Cita Diaria con Calvino (110)

“Mas dejando aparte el Símbolo, hemos de buscar una interpretación más clara y cierta del descenso de Jesucristo a los infiernos, tomada de la Palabra de Dios, y que además de santa y piadosa, esté llena de singular consuelo.

Nada hubiera sucedido si Jesucristo hubiera muerto solamente de muerte corporal. Pero era necesario a la vez que sintiese en su alma el rigor del castigo de Dios, para oponerse a su ira y satisfacer a su justo juicio. Por lo cual convino también que combatiese con las fuerzas del infierno y que luchase a brazo partido con el horror de la muerte eterna. Antes hemos citado el aserto del profeta, que el castigo de nuestra paz fue sobre Él, que fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados (ls.53:5). Con estas palabras quiere decir que ha salido fiador y se hizo responsable, y que se sometió, como un delincuente, a sufrir todas las penas y castigos que los malhechores habían de padecer, para librarlos de ellas, exceptuando el que no pudo ser retenido por los dolores de la muerte (Hch. 2:24). Por tanto, no debemos maravillarnos de que se diga que Jesucristo descendió a los infiernos, puesto que padeció la muerte con la que Dios suele castigar a los perversos en su justa cólera […]

Con esto, sin embargo, no queremos decir que Dios le fuera adverso en algún momento, o que se mostrase airado con Él. Porque, ¿cómo iba a enojarse el Padre con su Hijo muy amado, en quien el mismo afirma que tiene todas sus delicias (Mt. 3:17)? 0 ¿cómo Cristo iba a aplacar con su intercesión al Padre con los hombres, si le tenía enojado contra sí? Lo que afirmamos es que Cristo sufrió en sí mismo el gran peso de la ira de Dios, porque, al ser herido y afligido por la mano de Dios, experimentó todas las señales que Dios muestra cuando está airado y castiga”.

Institución de la religión cristiana II.XVI. 10 y 11 (p. 381-383).

Anuncios

  1. Predestinado

    Estimado hermano, si no me equivoco se saltó la parte en que Calvino habla del descenso de Cristo a los infiernos. Me consta que es un tema que suscita bastante polémica pero me gustaría saber cuál es su opinión sobre lo que sucedió a Cristo en su espíritu humano mientras estuvo descarnado.

    Sabemos que nuestras confesiones utilizan la terminología solo en conceptos metafóricos, como quien soporta la ira del Padre en su cruz. Estoy de acuerdo, pero me parece que nos quedamos cortos. No creo que haya ido al limbo de los patriarcas ni a liberar ni a aclarar nada a nadie porque este lugar es invento de los papistas. Tampoco creo que haya ido a predicarles a los supuestos ángeles que se juntaron con las hijas de los hombres en los tiempos de Noé porque no concuerda con La Escritura sino más bien con la mitología. Tampoco me cuadra que el Señor hiciese una especie de viaje en el tiempo predicando a través de Noé a los que en otro tiempo desobedecieron porque no se ajusta al texto de 1 Pedro 3.

    Yo opino, sin dogmatizar, que, como dijo Calvino, nuestro Señor “penetró hasta los difuntos”, es decir, anunció su venida y muerte a los muertos para dar testimonio del cumplimiento de las profecías.

    ¿Usted qué opina?

    Muchas gracias de antemano y Dios le bendiga!

    Juan Sanabria

    • Jorge Ruiz Ortiz

      Estimado hermano:

      Muchas gracias por su comentario. La verdad es que no lo he omitido. Tal vez no lo haya sabido yo mostrar debidamente, pero esta cita refleja precisamente la opinión de Calvino acerca del descenso de Cristo a los infiernos: este sería el sentir o experimentar los sufrimientos y la carga de la ira de Dios por los pecados. Como Calvino aclara, esto no significa que el Padre lo dejara de amar en ningún momento, sino que Cristo dejó de sentir Su amor y Su rostro, hasta el punto de exclamar “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”

      Esta es también mi opinión al respecto. Como usted, no creo que Jesús fuera ni al limbo, etc. En esta cuestión debemos también de tener en cuenta que el alma humana de Jesús no pudo en ningún momento separarse de su unión hipostática con el Hijo. Aunque el alma humana de Jesús mantenía sus propiedades en esta maravillosa unión, nunca tuvo una existencia independiente. Esto es una cuestión que se tiene que tener muy en cuenta en toda esta cuestión.

      En definitiva, creo que la explicación dada por Calvino es la más sobria conforme a las Escrituras y la que más concuerda con todo el conjunto de su enseñanza.

      Saludos en Cristo,
      Jorge Ruiz

  2. Predestinado

    No, doctor, no digo que haya omitido, como si lo hubiese hecho adrede sino que lo saltó, que no lo mencionó, solo eso.

    El texto a que me refiero y usted seguramente conoce es este:

    Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.
    (1Pe 3:18-20 RV1960)

    Sin duda Cristo no pierde ninguno de sus atributos divinos pero este descenso a los muertos es en calidad de hombre, en su alma humana racional. Fue a “proclamar” su obra a los muertos.

    Tampoco digo que Calvino interpretara mal aunque se atrevió a hablar de la vida ultratumba del Mesías, algo en que los comentaristas reformados contemporáneos no se atreven a entrar, quizá por temor de usar mal la gran Confesión, no sé.

    ¿Usted qué opina o cómo entiende este pasaje?

    Gracias por su paciencia hermano.

    Soli Deo Gloria

    • Jorge Ruiz Ortiz

      No se preocupe, hermano, he entendido el sentido de su comentario y no he visto ninguna crítica por su parte.

      Por centrar las cuestión, en cuanto a la frase del Credo “descendió a los infiernos”, la interpretación de Calvino (juntamente con la gran mayoría, creo, de los reformados) es que se tiene que entender en el sentido de los sufrimientos de Cristo, principalmente en la cruz.

      En cuanto a la interpretación de 1 Pedro 3:18-19, la verdad es que el comentario de Calvino es de un enorme valor, pues pasa en revista todas las interpretaciones corrientes en su época, y me parece que no habremos avanzado mucho desde entonces. Por ser breves, Calvino piensa que aquí no está hablando de ningún supuesto descenso del alma humana de Cristo a los infiernos, sino que habla de la “eficacia vivificante del Espíritu a los espíritus de los fieles”; “encarcelados” significa que “estaban a la expectativa”, en un sentido parecido (esto lo digo yo) a lo que dice Juan 8:56.

      Espero que le pueda ser de ayuda, hermano.

      Suyo en Cristo,
      Jorge Ruiz

  3. Cristino Enrique Robles Perea

    Hermano en Cristo,Predestinado:
    Estoy totalmente de acuerdo con la opinión del Dr.J.Ruiz en su argumentación.Creo no obstante que Ud.no ha considerado el pto. 9 de éste mismo libro y capítulo de la obra del Reformador,en dónde Calvino, lejos de interpretar de forma meramente conceptual y /ó alegórica el texto de Pedro-sin pretender esteblecer una hermenéutica textual-,nos aclara lo que a Vd.le inquieta tanto:la virtud de la muerte de Cristo llega a los difuntos,réprobos ó no,ésto es,que se benefician de los frutos de la misma,ó por el contrario,son apartados de los frutos de la Redención:tal es el valor expiatorio universal de su muerte ya que ésta tiene un valor infinito hacia el Padre,por tratarse de la muerte del Hijo Unigénito.No obstante a ello,estimo que la intención primordial del Reformador no es tanto elucubrar-debido a la introdución tardía de la cláusula en cuestión ,que no figura en la fórmula más antigua del Símbolo de los Apóstoles,sino más bien en una fórmula más tardia del mismo símbolo según el orden romano,del s.II,utilizado ya en la liturgia bautismal de la iglesia primitiva,y por tanto algo ya más elaborado-,sino más bien poner de relieve el valor martirial de la muerte de Cristo en la cruz,hasta el punto de trascender todo lo que a ella convenia, del plano meramente físico, al psicológico-emocional,y tal vez hasta el ontológico(como Hijo de Dios),algo que vemos muy claro, como afirma el Dr.J.Ruiz,en la exclamación “in términis”:¡Dios mio,Dios mio…. :todo ello forma parte de la “kenosis” del Hijo de Dios(Flp.2,6-11).

    • Predestinado

      Hola Cristino, gracias por tu aporte. Todo eso de la kenosis y la unión hipostática lo entiendo bien. Que Cristo sufrió su infierno en la cruz también. Yo no voy por ahí sino por lo que aconteció al alma humana de Cristo en los tres días de su muerte física. En el relato de Pedro parece que hay un orden cronológico de los acontecimientos. Primero habla de la muerte física. Luego de que su espíritu aún vivo fue a los espíritus encarcelados, y así hasta que culmina con la resurrección. Entonces, yo me detengo en el segundo punto y pregunto. Berkhof habla de una especie de pasividad en el espíritu de Cristo en que estuvo inoperante hasta la resurrección y esto me suena más al “sueño del alma” que a otra cosa. Otros se limitan a repetir su obra sustitutoria en la cruz pero sin entrar en lo que yo menciono.

      – La Iglesia de Roma interpreta que fue al Limbo de los Patriarcas a sacar a los creyentes del AT.
      – La Iglesia Anglicana dice que fue a exponerles más claramente las verdades del evangelio a los creyentes del AT.
      – La Iglesia Luterana enseña que fue a proclamar su victoria sobre el diablo y los demonios.
      – Los Hermanos de Plymouth y gran parte de los dispensacionalistas enseñan el punto de la Iglesia de Roma más la proclamación a los ángeles que se juntaron con las hijas de los hombres según la tradición judía y el libro apócrifo de Enoc.
      – Otros de diferentes corrientes dicen que fue a predicarles a los espíritus de los muertos para darles otra oportunidad ¡Imagínate!

      Entonces, el temita se las trae ¿Pero qué haremos ante tal evidencia? ¿Limitarnos a su sufrimiento en la carne en la cruz? ¿Alegorizar ante textos tan contundentes? Sin descartar lo que muy bien dicen nuestras confesiones creo que debemos investigar y aportar algo en referencia a la vida ultratumba del Cristo-hombre mientras estuvo descarnado en los días de su muerte.

      En referencia al Símbolo Apostólico me consta que la expresión “descendió a los infiernos” fue añadida posteriormente pero fue aceptada por la iglesia lo mismo que los demás artículos. En un principio decía “Creo en Dios Padre Todopoderoso, y en Jesucristo Su Único Hijo y en el Espíritu Santo”. Esto era suficiente para que un pagano fuese bautizado y entrara a ser parte de la iglesia. Posteriormente le fueron añadiendo todo lo que tenemos hoy y eso no le quita importancia ni valor. El mismo credo Niceno-Constantinopolitano no es más que una ampliación del símbolo apostólico ¡Y lo aceptamos! Aunque sea de una fecha posterior. No creo que restándole importancia a algún artículo debamos quedarnos atrás o pasemos por alto lo que ya tenemos. Más bien debemos investigar e interpretar a la luz de la Sola Escritura.

      Cristino, mi nombre es Juan.

      ¡Qué el Señor te bendiga hermano!

      Pd. No me trates de Ud hermano que me salen canas 😉

  4. Predestinado

    Doctor Jorge, me gusta que opine, que diga algo más de lo ya dicho pero sigue sin encajar. Me explico ¿Podemos concebir la idea del padre Abraham como un “espíritu encarcelado”? O ¿Es “alma expectante” un sinónimo de “espíritu encarcelado”? ¿No le parece que se aleja demasiado desde el punto de vista semántico? ¿O es que estoy entendiendo mal lo que me explica?

    Un fraternal saludo!

    Pd. Mi nombre es Juan, lo que sucede es que wordpress ya me tiene configurado así y aunque ponga otra cosa me sigue apareciendo el “Predestinado” 🙂

  5. Jorge Ruiz Ortiz

    Estimado hermano Juan:

    El griego dice “tois en phulaké”. Más que “encarcelados”, significa literalmente, esto es “los que (están o estaban) en prisión”, pero la expresión también puede significar “guardia”. No obstante, algo más adelante en su comentario Calvino dice que aun si se tomara en el sentido de “prisión”, este sentido tampoco convendría mal, puesto que “durante su vida la Ley les fue una guardia (o prisión) estrecha”, según lo dicho por el apóstol en Gálatas 3:23.

    No sé si le resultará convincente o no, pero creo que convendrá conmigo en calificar la exégesis de Calvino es, ante todo, sobria. No busca ninguna explicación nunca oída ni sensacional, y esto es lo que siempre me gusta de Calvino como intérprete de la Escritura y por lo que me merece una gran credibilidad.

    Esta explicación tiene el mérito, además, de encajar bien con el contexto del pasaje. Las otras explicaciones aparecen, al menos me lo parece a mí, como algo abrupto. Personalmente, yo no limitaría, como hace Calvino, la expresión solamente a los “fieles” sino también a los “incrédulos” el pasaje, debido a la dificultad del inicio del vs. 19. Calvino es consciente de ella e intenta resolverla. Su explicación es que el dativo griego debe entenderse en un sentido ablativo. No me parece convincente Calvino en este punto. Que Cristo haya hecho sentir la virtud vivificante del Espíritu sólo a los “fieles” eso nadie lo duda, pero Cristo habló a todos.

    Suyo en Cristo,
    Jorge Ruiz

  6. Predestinado

    Entonces doctor, ¿usted entiende que Cristo se proclamó a los muertos tanto justos e injustos durante los días de su muerte física haciendo patente su venida y obra tanto a los elegidos como a los réprobos?

    Entiendo que Calvino se limitó a los justos al referirse a “aquellos que estaban en atalaya” y coincido con Ud. en que este evento se irradia hasta los réprobos que estaban en lugar de tormento y prisiones de oscuridad.

    Calvino como exégeta y teólogo fue insuperable. Sin él la reforma se hubiese quedado en pañales ¿Se imagina a ese hombre con todos los medios y avances tecnológicos que hoy tenemos a nuestro alcance?

    Un afectuoso saludo en el Señor,
    Juan Sanabria

    • Jorge Ruiz Ortiz

      Este versículo no es precisamente sencillo. Así que voy a intentar explicar lo que yo entiendo de él, apartándome para ello del comentario de Calvino:

      1) Cristo predicó por el Espíritu por medio Noé (2 Pedro 2:5, “pregonero de justicia”). El predicó a todos y sólo siete personas fueron salvas.

      2) Estas personas a las que predicó Cristo por Noé ahora están “encerrados” (cf. 2 Pedro 2:4; Judas 6).

      Creo que, en particular, 2 Pedro 2:4-5 puede ser de ayuda para interpretar este pasaje.

      A estos dos puntos, se puede añadir además:

      3) La virtud vivificante de la muerte de Cristo sólo la gozaron los espíritus de los fieles del Antiguo Testamento, los cuales estaban, como dice la Escritura, a la expectativa y encerrados para esta esperanza (Juan 8:56 y Gálatas 3:23).

      Muchas gracias por sus preguntas y aportaciones. Han sido un gran estímulo para prestar más atención a este texto de la Escritura.

      Con mis mejores saludos en el Señor

  7. Cristino Enrique Robles Perea

    No soy exégeta,hermano Juan,aunque sí licenciado en Teología,y posteriormente a éste grado académico,con el grado de especialista en Dogmática,pero aún así y con todo creo que para zanjar la cuestión que te intriga tanto(aunque a nivel pastoral,y por supuesto académico,no represente mayor importancia, quedando todo ello exclusivamente circunscrito al ámbito bíblico-exegético académico),debemos recurrir a la semántica del texto hebreo referente al salmo 16,10( vv.9-10),así como a la escatología rabínica veterotestamentaria,para, en primer lugar saber diferenciar entre seol(con sentido de profundidad terrenal) y hades(algo así como lugar de castigo),y en segundo lugar,ya dentro de la escatología neotestamentaria,infierno.El texto petrino en cuestión está circunscrito a un contexto exclusivamente parenético(exhortación),y sólo con carácter particular “trata de paso”,la misión de Cristo post-mortem a “los espíritus encarcelados”,pero evidentemente, a partir de los presupuestos escatológicos heredados que hacen referencia directa(sal.16),a la suerte del justo-muerto,que la Patrítica refirió a Cristo.Por tanto,creo que ya que en un primer intento hermenéutico del texto petrino,poco nos puede clarificar en el tema que nos ocupa la semántica de ambos vocablos,y considerando atentamente tanto el contexto bíblico inmediato de Pedro,como el enfoque general que de él deriva el Reformador,así como su opinión particular al respecto,podríamos concluir en que(por lo menos desde mi particular punto de vista),la interpretación que da Berkhof,es la más adecuada,matizándola con la interpretación un tanto”martirial”(testimonial)del valor universal de la Muerte- Redención de Cristo que nos aporta Calvino en éste texto:quedan incluidos todos los difuntos(espíritus encarcelados),fieles e infieles-justos y pecadores,que reciben la gracia-noticia-esencia de la Redención del Salvador universal de todos los hombres,-“bajo la Ley”(antigüa economia),y” bajo la gracia”(nueva economia)-.Y con ello,creo que todo está dicho,hermano Juan,que doctores tiene la Iglesia,y sólo a ellos en el ámbito de su competencia,les corresponde llegar más allá,si ello fuera posible.

  8. Diego Rodríguez

    Sólo me gustaría haceros un aporte en relación al tema.

    1 Pedro 3:18-20

    18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;

    19 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados,

    20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.

    – Cuando leemos el pasaje del rico y Lázaro:

    Lucas 16:21-23

    21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas.

    22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.

    23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.

    24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.

    25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.

    26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá.

    27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre,

    28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento.

    29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos.

    30 Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.

    31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

    … podemos ver que se nos muestra la existencia de dos lugares (ver23): El seno de Abraham donde reposaban y eran consolados (“encerrados”) los justificados, y el Hades, lugar de tormento para los condenados y encarcelados (“encerrados”). En el versículo 23 y 26 vemos que esos dos lugares al parecer estaban cerca el uno del otro, tanto que el rico pidió a Abraham que Lázaro calmase su terrible tormento.

    Este pasaje nos puede dar una “clara” idea de la actividad realizada por nuestro Señor, predicar (1 Pedro 3:19) a los espíritus encarcelados desde el seno de Abraham, desde donde los atormentados y los Justos igualmente pudieron recibir el testimonio de Su victoria sobre la muerte.

    Algunos de aquellos justos resucitaron como lo relata el siguiente pasaje:

    Mateo 27:50-53

    50 Mas Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu.

    51 Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron;

    52 y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron;

    53 y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos.

    … resucitaron a razón de cumplir toda justicia, pues nuestro Sumo Sacerdote según el orden de Melquisedec, debía presentar delante del Padre la ofrenda de los primeros frutos (“Bicurim” o “Savohot”).

    Las funciones del sumo sacerdote en la Pascua o Pesah (Ex 12,1-28) y la fiesta de los primeros frutos (Bicurim) el primer día de la semana, al parecer se desarrollaban de la siguiente manera:

    • El día viernes se presentaba en la mañana frente al altar de los sacrificios. Cada familia hebrea traía el mejor cordero (perfecto) y era sacrificado (por el sumo sacerdote) siguiendo el ritual que marcaba la ceremonia. La sangre era recogida por los sacerdotes en vasijas que se pasaban de mano en mano hasta el altar.
    • Al finalizar la jornada, al atardecer como señal del fin de sus funciones y la pronta llagada del sábado o Shabat, el sumo sacerdote pedía agua para calmar su sed, tomaba su cuchillo y degollaba el último cordero exclamando ¡Consumado es!
    • Luego el sumo sacerdote permanecía apartado durante tres días en ayuno en una cueva cercana preparada para dicha ocasión.
    • Al tercer día, muy de mañana (primer día de la semana – Bicurim) salía y se dirigía a los campos de cebada (casi listos para la siega) y tomaba un “Omer”, y sin que nadie lo tocara iba al templo y mecía la ofrenda delante del altar.

    Los santos (no todos) resucitados fueron llevados del seno de Abraham a la misma presencia de Dios y fueron presentados como las primicias (Bicurim).

    En el siguiente pasaje leemos, especialmente en el versículo 17:

    Juan 20:11-18

    Jesús se aparece a María Magdalena

    (Mr. 16.9-11)

    11 Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro;

    12 y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto.

    13 Y le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras? Les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto.

    14 Cuando había dicho esto, se volvió, y vio a Jesús que estaba allí; mas no sabía que era Jesús.

    15 Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, pensando que era el hortelano, le dijo: Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré.

    16 Jesús le dijo: !!María! Volviéndose ella, le dijo: !Raboni! (que quiere decir, Maestro)

    17 Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.

    18 Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas.

    … como podemos leer, nuestro Santo Redentor, una vez resucitado y removida la piedra de su sepulcro, en el primer día de la semana (Bicurim) muy de mañana, no permitió que María Magdalena le tocase, porque no había subido aún al Padre para ofrecer las primicias.

    -Vemos en el siguiente pasaje que el lugar mencionado en Lucas 16:22 “ el seno de Abraham” desaparece y da paso al Paraíso – versículo 43:

    Lucas 23:32-43

    32 Llevaban también con él a otros dos, que eran malhechores, para ser muertos.

    33 Y cuando llegaron al lugar llamado de la Calavera, le crucificaron allí, y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda.

    34 Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes.

    35 Y el pueblo estaba mirando; y aun los gobernantes se burlaban de él, diciendo: A otros salvó; sálvese a sí mismo, si éste es el Cristo, el escogido de Dios.

    36 Los soldados también le escarnecían, acercándose y presentándole vinagre,

    37 y diciendo: Si tú eres el Rey de los judíos, sálvate a ti mismo.

    38 Había también sobre él un título escrito con letras griegas, latinas y hebreas: ESTE ES EL REY DE LOS JUDÍOS.

    39 Y uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba, diciendo: Si tú eres el Cristo, sálvate a ti mismo y a nosotros.

    40 Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿Ni aun temes tú a Dios, estando en la misma condenación?

    41 Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo.

    42 Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.

    43 Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

    … una vez nuestro Sumo Sacerdote presentó la ofrenda de las primicias (Bicurim), ya podía ser tocado por el incrédulo Tomás Juan 20:24-29:

    Juan 20:24-29

    Incredulidad de Tomás

    24 Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino.

    25 Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré.

    26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros.

    27 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.

    28 Entonces Tomás respondió y le dijo: !!Señor mío, y Dios mío!

    29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.

    Éxodo 23:14-19

    Las tres fiestas anuales

    (Ex. 34.18-26; Dt. 16.1-17)

    14 Tres veces en el año me celebraréis fiesta.

    15 La fiesta de los panes sin levadura guardarás. Siete días comerás los panes sin levadura, como yo te mandé, en el tiempo del mes de Abib, porque en él saliste de Egipto; y ninguno se presentará delante de mí con las manos vacías.

    16 También la fiesta de la siega, los primeros frutos de tus labores, que hubieres sembrado en el campo, y la fiesta de la cosecha a la salida del año, cuando hayas recogido los frutos de tus labores del campo.

    17 Tres veces en el año se presentará todo varón delante de Jehová el Señor.

    18 No ofrecerás con pan leudo la sangre de mi sacrificio, ni la grosura de mi víctima quedará de la noche hasta la mañana.

    19 Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Jehová tu Dios. No guisarás el cabrito en la leche de su madre.

    Soli Deo Gloria

  9. Diego Rodríguez

    Bueno, ya aprendí con la ayuda de mi esposa. Aquí va el texto formateado:

    Sólo me gustaría haceros un aporte en relación al tema.

    1 Pedro 3:18-20

    18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;

    19 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados,

    20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.

    – Cuando leemos el pasaje del rico y Lázaro:

    Lucas 16:21-23

    21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas.

    22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.

    23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.

    24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.

    25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.

    26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá.

    27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre,

    28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento.

    29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos.

    30 Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.

    31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

    … podemos ver que se nos muestra la existencia de dos lugares (ver23): El seno de Abraham donde reposaban y eran consolados (“encerrados”) los justificados, y el Hades, lugar de tormento para los condenados y encarcelados (“encerrados”). En el versículo 23 y 26 vemos que esos dos lugares al parecer estaban cerca el uno del otro, tanto que el rico pidió a Abraham que Lázaro calmase su terrible tormento.

    Este pasaje nos puede dar una “clara” idea de la actividad realizada por nuestro Señor, predicar (1 Pedro 3:19) a los espíritus encarcelados desde el seno de Abraham, desde donde los atormentados y los Justos igualmente pudieron recibir el testimonio de Su victoria sobre la muerte.

    Algunos de aquellos justos resucitaron como lo relata el siguiente pasaje:

    Mateo 27:50-53

    50 Mas Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu.

    51 Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron;

    52 y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron;

    53 y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos.

    … resucitaron a razón de cumplir toda justicia, pues nuestro Sumo Sacerdote según el orden de Melquisedec, debía presentar delante del Padre la ofrenda de los primeros frutos (“Bicurim” o “Savohot”).

    Las funciones del sumo sacerdote en la Pascua o Pesah (Ex 12,1-28) y la fiesta de los primeros frutos (Bicurim) el primer día de la semana, al parecer se desarrollaban de la siguiente manera:

    • El día viernes se presentaba en la mañana frente al altar de los sacrificios. Cada familia hebrea traía el mejor cordero (perfecto) y era sacrificado (por el sumo sacerdote) siguiendo el ritual que marcaba la ceremonia. La sangre era recogida por los sacerdotes en vasijas que se pasaban de mano en mano hasta el altar.
    • Al finalizar la jornada, al atardecer como señal del fin de sus funciones y la pronta llagada del sábado o Shabat, el sumo sacerdote pedía agua para calmar su sed, tomaba su cuchillo y degollaba el último cordero exclamando ¡Consumado es!
    • Luego el sumo sacerdote permanecía apartado durante tres días en ayuno en una cueva cercana preparada para dicha ocasión.
    • Al tercer día, muy de mañana (primer día de la semana – Bicurim) salía y se dirigía a los campos de cebada (casi listos para la siega) y tomaba un “Omer”, y sin que nadie lo tocara iba al templo y mecía la ofrenda delante del altar.

    Los santos (no todos) resucitados fueron llevados del seno de Abraham a la misma presencia de Dios y fueron presentados como las primicias (Bicurim).

    En el siguiente pasaje leemos, especialmente en el versículo 17:

    Juan 20:11-18

    Jesús se aparece a María Magdalena

    (Mr. 16.9-11)

    11 Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro;

    12 y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto.

    13 Y le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras? Les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto.

    14 Cuando había dicho esto, se volvió, y vio a Jesús que estaba allí; mas no sabía que era Jesús.

    15 Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, pensando que era el hortelano, le dijo: Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré.

    16 Jesús le dijo: !!María! Volviéndose ella, le dijo: !Raboni! (que quiere decir, Maestro)

    17 Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.

    18 Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas.

    … como podemos leer, nuestro Santo Redentor, una vez resucitado y removida la piedra de su sepulcro, en el primer día de la semana (Bicurim) muy de mañana, no permitió que María Magdalena le tocase, porque no había subido aún al Padre para ofrecer las primicias.

    -Vemos en el siguiente pasaje que el lugar mencionado en Lucas 16:22 “ el seno de Abraham” desaparece y da paso al Paraíso – versículo 43:

    Lucas 23:32-43

    32 Llevaban también con él a otros dos, que eran malhechores, para ser muertos.

    33 Y cuando llegaron al lugar llamado de la Calavera, le crucificaron allí, y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda.

    34 Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes.

    35 Y el pueblo estaba mirando; y aun los gobernantes se burlaban de él, diciendo: A otros salvó; sálvese a sí mismo, si éste es el Cristo, el escogido de Dios.

    36 Los soldados también le escarnecían, acercándose y presentándole vinagre,

    37 y diciendo: Si tú eres el Rey de los judíos, sálvate a ti mismo.

    38 Había también sobre él un título escrito con letras griegas, latinas y hebreas: ESTE ES EL REY DE LOS JUDÍOS.

    39 Y uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba, diciendo: Si tú eres el Cristo, sálvate a ti mismo y a nosotros.

    40 Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿Ni aun temes tú a Dios, estando en la misma condenación?

    41 Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo.

    42 Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.

    43 Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

    … una vez nuestro Sumo Sacerdote presentó la ofrenda de las primicias (Bicurim), ya podía ser tocado por el incrédulo Tomás Juan 20:24-29:

    Juan 20:24-29

    Incredulidad de Tomás

    24 Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino.

    25 Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré.

    26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros.

    27 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.

    28 Entonces Tomás respondió y le dijo: !!Señor mío, y Dios mío!

    29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.

    Éxodo 23:14-19

    Las tres fiestas anuales

    (Ex. 34.18-26; Dt. 16.1-17)

    14 Tres veces en el año me celebraréis fiesta.

    15 La fiesta de los panes sin levadura guardarás. Siete días comerás los panes sin levadura, como yo te mandé, en el tiempo del mes de Abib, porque en él saliste de Egipto; y ninguno se presentará delante de mí con las manos vacías.

    16 También la fiesta de la siega, los primeros frutos de tus labores, que hubieres sembrado en el campo, y la fiesta de la cosecha a la salida del año, cuando hayas recogido los frutos de tus labores del campo.

    17 Tres veces en el año se presentará todo varón delante de Jehová el Señor.

    18 No ofrecerás con pan leudo la sangre de mi sacrificio, ni la grosura de mi víctima quedará de la noche hasta la mañana.

    19 Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Jehová tu Dios. No guisarás el cabrito en la leche de su madre.

    Soli Deo Gloria

  10. Predestinado

    Vaya hermanos!!! parece que estaban esperando que alguien hablara para hablar y hacer sus ensayos conmigo. Bueno, si eso les hace mover Biblia y estudiar pues bien, aunque a Cristino parece que el tema le cansa y lo quiere dar por zanjado con su “todo está dicho”. Pues nada hermano, zanjado queda, pero permíteme decirte que tu concepto de dejar estos asuntos a los doctores de la iglesia no es reformado sino papista. Ellos dejan la interpretación de La Escritura en manos de su Papa y del Magisterio, nosotros creemos en el “libre examen” respetando las reglas de una correcta hermenéutica ¿No te lo enseñaron en tu licenciatura? ¿O eres licenciado en Teología Católica?

    Gracias por su respuesta doctor Jorge, aunque es la misma que da Kistemaker, y no me convence. Como veo su e mail a disposición la próxima vez le consultaré por ahí para que nadie se entrometa.

    ¡Que goce de un buen día del Señor!

    Juan Sanabria

  11. Cristino Enrique Robles Perea

    Querido hermano Juan:no creo que haya contristado tu buen y siempre loable ánimo por investigar la verdad que nos es trasmitida en las Sagradas Escrituras.Al comentarte lo de mi licenciatura, fué sólo con la humilde intención por mi parte de decirte que compartía en principio tu interés por el tema pero que la solución(hermenéutica) de la cláusula en cuestión requería el concurso de exégetas dentro de un ámbito estrictamente académico,y que al menos yo,no te podía ofrecer más de lo expuesto hasta el momento,pero en ningún momento dudé de lo legítimo de tu pregunta,ni tan siquiera de que no debíamos escudriñar las Escrituras para alcanzar la plenitud de la verdad divina que nos transmite.Mi licenciatura y especialzación posterior en Dogmática,provienen evidentemente de una universidad romana-soy recién convertido a la Reforma calvinista-,pero en el ámbito de la exégesis que es el que nos ocupa ahora, es lo mismo provenir de un centro académico superior, romano ó protestante,y de ahí mi posicionamiento al respecto.En cualquier caso,creo que sabrás que Calvino, cuando trata el tema de la Predestinación,sostiene que todo aquéllo que el Señor cree conveniente para nuestra salvación nos es expuesto de una forma u otra en cualquier lugar de la Escritura de forma suficientemente clara para nuestra comprensión,y sólo aquéllo que nos es necesario. El “libre examen”,no es aceptado en la Reforma protestante al igual que en el luteranismo,en contra precisamente en ambos casos, del iluminismo y subjetivismo de los anabaptistas;otra cosa es el estudio normado,aún con carácter individual, de cualquier paráfrasis de las divinas Letras,y otra muy distiana a todo ello, es el estudio sistemático- cientifico que llevan a cabo los diferentes especialistas en el ámbito de sus respectivas competencias en los centros de enseñanza superior. En cualquer caso,por favor,que todo ésto no sirva para que las dudas que puedan surgir sobre ciertos temas queden en un ámbito exclusivamente privado ,pues con ello perjudicaríamos a hermanos que necesitan formarse mediante nuestra común y humilde colaboración.Un abrazo en el Señor.

  12. Predestinado

    Hola Cristino. Por mi ánimo por investigar no te preocupes, algo tan simple como lo que estamos debatiendo no lo va a mermar, aunque para tí sea un misterio inalcanzable y solo en mano de doctores. No creo en el “libre examen” al estilo luterano. No estoy en contra de la formación académica. No he interpretado nada a la manera pietista ni de manera particular. No he dicho nada extraño que otros no hayan dicho a lo largo de la historia eclesiástica. No te he reprochado que hayas estudiado, pero sí que creas que el conocimiento está limitado a las academias y limites a Dios en cuanto a iluminar a quien quiera aunque éste sea tan del vulgo como Pedro el pescador. Por desgracia, la mayoría de la iglesias protestantes están siendo pastoreadas por personas sin formación académica y otros han pasado por seminarios que dan pena, por lo que su titulación y nada es lo mismo. No estoy de acuerdo en el concepto de muchos protestantes en el sentido de que cualquiera pueda interpretar la Escritura, especialmente en temas como estos, pero tampoco estoy de acuerdo en que la interpretación sea patrimonio de una élite o sector determinado de la Iglesia, porque aún los más torpes pueden descubrir y aportar grandes verdades ocultas a los grandes y entendidos e igualmente pueden haber doctores sumidos en la necedad.

    Yo llamo doctor al que además de tener un título (lo cual le honra) es docto en sí mismo en virtud de la gracia concedida y eso se nota en sus escritos y argumentos.

    Pero lo dicho, zanjaste el tema, para tí sigue siendo exclusivo de una élite y hasta crees que es dañino o perjudicial para los “laicos”. Pues ya está hermano, ya lo zanjé.

    ¡Qué el Señor te bendiga!

    Juan Sanabria

  13. Predestinado

    Solo un apunte más hno. Cristino. Espero por el bien de tu alma que los Teólogos Protestantes sean tan sabios como los prelados de la Iglesia de Roma y no hagan homologación de tus estudios si quisieras entrar en uno de nuestro seminarios. Sería tan perniciosos para nuestra fe como los que van de aquí de vuelta hacia Roma. En eso admiro a los Romanistas, saben protejer lo suyo.

  14. denis ochoa

    Hola a todos mi nombre es Denis y soy de tegucigalpa Honduras hace poco menos de dos años me converti a la fe reformada, es decir el amilenarismo, el paedobautismo, los cinco puntos de dort… etc… no tengo aun ninguna preparacion teologica en ningun seminario, por esa razon concidero que mi opinion no tendria el peso para ser tomada con seriedad en este ambito academico de alto nivel mostrado por todos ustedes…

    Solamente quisiera hacer una pregunta….

    Vayamos al grano….. ¿El señor jesus en sus tres dias que padecio la muerte fisica en su humanidad…?

    ¿Estuvo literalmente en algun otro lugar?

    ¿fue o no fue al hades a predicar o proclamar algo alli?

    muchas gracias…

    Pd… limitense a decir SI o NO

  15. denis ochoa

    Tengan todos un buen dia…..Solamente quiero hacer unas preguntas:

    A ¿El señor Jesus estuvo literalmente en el hades en su espiritu humano?

    O

    B ¿El espiritu humano de Cristo estuvo encomendado en las manos del padre?

    O

    C ¿El pasaje en cuestion se refiere a la tercera persona de la trinidad que resucito el cuerpo fisico de Cristo?

    ¿Cual es la respuesta correcta?

    Letra A

    Letra B Y C

    Ninguna

    1 Pedro 3:18-20

    18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;

    19 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados,

    20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.

  16. Cristino Enrique Robles Perea

    Hermano Juan:Creo que me hice entender con respecto al estudio teológico privado(“laico”,como tú lo llamas) , y al académico(científico):estoy totalmente de acuerdo en que los no teólogos pueden descubrir, y hasta en algún punto en concreto llegar a saber más que los que estän/estamos titulados;creo firmemente en lo que el Señor clamó en su día y que nos recogen los evangelistas al efecto de la sabiduría “de lo alto” concedida a los “niños”(Lc.10,21 y Mt.11,25).Por tanto,no acabo de entender tu asombro:el estudio de las ciencias divinas “ex professo et de officio”,es algo más que el ejercicio de una profesión a partir de un título académico;es “a modo de un sacerdocio”;el lema de Calvino era:”Cor meum offero Tibi,Domine,prompte et sincere”( a ésto me refiero).Sobre la homologación de mis estudios,te diré que en el Westminster Seminary of California-Presbiteriano-(EE.UU),una inmensa mayoria de los catedráticos están titulados por centros romanos,a parte de los diferentes cursos adicionales sobre la Teología Reformada que lógicamente hayan llevado a cabo,tal como es mi caso(no te preocupes,pues ya de antemano yo estudio y escribo desde la Reforma,y creéme que con gran celo).Un abrazo.(me gustaría saber si eres presbiteriano,como yo,ó por el contrario, de una iglesia “libre”).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s