Cita Diaria con Calvino (76)

“Ahora bien, todo cuanto hay que saber de las dos Tablas, en cierta manera nos lo dicta y enseña esa ley interior, que antes hemos dicho está escrita y como impresa en los corazones de todos los hombres. Porque nuestra conciencia no nos permite dormir en un sueño perpetuo sin experimentar dentro el sentimiento de su presencia para advertirnos de nuestras obligaciones para con Dios, y de mostrarnos sin lugar a dudas la diferencia que existe entre el bien y el mal, así acusarnos cuando no cumplimos con nuestro deber.

Sin embargo, el hombre está de tal manera sumido en la ignorancia de sus errores, que le resulta difícil mediante esta ley natural gustar, siquiera sea un poco, cuál es el servicio y culto que a Dios le agrada; evidentemente se halla muy lejos de él. Además, está tan lleno de arrogancia y de ambición, y tan ciego por el amor de sí mismo, que ni siquiera es capaz de mirarse para aprender a someterse, humillarse y confesar su miseria. Por ello, por sernos necesario en virtud de la torpeza y contumacia de nuestro entendimiento, el Señor nos dio su Ley escrita, para que nos testificase más clara y evidentemente la que en la ley natural estaba más oscuro, y para avivar nuestro entendimiento y nuestra memoria, librándonos de nuestra dejadez”.

Institución de la religión cristiana II.VIII.1 (p. 261-262).

Anuncios

Un Comentario

  1. Cristino Enrique Robles Perea

    Al crear Dios al hombre a su “imagen y semejanza”le destina no sólo a una vida de comunión íntima con El,sino sobre todo a participar-(“tele-orientación”)- de su naturaleza divina(“theiosis”-divinización),tal como enseñó sobre todo la Patrística oriental;como creatura dotada de entendimiento y voluntad(a diferencia de los animales), tiene impresa en sí mismo la ley natural,por medio de la cual sabe discernir entre el bien y el mal.El “pecado de origen”,como perversión absoluta de su naturaleza humana,hace imposible, debido a la “des-conversión”de la creatura con respecto a su Creador,el que éste no sólo conozca, ame, y se someta a Dios,sino tambien, que ni pueda ,ni tan siquiera lo considere necesario(en éste orden la antropología del Reformador) ,debido a que ésta “des-conversión” ,le erije falsamente como autosuficiente en el orden moral,y por tanto,de alguna forma enajenado de sí mismo.Es verdaderamente maravilloso el que el Creador,ante “la caida”,utilice su propia pedagogía divina para que por doble medio:la Ley escrita,y la Obra del Mediador de la Nueva Alianza,nos permita re-convertirnos hacia El,mediante el reconocimiento de nuestra propia y enajenada realidad(“fracaso” de la Ley en orden a nuestra salvación),al enviarnos en el cumplimiento de los tiempos, al Hijo Amado en Quien participamos de la filiación y de la naturaleza divina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s