Preguntas Frecuentes Sobre Reforma y Confesiones de Fe

1. ¿Qué fue la Reforma del siglo XVI?

Como su nombre mismo indica, la Reforma del siglo XVI fue un movimiento de reforma bíblica de la Iglesia cristiana.

2. ¿Existía ya la Iglesia cristiana antes de la Reforma?

Existía, por supuesto, desde la Ascensión de Cristo y Pentecostés, pero se pervirtió a lo largo de los siglos, especialmente durante la Edad Media. Por ello, la Iglesia en el siglo XVI debía reformarse.

3. ¿Quién decidió que la Iglesia tenía que reformarse en el siglo XVI?

La Reforma se hizo en base a la autoridad soberana de las Sagradas Escrituras. Por tanto, Dios mismo.

4. ¿Cómo se llevó a cabo la Reforma del siglo XVI?

El eje fundamental sobre el que se desarrolló la Reforma fue el de la justificación por la sola fe en Jesucristo y su obra cumplida de la salvación.

La enseñanza de la justificación por la sola fe –exposición de las Sagradas Escrituras– ponía radicalmente en cuestión todo el aparato eclesiástico (sacramentalismo, indulgencias, ceremonias, etc.) que tendía siempre a una supuesta participación meritoria del creyente para obtener la salvación.

Este aparato eclesiástico se había implantado por la sola autoridad de la Iglesia, es decir, aparte de la autoridad de la Sagrada Escritura. Todo ello, pues, tenía que llegar a ser reformado a la luz de la Palabra de Dios y por su autoridad.

Los actores de la Reforma fueron los doctores y pastores de la Iglesia de aquel entonces, como Lutero, Calvino, etc.

5. ¿Cómo se desarrolló la Reforma en el siglo XVI tras la muerte de Lutero y Calvino?

La Reforma protestante fue un movimiento internacional que tuvo un desarrollo particular en cada país. A la muerte de los reformadores (Lutero, Calvino, etc.) cada iglesia particular (regional o nacional) codificaría la fe cristiana, libre de los errores introducidos bajo el periodo medieval, en diferentes documentos confesionales. La Reforma protestante, pues, no produjo una sola confesión de fe universal o ecuménica –como los símbolos de los Concilios Universales de la Iglesia antigua– sino una diversidad de confesiones de fe.

6. ¿Se dividió el protestantismo en muchas ramas con o tras la Reforma?

No, porque ya en su origen se trataba de un movimiento de Reforma en iglesias particulares.

7. ¿Cuáles son las principales ramas de la Reforma protestante?

En principio, hubo tres ramas principales:

– la evangélica en Alemania, conocida hoy como “luterana”,

– la reformada en Inglaterra, conocida hoy como “anglicana”,

– y la reformada en el continente (Suiza, Francia, Alemania, Holanda y, después, también Escocia), conocida hoy como “reformada” o “presbiteriana”.

En el interior de cada rama se produjo, además, la corriente del movimiento anabaptista y/o independiente.

8. ¿Cuáles son los principales documentos confesionales del protestantismo?

De parte luterana, el Libro de Concordia.

De parte anglicana, los 39 Artículos de la Religión.

De parte reformada, por un lado, en su desarrollo en Países Bajos, las llamadas Tres Formas de Unidad: Confesión Belga, Catecismo de Heidelberg y Cánones de Dort. Por otro lado, en su desarrollo en Reino Unido: La Confesión de fe y Catecismos de Westminster.

9. ¿Tienen diferencias estas confesiones de fe entre sí?

En lo que respecta a la enseñanza de la salvación, esencialmente, ninguna.

10. ¿El movimiento anabaptista y/o independiente sigue los credos de la Reforma?

Sólo aquellos que adhieren a la Declaración de Saboya o la Confesión de Fe de Londres (1689) que fueron, esencialmente, adaptaciones de la Confesión de Westminster.

11. ¿Por qué no se produjo una confesión de fe común para todas las iglesias reformadas?

No se vio la necesidad. Las Tres Formas de Unidad y la Confesión de Westminster son expresiones distintas de la misma fe cristiana reformada. Quienes confiesan estos documentos están dentro de la misma fe común y así se reconocen recíprocamente.

12. ¿Por qué la Confesión de Fe de Westminster es un credo especial?

La Confesión de Westminster es el último gran documento confesional de la Reforma. Se produjo tras más de un siglo de formulación doctrinal y dogmático protestante. Es el credo más exhaustivo y preciso de la Reforma.

13. ¿Los otros credos reformados son inferiores a la Confesión de Westminster?

Cada credo reformado tiene un valor que le es propio. Los otros documentos doctrinales también tienen afirmaciones y aportaciones muy valiosas. Las Tres Formas de Unidad y la Confesión de Westminster han de ser tenidos en cuenta recíprocamente.

14. ¿Para qué sirven las confesiones de fe?

Para distinguir la verdad del error, y para unir y edificar a la Iglesia en la verdad.

15. ¿No es mejor un cristianismo no-confesional?

El cristianismo no-confesional, o no es consecuente, sin saberlo, con la autoridad soberana de la Sagrada Escritura o es abiertamente transgresor de la misma. Las confesiones han sido la puesta en práctica en la Historia del principio de la autoridad de la Escritura.

16. ¿Son las confesiones una “segunda fuente de Revelación”?

El único fin de la Confesión es expresar la enseñanza de la Sagrada Escritura. Si la Confesión tiene alguna autoridad en la Iglesia, ésta se deriva de la enseñanza escripturaria contenida y expresada en ella. La Confesión, como documento humano, es falible.

17. ¿La Confesión ha de estar sometida al juicio privado del creyente?

El cristiano no puede desvincularse de la Confesión por un ejercicio de librepensamiento en base a su razón natural. Si hubiere errores en la Confesión, estos han de ser demostrados por la Escritura misma.

18. El protestantismo en España, ¿es confesional?

En la inmensa mayoría de los casos, no. La mayor parte de las iglesias (denominaciones) no adhieren a las confesiones históricas y siguen expresiones muy esquemáticas de la fe cristiana, cuyo fin no es otro que permitir el mayor latitudinarismo doctrinal y eclesial posible.

19. ¿Cuál es el problema de que el protestantismo en España no sea confesional?

Primero, cf. respuesta 14.

Segundo, si somos verdaderamente evangélicos, la falta de coherencia entre lo que creemos, experimentamos o sentimos y lo que confesamos.

Tercero, nuestro completo desarraigo histórico como protestantes.

Cuarto, que la unidad de la Iglesia se efectúa de una manera meramente nominal e institucional en grandes federaciones, desvertebrada en distintas denominaciones que viven de espaldas a la Reforma histórica y a lo que tiene que ser la manifestación de la unidad de la Iglesia del Señor Jesucristo ante el mundo, que ha de hacerse en la unidad de la fe, siguiendo la verdad en amor.

20. ¿Cómo el protestantismo hispano puede manifestar esta unidad de la Iglesia del Señor Jesucristo?

A través de una nueva Reforma para el día de hoy; de manera general, a partir de los credos protestantes de la Reforma y, de manera particular, por su precisión doctrinal, los documentos confesionales de Westminster.

21. ¿Cuáles deberían de ser los ejes y actores fundamentales de esta Reforma?

Creemos que el eje principal hoy ha de ser la unificación visible de las iglesias bajo la autoridad soberana de la Sagrada Escritura.

En cuanto a los actores, deberían ser, como en el siglo XVI, los doctores y pastores que el Señor ha dado a su Iglesia

Artículos relacionados:

La Perspectiva del Dogma

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s