Hombres Por los que Zapatero No Eleva Plegarias

Pues sí, Zapatero fue a Washington al famoso Desayuno de Oración. Invitado a hablar, no perdió la oportunidad para incluso abrir la Biblia y dar un “pensamiento”. Con el mismo desparpajo que en el Parlamento español dijo que con la ley del “matrimonio” homosexual España sería un país “más decente”, esta vez pronunció esta frase digna de pasar a la Historia: “mi plegaria quiere reivindicar la libertad de todos [es decir, los homosexuales] para vivir su propia vida para vivir con su persona amada y ser respetado por ello” [es decir, casarse]. Y esto ante un auditorio dizque evangélico.

Por mucho que diga, no consigo imaginarme a nuestro Presidente como un hombre de oración. Y aunque eleve plegarias (a quién o qué, no lo sé), seguro que no lo hace por la inmensa mayoría del género masculino, víctima potencial de sus leyes.

Se tiene que saber que en España los hombres son detenidos y puestos en prisión por la sola denuncia de la mujer, sin necesidad de mayores pruebas. Los efectos de la Ley contra la violencia de género empiezan a verse por todas partes. Seguramente, y aunque se nos haya pasado por alto, es la ley más demoledora de este “sexenio zapaterista”. Lo cual ya es decir.

Les invito a ampliar la lectura con este artículo sobre los efectos perversos de esta ley. Imprescindible para saber lo que está pasando.