Los Evangélicos y El Aggiornamento (7)

Parte 6

3) Por tanto, en esta disyuntiva o encrucijada en el que se encuentra el mundo evangélico actual, aparece como absolutamente imprescindible la profundización y definición de lo que es verdaderamente la teología evangélica. Esta es la tercera perspectiva especialmente interesante del libro de De Chirico, con la que queremos acabar este artículo.

En las páginas finales de su libro, De Chirico lamenta que el polo “espiritualidad de los avivamientos” haya prevalecido sobre el de la “teología de la Reforma” en la actual identidad evangélica. Compartimos este punto de vista, aunque tal vez añadiríamos que, en nuestra opinión, no es cuestión de que un polo prevalezca sobre otro, sino que sea el doctrinal el que ilumine y oriente al espiritual. La primacía ha de ser de la Reforma. Sólo así se puede hallar el equilibrio.

No es extraño que la teología evangélica actual experimente grandes dificultades para concebir al catolicismo romano como un sistema de creencias unificado y coherente. Afirmamos que esto sólo se puede hacer desde la perspectiva de otro sistema de creencias unificado, que comporta una ética determinada personal y social. Creemos, pues, en definitiva, que este sistema es el legado doctrina que el mundo evangélico actual tiene desde los tiempos de la Reforma, legado que, si quiere seguir existiendo, tendrá que restaurar con la mayor pureza, urgencia e intensidad posible, a saber, la teología reformada clásica de la alianza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s