Cita Diaria con Calvino (31)

“Respecto a la muchedumbre y a los órdenes de los ángeles, los que se atreven a determinar algo, consideren bien en qué fundamento se apoyan. Confieso que Miguel es llamado en Daniel “el gran príncipe” (Dan. 12:l), y en san Judas se le llama arcángel (Jds. 9), y san Pablo atestigua que será un arcángel quien con una trompeta convocará a los hombres a juicio (1 Tes.4:16). Pero, ¿quién podrá de aquí determinar los grados honoríficos entre los ángeles, distinguir las notas de cada uno de ellos, y asignarles su lugar y mansión? Porque, aun los nombres de Miguel y Gabriel, que se encuentran en la Escritura – y si os parece añadid el tercero de la historia de Tobías, Rafael -, por el significado parece que fueron puestos a los ángeles estos nombres a causa de nuestra flaqueza. Sin embargo, prefiero no decidir sobre este asunto.

En cuanto al número, por boca de, Jesucristo sabemos que hay muchas legiones (Mt. 26:53). Daniel enumera infinidad de millones (Dan. 7: 10); el criado de Elíseo vio carros llenos (2 Re. 6:17); y cuando se dice que acampan en torno de los que temen a Dios (Sal. 34:7) se alude a una gran multitud.

Es cosa certísima que los espíritus no tienen forma como las cosas corporales; sin embargo, la Escritura, conforme a la capacidad de nuestro entendimiento, no sin razón nos pinta a los ángeles con alas, con nombres de querubines y serafines, a fin de que no dudemos de que siempre están dispuestos a socorrernos con una prontitud grandísima cuantas veces fuere preciso, como vemos que los rayos surcan el cielo con una rapidez superior a toda imaginación.

Todo cuanto, además de esto, se pudiera preguntar referente al número y jerarquías de los ángeles, pensemos que pertenece a aquella clase de misterios cuya perfecta revelación se difiere hasta el último día. Por tanto, guardémonos de la excesiva curiosidad en el investigar, y de la osadía en hablar de lo que no sabemos”.

Institución de la religión cristiana I.XIV.8 (p. 101)

Anuncios

Un Comentario

  1. Cristino Enrique Robles Perea

    Sobre las huestes angélicas,a partir de la Revelación judeo-cristiana,poco podemos decir.Según Is.6,2(relato de la vocación del profeta),sabemos que los Serafines están alrededor del Trono de Dios,y pudiéramos deducir que se trata de seres-espíritus de fuego,los únicos de entre todas las huestes celestes que están situados al lado de Dios,con el único fin de proclamar su santidad y grandeza.El que el profeta, en su visión en el Templo de Jerusalén,(con a penas 25 años de edad),nos diga que con un par de alas se cubrían el rostro,con otro par,los pies,y con las dos alas restantes,volaban,parece que nos da a entender todo ésto.Con respecto al Arcángel Miguel,parece que es el angel que encabezaría todas las legiones celestes de aquéllos otros angéles que habían permanecidos fieles a Dios ante la sublevación de Lucifer,y el que luchó contra sus huestes por encargo de Dios para expulsarlos del Cielo-morada del Altísimo-;por eso mismo el libro del Apocalipsis joáneo(12,7-9,y ss.)establece un paralelismo entre “la caida original” de los ángeles rebeldes, y la actuación-misión que éstos tienen de perder a la humanidad,sólo que en aquélla (la caida original),es el Arcángel Miguel el que sale vencedor,y en la batalla de los ángeles caidos contra los justos(vv.12 y 17),es el Jinete Celestial=VERBO DE DIOS,el que vence a las huestes malignas(Ap.19,11-21),cuyo preámbulo encontramos en el texo en cuestión(12,10-11).Con ello,podemos deducir dos cosas:que hay un género de espíritus celestes-más propiamente que “ángeles”-que están al servicio directo de Dios(Serafines,en exclusividad),y otra clase de espíritus celestes, -ángeles propiamente dichos,tal como la etimología de la palabra indica-,cuya única misión es el auxilio espiritual de los elegidos ó justos(Sal.91,11;Heb.1,14;cf.Ex.13,21-22).La tradición cristiana,basándose en las prerogativas del Arcángel Miguel a partir del libro del Apocalipsis-el más explícito en el tema de la angeología-,ve en él, el que nos protege de las asechanzas diabólicas.Cúal sea el número de los ángeles,y qué tipo de jerarquias(que parece que las hay),poco importa a efectos de las cosas necesarias para la salvación,objeto de la Revelación judeo-cristiana,en sintonia con lo que nos expone el Reformador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s