luis Palau instaba a todo el mundo evangélico a respaldar al papa, diciendo:

Yo creo que el mundo cristiano puede regocijarse, que el Cardenal Jorge Bergoglio de Buenos Aires Argentina, ahora es el Papa Francisco I, para los latinos es una emoción muy grande, el primer Papa de la América Latina; lo que a mí me entusiasma es que el Papa Francisco es centrado en Jesucristo, toma a pecho la Palabra de Dios, la lee todos los días, hace oraciones a Dios, y es un hombre que quiere ver que el evangelio de Jesucristo corra por todo el mundo. Es una gran bendición y debemos orar por él, como él nos ha pedido”.

Por su parte, John Upton, presidente de  la Alianza Bautista Mundial (ABM) –de la que es miembro en España la Unión Evangélica Bautista de España (UEBE)– hizo público un comunicado en el que afirmaba:

“la Alianza Bautista Mundial celebra con la Iglesia Católica el anuncio de Jorge Mario Bergoglio, como el Papa Francisco…El proceso de discernimiento en oración de la Iglesia Católica en la selección del Papa ha sido un consuelo para todos nosotros… El Papa Francisco tendrá nuestras oraciones al comienzo de sus responsabilidades”.

El secretario general de la ABM, Neville Callam, incluso relacionó al nuevo papa con la consecución de la unidad cristiana al decir  que Francisco I es “una contribución positiva a la realización de la visión de que la iglesia refleje la gran oración sacerdotal del Señor” (entiéndase, Juan 17:21).

Por último, la Alianza Evangélica Mundial (AEM), por medio de su Secretario General Geoff Tunnicliffe, también ha hecho público que orará por el nuevo papa. En su comunicado, Tunnicliffe concatena elogios acerca del “compromiso del nuevo Papa con la justicia y la paz, especialmente para aquellos que son perseguidos por causa del Evangelio y para los que viven en los márgenes de la sociedad”, así como de su “compromiso con la evangelización y la proclamación de Jesús”, al tiempo que anuncia que las conversaciones ecuménicas de la AEM con Roma  continuarán con el nuevo papa.

Hasta aquí, pues, las reacciones más significativas de algunos de los personajes evangélicos más destacados en el mundo, que celebran al unísono el nombramiento ¡de aquel que fue señalado unánimemente por la Reforma protestante del siglo XVI-XVII como el Anticristo!

Por centrarnos en documentos confesionales:

– Artículos de Esmacalda (escritos por Lutero en 1537) Segunda parte, art. 4:

“Este hecho demuestra evidentemente que el Papa es el verdadero Anticristo, que se ha colocado encima de Cristo y contra Él, puesto que no quiere que los cristianos lleguen a ser salvados sin su poder, a pesar de que no vale nada, porque no ha sido ordenado ni mandado por Dios. Esto propiamente, como dice San Pablo, “se opone y se levanta contra Dios” (2 Ts. 2:4). Los turcos y los tártaros no actúan así, aunque sean muy enemigos de los cristianos; al contrario, dejan creer en Cristo al que quiera y no exigen de los cristianos sino el tributo y la obediencia corporales. Pero el Papa no quiere dejar creer [en Cristo], sino que se le debe obedecer para ser salvo. Eso no lo haremos, antes moriremos en el nombre de Dios. Todo esto viene porque el Papa ha exigido ser llamado de jure divino jefe de la iglesia cristiana. Por eso se tuvo que colocar a la par de Cristo y sobre Cristo, y ensalzarse como la cabeza y después como el señor de la iglesia y finalmente también de todo el mundo y directamente un Dios terrenal, hasta a atreverse a dar órdenes a los ángeles en el Reino de los Cielos”.

– Segunda Confesión Helvética (1561) art. 17:

 “Desaprobamos por esta razón la doctrina del clero romano, que de su papa romano hace un pastor universal y la cabeza dirigente, e incluso vicario de Cristo en la Iglesia universal militante, añadiendo que el papa dispone de la plenitud del poder y de la suprema soberanía en la Iglesia. Lo que nosotros enseñamos es que Cristo es el Señor y queda como único pastor supremo del mundo. Como Sumo Sacerdote cumple él ante Dios, el Padre, y en la Iglesia cualquier ministerio sacerdotal y pastoral hasta el final de los tiempos”.

– Confesión de fe de Westminster (1648), art. 25:6:

“No hay más cabeza de la iglesia que el Señor Jesucristo; y no puede en ningún sentido el Papa de Roma ser cabeza de ella; ya que es aquel Anticristo, aquel hombre de pecado e hijo de perdición que se exalta en la iglesia contra Cristo y contra todo lo que se llama Dios”.

Evidentemente, las declaraciones de los portavoces del así llamado “mundo evangélico” muestran no sólo su cercanía a Roma, sino su aún mayor lejanía de la Reforma. Han reconocido tácitamente como legítimo el papado, en vez de condenarlo y exigir su disolución. Al aceptar y animar a orar por él, le reconocen incluso un papel central dentro del cristianismo (el “papa” es aquel por el cual todos los cristianos y todas las iglesias oran).  Aquellos que dicen ser protestantes y se erigen en representantes del protestantismo, sencillamente, han claudicado ante Roma.

Sin embargo, los que estamos por completo identificados con la Reforma tenemos bien claro que seguimos en guerra con Roma. Lo estamos desde los tiempos de la excomunión de Lutero (1521) o los anatemas de Trento (1547), los cuales nunca han sido revocados por Roma, por ninguno de los papas que ahora aplauden los evangélicos. ¡Qué vergüenza!

Lo que ocurre es que, como en cualquier guerra, no sólo se tiene que tener claro quién es el enemigo, sino también quiénes son aquellos que le prestan apoyo,  sus aliados o amigos. Llegados el caso, se les puede llegar a considerar en el mismo bando. Es, pues, urgente que aquellos que dicen ser reformados y que están de alguna manera comprometidos con estas organizaciones evangélicas tomen distancias de este apoyo al papa de Roma. Es algo tan fácil como desvincularse por completo de las mismas.

Anuncios

  1. hugonote

    En efecto, la Bíblia misma (Jesucristo, el Señor) está contra Roma, contra los que usurpan su lugar como único mediador entre Dios y los hombres…, contra los que se consideran ser lo que Dios ha dicho que no son…y sin duda Roma y su papa son anticristianos hasta el colmo, pero, ¿Es el papa el anticristo de Ap y de Tesalonicenses y de Daniel… ? ¿Es el papa el hombre de pecado?…sin duda para los reformadores lo fue por su gran persecución contra ellos…entre muchas cosas, pero es verdad eso en el sentido teológico e histórico sincrónico?

  2. Raymundo Garcia

    no se diga de tantos “pastores” evangelicos, “cantantes cristianos(?)”,seudo escritores de libros y predicadores de 3er categoria aplaudiendo a este señor que se dice “cabeza de la iglesia”, tal vez si sea de su iglesia,pero nunca de la Iglesia de Cristo….”Los que no estan conmigo, contra mi estan”..

  3. Daniel Iglesias

    Un saludo hermanos. No seré yo el que me oponga al testimonio de la Palabra ni al de las confesiones señaladas. Aunque es terrible la figura del papa, y la de la iglesia romana, ¿no es aún más nauseabundo el ver como un “líder evangélico” y esas organizaciones bautistas se alegran y celebran dicho acontecimiento?.

    El papa y Roma sabemos lo que es, es fácil identificarlo. Al igual que el diablo no son más que “siervos” en las manos de nuestro Soberano para llevar a cabo su plan. Y en un sentido esta ayudando a “separar” y manifestar “los que no son de los nuestros”, poco a poco se va manifestando lo que es verdadero y lo que no es.

    Al ver todo esto, cada vez estoy más convencido que el enemigo a batir no está fuera sino “dentro”. Vienen tiempos en que tendremos que ponernos realmente serios y firmes a la hora de con quien nos identificamos o nos unimos.

    Algunas veces pienso que el celo de nuestros “padres” reformados fue excesivo en algunas ocasiones en el pasado (y puede que así fuera ¿o no?). Pero poco a poco, me estoy dando cuenta de todo lo contrario. Ahora toca luchar, y luchar duro. Ahora es tiempo de tomar las palabras de nuestro Señor firmemente:

    “Porque cualquiera que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano y hermana y madre”.

    Solo a Dios la gloria.

  4. tena1802

    “lejanos de la reforma”. Se les olvidó la historia o nunca la han leído. Y parece que desconocieran todo lo que la iglesia romana le atribuye al papa.

  5. Cristino Enrique Robles Perea

    Apreciado hermano,Jorge:
    He leído tu comentario a cerca de las “laudes evangélicas”al Obispo de Roma,y quisiera decir algo:
    En mi humilde opinión(y no por ello falta de solvencia académica, como bien sabes),creo que estos representantes del mundo evangélico lo que están haciendo es reconocer un talante evangélico fuera de lo común en el Obispo Romano Francisco,pero nunca un liderazgo cristiano universal,y menos aún,un primado jerárquico ni para los romanos,ni mucho menos para los cristianos en general.Como Reformados que somos,evidentemente estamos teológica y eclesiológicamente distanciados del “mundo evangélico libre” en general,y por tanto,si bien somos deudores de nuestra tradición reformada,no por ello estamos ó debemos estar faltos de perspectiva histórico-teológica:quiero decir,que hoy en día al obispo de Roma no se le llamaría “el Anticristo”(creo que estarás de acuerdo conmigo en éste punto),y de ahí,toda una eclesiología de reforma ó Reformada,más de acuerdo con la Revelación cristiana contenida y claramente expresada en las Sagradas Escrituras que fue el objeto de la Reforma luterano-calvinista.Hago mención a las palabras de Bergoglio en el balcón del Vaticano nada más ser elegido papa al autodenominarse”Obispo de Roma”(sin más),y demandando la oración de la comunidad cristiana(fieles congregados en la plaza de san Pedro)para llevar a cabo su ministerio algo muy significativo desde el punto de vista no sólo ecuménico,sino sobre todo eclesiológico en lo que hace referencia a la constitución jerarquico-pastoral de la iglesiaen general, y al papado en particular.Por otra parte recuerdo que la excomunión a Lutero,SI HA SIDO REVOCADA recientemente fruto de la comisión teológico-ecuménica católico-luterana.
    Mi especial aportación al efecto,está circunscrita exclusivamente ,no al primado pontificio,sino a la “eclesiología de comunión”(también reivindicada por el Concilio Vaticano II),pues es su inoperancia lo que ha ocasionado la “cessio”(abandono de las funciones de primado)de Benedicto XVI,y lo que constituye por tanto,la debacle institucional de la iglesia Romana en general.Mi opinión sobre el papa Francisco es que es un pastor que quiere adecuarse a las demandas de un liderazgo cristiano(romano) más acorde con las urgentes necesidades de renovación( eclesiológica y moral:corrupción,pederastia…..) unidad interna, y externa(magisterio y pastoral),así como evangelización que tiene planteadas hoy dia ésta confesión cristina.Yo como “reformado” tengo a Cristo como única Cabeza de la Iglesia cristiana a la que considero como el Cuerpo Místico de Cristo ,y no como también(según ellos),una institución humana jerárquicamente constituida y de “iure divino”,lo cual sí me parece una interpolación errática fuera del contexto de las Sagradas Escrituras, y por tanto,inasumible. Un fuerte abrazo,y que el Señor bendiga a su Iglesia.Cristino Enrique Robles Perea.

  6. Jorge Ruiz Ortiz

    Estimado Cristino:

    Siento tener que decir que no creo que percibas la gravedad de las declaraciones de estos líderes evangélicos acerca del papa.

    En primer lugar, dices que estas declaraciones lo único que hacen es reconocer un “talante evangélico fuera de lo común” en el papa. Me pregunto qué significa esto del “talante evangélico” en general, pero sobretodo en un papa de Roma. ¿Cómo se mide este? ¿Qué ha hecho este papa para merecer ya tales elogios? Si realmente lo tuviera, no sólo tendría que renunciar a ser papa, sino abandonar la iglesia romana. En todo caso, yo no veo al nuevo papa como evangélico, sino como un ecuménico hasta la médula, hasta el punto de calificar, como hizo la semana pasada, a los ateos como “preciosos aliados”. Esto no es ser evangélico, esto es simplemente Vaticano II.

    En segundo lugar, dices que estas declaraciones no suponen nunca un reconocimiento al papa de “un liderazgo cristiano universal,y menos aún,un primado jerárquico ni para los romanos,ni mucho menos para los cristianos en general.” Siento no estar de acuerdo. Como mínimo, suponen reconocer al papa como cabeza legítima de los romanos. Por lo tanto, lo del “primado jerárquico” está implícito: conscientes de ello o no, están asumiendo toda la construcción dogmática por la cual el papa es la cabeza de toda la iglesia (al menos, de la católica-romana). En cuanto a los evangélicos, por supuesto que decir que van a orar por él no supone aceptar su primado jerárquico (¿dónde digo esto yo en el artículo?). Pero sí que supone reconocerlo como “líder espiritual”, y esto creo que no es menos peligroso. Es difundir por otra parte el ecumenismo como parte de la vida espiritual de la iglesia y, lo siento, el ecumenismo es una traición a la verdad de la Palabra de Dios y a las Confesiones de fe reformadas. Cuando Palau, por ejemplo, dice que “el mundo cristiano puede regocijarse” o que “para los latinos es una emoción muy grande”, por supuesto, él como latino está incluido, así como el resto de evangélicos latinos. Así que, el papa ya no es figura de división entre romanos y evangélicos, sino de unión. ¿No es esto grave?

    En tercer lugar, dices que “hoy en día al obispo de Roma no se le llamaría “el Anticristo””. Bueno, de hecho se lo seguimos llamando hoy los luteranos y reformados confesionales. Si dices que “hoy no se lo diríamos”, esto significa que esta afirmación de las confesiones está basada en consideraciones coyunturales e históricas. Sin embargo, la argumentación de las Confesiones es bien otra y está basada por principios inalterables de la Palabra. Nada ha cambiado en cuanto al papado, con lo que no sé porqué el papado ha dejado de ser anticrístico, y por tanto, cada papa un anticristo.

    En cuarto lugar, tengo que decirte que te equivocas en cuanto a la excomunión de Lutero. Repito: esta NUNCA ha sido revocada. Esto es fácilmente comprobable: ¿cuándo? ¿con qué fecha? ¿sabes que hasta en enero de este año los protestantes siguen pidiendo la revocación? Lo que sí que ha habido son unos acuerdos entre la iglesia luterana y la romana, entre otros, acerca de la justificación. Pero un acuerdo entre la iglesia luterana ACTUAL y la de Roma no significa que se haya rehabilitado la figura de Lutero o aceptado su enseñanza. Hay que ser cuidadosos en este punto, para no dar a entender lo que no es o no ha sido. Tanto la excomunión como los anatemas de Trento siguen plenamente en vigor.

    En tu último párrafo entras a interpretar la renuncia de Benedicto XVI como consecuencia del fracaso de la teología de Vaticano II, y que este fracaso e inoperancia es lo que ha ocasionado “la debacle institucional de la iglesia Romana”. Bueno, es posible, pero es sólo una interpretación. Sabes perfectamente que, para los tradicionalistas católicos-romanos, la debacle precisamente ha sido causada por Vaticano II. ¿Quién tiene razón? Personalmente, a mí Vaticano II (como el primero también) me trae sin cuidado: desde la Reforma, la iglesia romana es una completa ruina que ha pervertido completamente la Palabra, la adoración y el ministerio. Los responsables máximos han sido todos y cada uno de los papas habidos, como mínimo, desde Trento hasta aquí. Y de la podredumbre actual, los máximos responsables son los papas de Vaticano II hasta hoy. Pero esto ya era en los tiempos de la Reforma. Nada ha cambiado. Así que no hay lugar alguno para esta simpatía e identificación con el papa. A los evangélicos nos va a acabar por corromper, tanto como ha corrompido a la iglesia católica-romana.

    Saludos,
    Jorge Ruiz

  7. Daniel Iglesias

    Hola a todos.

    Si se me permite me gustaría preguntar a Cristino Enrique. De reformado a “reformado”, como tu mismo te has calificado. Teniendo a Cristo como cabeza – así lo afirmas – me sorprende mucho tus palabras hablando de “un impostor” y “hereje”:

    “…es un pastor que quiere adecuarse a las demandas de un liderazgo cristiano(romano) más acorde con las urgentes necesidades de renovación…”.

    Aunque después reconoces sobre la misma figura del papa y el magisterio romano:

    “me parece una interpolación errática fuera del contexto de las Sagradas Escrituras, y por tanto, inasumible.”

    ¿Qué representa entonces la figura del papa? ¿qué quiere decir ese “inasumible”?. Como dice el hermano administrador de este sitio, me parece intuir en tu aportación – en la cual, dicho sea de paso no repruebas la actitud
    de estos “evangélicos” – que no ves la gravedad del asunto. Quizás porque ese “inasumible” a la luz de toda tu aportación aparezca bastante suave.

    Un saludo.

  8. Gonzalo Dávila Saravia

    Apreciado hermano Jorge: Gracias a Dios por siervos como usted que siguen las ordenanzas bíblicas de contender ardientemente por la fe. En nuestra congregación hemos predicado sana doctrina y no podemos estar de acuerdo con las posiciones ecuménicas de otrora grandes siervos del Señor como el Señor Palau. Todos sabemos que detrás de todo este drama se esconde la influencia satánica. Gracias por su comentario.
    Gonzalo Dávila Saravia

  9. Juan Sanabria

    Es curioso que esos mismos evangélicos amigos de roma luego tilden a los Reformados de Católicos por bautizar a nuestros hijos ¡Paradojas de la vida!

    Buena entrada pastor Jorge. Estamos en la misma guerra!

    Por Cristo y la Reforma!

  10. Juan Sanabria

    Respecto a Martín Lutero. Particularmente no me preocupa que no se hayan retractado de su ex-comunión. Son los romanistas los que han sido ex-comulgados de la verdadera iglesia de Cristo que tiene la Escritura como columna y baluarte de la verdad.

    Entre más lejos de Roma, más cerca de Cristo.

  11. josuedejuan

    Y a todo esto yo me pregunto
    ¿Ha dejado el movimiento evangelico de ser cristiano? Poruqe yo hace año que dejé de ver las marcas de Cristo en la amplia mayoria de las denominaciones principales.
    No solo necesitamos una reforma, sino una separacion pronta del movimiento evangelico porque ya no representa a Cristo, ni su evangelio ni su justicia.
    !!!

    • Raymundo

      yo casi estoy seguro que, aunque no sea oficial, las iglesias realmente Reformadas estan ya, separadas de la mayoria de las iglesias evangelicas, por sus practicas, doctrinas, etc, y no falta mucho si no es que ya, las personas que asistan a congregaciones evangelicas se empiezen a salir buscando, ahora si, La Iglesia de Cristo. Bendiciones!

  12. josuedejuan

    Saludos Raymundo,
    En España conozco no pocas personas que se reunen por casas por la imposibilidad de encontrar una iglesia biblica, ellos mismos no son reformados, pero he visto el interes inmediato por la literatura puritana entre ellos.
    Aunque si que tengo algo que me gustaria que Ruiz Ortiz pudiera ampliarme, me he encontrado a mucha gente que cuando le dices que no eres evangelico sino reformado practicamente te acusan de no ser cristiano, ¿hasta que punto la etiqueta “evangelico” ha hecho tanto daño como “catolico romano” como exclusividad absoluta de pertenecer al cuerpo de Cristo?
    Hoy si dices que NO eres evangelico es igual a no ser cristiano, hace poco se me prohibió y se me expulsó de una comunidad virtual por NO ser evangelico, cuando hasta la saciedad di muestras de ser reformado (obviamente no concuerdo con algunos puntos de la CFW).
    Bendiciones!!!

  13. Juan Sanabria

    Josedejuan, perdona mi intromisión hermano, pero esto no es sino parte de la ignorancia del pueblo evangélico arminiano. Se puede decir que se nos metieron en casa y ahora nos echan a la calle. Todo “reformado” es esencialmente evangélico, aunque no todo evangélico sea reformado. Lo mejor que podemos hacer es presentarnos como evangélicos reformados y procurar la Reforma dentro del mismo protestantismo.

    Otro problema es que hay mucho sincretismo y mucha falta de definición entre los que abrazan la fe reformada. No se puede ser “reformado a la carta” y decir esto si y aquello no. Todo buen reformado abraza todas las confesiones reformadas sin reservas, rechaza el anabaptismo, el dispensacionalismo y el continuismo. Dios te bendiga hermano!

  14. Rene

    Totalmente de acuerdo con ud pastor Jorge, vivo en argentina y hay pastores de grandes iglesias evangelicas que tenian reuniones ecumenicas con bergoglio a puertas cerradas y eventos en el luna park donde se lo ve en youtube a marcos witt cantandole a los romanistas y diciendo que todos somos hermanos.
    Realmente no se considera quien es el enemigo, sino que se le resta importancia a lo que los reformadores tuvieron enfrentar en pos de la sola Escritura, para que ahora en nombre de la tolerancia nos quieran vender el cuento que todos somos uno.
    Creo que esto es el principio del fin y que vamos a presenciar mas actos de apostasía de muchos que se dicen ministros de Jesucristo. Bendiciones

  15. antonio

    Lámpara es a mis pies Tú Palabra y lumbrera a mi camino…

    Dice claramente la Palabra de Dios que en los últimos tiempos, muchos apostarán de le fe..de eso no cabe duda.

    No todo el que me dice: “Señor, Señor; entrará en el Reino de los cielos..

    La puerta ancha está seduciendo a muchos llamados cristianos, seguramente porque mantenerse integro en la Palabra de Dios requiere pagar un precio que muchos no quieren satisfacer…

    Con razón dice la Escritura que no nos hagamos maestros muchos de nosotros sabiendo que recibiremos mayor condenación..

    Nuestro Padre está en los cielos; nuestro maestro y caudillo es Cristo, y a nadie debemos llamar ninguna de estas cosas sino solo a Dios..

    Si este hombre (Bergoglio) amara a Cristo de verdad, haría como hizo Lutero u otros verdaderos reformadores, pero no se puede ser amigo de Dios y del mundo al mismo tiempo.

    Satanás bajo la piel de un cordero, quiere seguir seduciendo a los hombres, diciéndoles que no importa como llegues a Dios, no importa el camino que tomes si te lleva a Dios, pero miente, porque solo Cristo Jesús es el camino.

    Recordemos a San Pablo en Gálatas, llamándoles insensatos por causa de volver a los viejos rudimentos, o las obras,

    “¿Porque busco ahora el favor de los hombres o de Dios?

    Tenemos la Palabra profética más segura a la cual hacemos bien en estar atentos, como una lámpara que alumbra en medio de la oscuridad.

    Aun no he escuchado decir a ningún “Papa” “arrepentíos o pereceréis, no se arrodillen delante de mí, ni me besen la mano, ni me rindan pleistesía, por que yo también soy un hombre pecador como tú; y no me llamen santo padre, ni cabeza de la Ig. ni se rindan a María como intercesora o abogada;
    No se fíen de las obras, sino de la Pura Gracia de Dios en Cristo Jesús; no esperen purgatorios, sino el expectante y horrible juicio de Dios después de morir sin Cristo……

    En fin…No nos dejemos mover fácilmente de ésta manera de pensar…

    Lo yo sí que haría, sería rogar a Dios para que muchos que pareciera que invocan a Cristo, se vuelvan verdaderamente al Dios vivo, y para que muchos católico romanos, experimenten la verdadera conversión que experimentó Lutero, Reina y Valera y otros muchos, que en el intento entregaron su vida, por amor a la verdad; JESUCRISTO.

  16. Alejandro David Riff

    ¡Muy buen artículo Jorge! Por aquí, por Argentina, tengo que ver con gran asombro cuántos evangélicos ven a Bergoglio como un pastor, porque dice frases bonitas (hagan el bien, no se peleen, ámense mucho) que creo, podría crear mi hija de 5 años. Ahora, si Bergoglio fuera un “renacido en Cristo” dejaría la iglesia católica AUTOMATICAMENTE y se pondría a denunciar las idolatrías católicas, y a predicar el evangelio de la SOLA GRACIA como hicieran tantos reformadores en la antigüedad, entre ellos Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera. Como dice 2da Corintios 6:16 ¡no hay comunión con el templo de los ídolos! Sin embargo muchos “evangélicos” se tragan el anzuelo, adulando al Papa. Pero es de entender que un cristianismo tibio y humanista, reciba con brazos abiertos, a otro humanista sin tener el más mínimo discernimiento espiritual.

  17. Juan Sanabria

    Raymundo, no entiendo tu comentario, pero sea como sea la forma de predicar es en pie y la forma de orar es en la recámara, nunca con la intención de ser vistos e impresionar a los hombres. Eso ya lo hacen los fariseos, los de antes y los de ahora.

    • Raymundo

      me referia copiando ahora al nuevo papa que el viernes santo oro acostado en el suelo, que a lo mejor varios “predicadores” evangelicos ecumenicos le quieran copiar esta nueva “forma” de orar, tal vez despues le agregen algunos brincos para que “selle el espiritu” o cosas inventadas…en fin…la imaginacion del ser humano en la carne no tiene limites …

  18. Juan Sanabria

    Te entiendo Raymundo. Lo cierto es que no me extrañaría. Hay tremendo afán de notoriedad en la Iglesia y parece que todos quien robarle la gloria a Dios con sus peculiares formas de llamar la atención. Solo Dios debe impresionarnos, solo Él debe maravillarnos, solo a Él la gloria.

    • Diego Rodríguez

      2 Corintios 11:13-15
      Reina-Valera 1960 (RVR1960)

      13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.

      14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.

      15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s