Un Comentario

  1. Cristino Enrique Robles Perea

    La conclusión que debemos sacar de éste mandamiento-siempre según la hermenéutica calvinista-,es que aquéllas personas puestas por Dios en nuestra vida-los padres, como los que en razón de naturaleza,han sido los medios humanos por los que El nos ha dado la vida,y los oficiales de la iglesia,en razón de su ministerio en orden a la vida sobrenatural-,no son sino aquéllas personas que por ser medios divinos , participan por cierta delegación, de las prerogativas y fines divinos en cuanto a nuestra salvación se refiere.Ellos,por consiguiente,nos remiten al Unico Señor de la Vida,tanto natural,como sobrenatural.De ahí,las bendiciones y maldiciones expresamente estipuladas por el legislador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s