Cita Diaria con Calvino (124)

“Ponemos como fundamento de la fe la promesa gratuita de Dios, porque en ella se apoya propiamente la fe. Pues aunque la fe da como cierto que Dios es absolutamente veraz, ya sea que mande algo o lo prohíba, que prometa o amenace, y aunque acepta obedientemente sus mandamientos, tiene en cuenta lo que le prohíbe, y teme sus amenazas, sin embargo siempre comienza en la promesa; en ella se para, y allí acaba. Pues busca en Dios la vida que no se encuentra en los mandamientos, ni en las amenazas, sino únicamente en la promesa de la misericordia, y promesa gratuita; porque las promesas condicionales, en cuanto que nos remiten a nuestras obras, no prometen más vida que la que podemos encontrar en nosotros mismos.

Por tanto, si no queremos que la fe ande oscilando de un lado a otro, debemos apoyarla en la promesa de salvación, que el Señor nos promete en su benevolencia y liberalidad, y más en consideración a nuestra miseria que a nuestra dignidad. Por eso san Pablo atribuye al Evangelio de modo particular el título de “palabra de fe” (Rom. 10:8); título que no concede ni a los mandamientos, ni a las promesas de la Ley. Y la razón es que no hay nada que pueda fundamentar la fe, sino esta munífica embajada de la benignidad de Dios por la cual reconcilia al mundo consigo (2 Cor. 5: 18-20). De ahí la correspondencia que muchas veces pone entre la fe y el Evangelio; como cuando dice que el ministerio del Evangelio le ha sido confiado, para que se obedezca a la fe; y que “es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree”; y que “en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe’ (Rom. 1:5.16.17). Y no es de maravillar, porque siendo el Evangelio ministerio de reconciliación de Dios con nosotros, no hay testimonio alguno más suficiente de la benevolencia de Dios hacia nosotros, cuyo conocimiento busca la fe (2 Cor. 5: I8).

Al decir, pues, que la fe ha de apoyarse en la promesa gratuita, no negamos que os fieles admitan y reverencien por completo la Palabra de Dios; únicamente señalamos como fin propio, al que la fe ha de tender siempre, la promesa de la misericordia. Los fieles han de reconocer también a Dios por Juez y castigador de los malhechores; sin embargo han de poner sus ojos especialmente en su clemencia; puesto que les es presentado como benigno y misericordioso, lardo a la ira e inclinado a hacer bien, suave y dulce para todos, y que derrama su misericordia sobre todas sus obras (Sal. 86:5; 103: 8 y ss.; 145:8 y ss.)”.

Institución de la religión cristiana II.III.29 (p. 433).

Anuncios

Un Comentario

  1. Cristino Enrique Robles Pe economia salvíficarea

    La Fé cristiana tiene a Cristo como su “esencia”,ésto es como su Autor y consumador(Heb.12,2).La misericordia de Dios que es gratuitamente ofrecida a los hombres por y a través de la realización de las promesas divinas de salvación,es el mensaje del evangelio como Buena Nueva(Is.61,1-11),que tiene en Jesucristo,como el Enviado del Padre,no sólo su portador y garante,sino tambien y sobre, todo su cumplimiento.Así se presenta el Enviado de Dios en la sinagoga de Nazaret al comenzar su ministerio público en Galilea(Lc.4,16-30).La salvación de Dios,consecuencia de su amor y misericordia por los hombres-objeto y fundamento de la fé cristiana-,no habla ya sin más de la misericordia de Dios(algo que por otra parte era patente en la antigüa economia salvífica(Sal.136;Sal.98):habla de Jesúcristo como el Salvador( cf.2 Cor.1,18-22),ante lo cual,todo temor se desvanece,toda esperanza se afirma,y toda salvación se incoa y consuma para gloria de Dios(I Cor.1,30-31).Por tanto,no cabe como argumentan los romanos,tener fé y dudar ó decaer de la misma al experimentar nuestro propio pecado e indignidad con repecto a lo prometido por Dios(cf.pto.24 de éste segundo capítulo),si sabemos ver en el Mediador de la Nueva Alianza,su Autor y consumador,ésto es,la esencia de nuestra fé,algo que Calvino subraya repetidamente y de muchas formas a lo largo de éste segundo capítulo(cf.pto.16).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s