Cita Diaria con Calvino (114)

“Ahora bien, cuando decimos que la gracia nos ha sido adquirida por los méritos de Jesucristo, entendemos que hemos sido purificados por su sangre, y que su muerte fue expiación de nuestros pecados. Como dice san Juan: “su sangre nos limpia” (1 Jn. 1: 7). Y Cristo mismo: “esto es mi sangre que es derramada para remisión de los pecados” (Mt. 26:28; Lc. 22:20). Si el efecto de la sangre derramada es que los pecados no sean imputados, se sigue que a ese precio se satisfizo el juicio de Dios.

 Está de acuerdo con esto lo que dice san Juan: “He aquí el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Jn. 1:29). Pues contrapone Cristo a todos los sacrificios de la Ley, y dice que sólo en Él se ha cumplido lo que aquellas figuras representaban. Y bien sabemos lo que Moisés repite muchas veces: la iniquidad será expiada, el pecado será borrado y perdonado por las ofrendas […]

De aquí se concluye que por Cristo no solamente se nos da la salvación, sino que también el Padre en atención a Él nos es propicio y favorable. Pues no hay duda alguna de que se cumple enteramente en el Redentor lo que Dios anuncia figuradamente por el profeta Isaías: Yo lo haré por amor de mí mismo, y por amor de David mi siervo (Is. 37:35). De lo cual es fiel intérprete san Juan, cuando dice: “vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre” (1 Jn.2:12); porque aunque no pone el nombre de Cristo, Juan, según lo tiene por costumbre, lo insinúa con el pronombre Él. Y en este mismo sentido dice el Señor: Como yo vivo por el Padre, asimismo vosotros viviréis por mí (Jn. 6:57). Con lo cual concuerda lo que dice san Pablo: “Os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él” (Flp. 1: 29)”.

Insticuión de la religión cristiana II.XVII.4 y 5 (p. 395-397)

Anuncios

Un Comentario

  1. Cristino Enrique Robles Perea

    Sobre éste texto de Calvino quiero destacar ésto:el derramamiento de la Sangre de Cristo nos alcanzó la justificación penal(satisfación vicaria) por el pecado,pero tambien-y ésto hay que destacarlo constantemente cada vez que tratamos ó predicamos sobre el sacrificio de Cristo-,el don de la Vida eterna:Ef.2,1-10;Heb.9,15.Como sacrificio de la Nueva Alianza(Jer.31,31-34),no sólo borra el pecado,sino que hace santos para siempre a los justificados(Heb.9,13-14).La teología del “Pacto de Gracia”, de nuestra Confesión de Fé Reformada(arts.7 y 8),es lo que nos quiere decir.El texto del Reformador,paradigmático en éste sentido,lo veo yo muy claramente expuesto en II.XVI.13 de la obra que comentamos.No desvinculemos pues, nunca, la satisfación vicaria como justificación penal, de la soteriología de la Redención consumada,ésto es la resurrección a una Nueva Vida tal como es real y verdadera la Resurrección de Cristo de entre los muertos;vana sería sino nuestra Fé,estaríamos aún encerrrados en la antigüa dispensación(1Cor,1,30-31;6,11;15,14.17;Gal.3,22-27).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s