El Etos Marcial del Culto Reformado Histórico: El Canto de Salmos para un Vigoroso Culto del Reino (parte 1)

“Un huguenote en el Día de San Bartolomé, rehusando protegerse del peligro por llevar una señal católica romana” (Sir John Everett Millais)

[Reproducimos la excelente serie de siete artículos del Pastor John Sawtelle[1] acerca de la historia de los Salmos de Ginebra y su papel en las Guerras de Religión de los siglos XVI y XVII en Europa. Pueden consultar el original en inglés aquí. Usado con permiso. Westminster Hoy no necesariamente comparte la totalidad de los puntos de vista del autor, pero recomienda vehementemente su lectura].
El culto reformado, es decir, la adoración regulada conforme a la Sola Escritura (Catecismo de Heidelberg Q 96; artículo Confesión Belga 32), ha fomentado y cultivado una forma única de piedad en la iglesia reformada en el pasado. Se podrían citar muchos ejemplos y testimonios de esta distintiva forma de piedad, pero en esta nueva serie propongo considerar el ETOS MARCIAL producido por el canto de Salmos, que caracterizó al calvinismo militante durante los siglos XVI y XVII. El estudio que usaré para tratar acerca del etos marcial producido por el canto de Salmos en las iglesias reformadas de este período fue realizado y publicado por W. Reid Standford en un artículo titulado, “Los Himnos de Guerra del Señor: El canto de Salmos calvinista del siglo XVI”. El Dr. Reid fue profesor de Historia en la Universidad de Guelph y el estudio presentado en este ensayo en particular se encuentra en un volumen de ensayos publicado en 1970 en Ensayos y Estudios del siglo XVI, editado por C.S. Meyer. En las entradas posteriores que se basarán en este ensayo, me propongo examinar las cinco áreas siguientes:

Seguir leyendo