Catecismo Infantil

“Y este será mi pacto con ellos, dijo Jehová: El espíritu mío que está sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no faltarán de tu boca, ni de la boca de tu simiente, ni de la boca de la simiente de tu simiente, dijo Jehová, desde ahora y para siempre” (Isaías 59,21).

Estas son las promesas que Dios da a los creyentes en el Pacto de Gracia (cf. Hebreos 8:10-11). Nosotros, padres, ciertamente no podemos grabar la Palabra de Dios en los corazones de nuestros hijos. Esto es algo que sólo lo puede hacer el Señor, por medio de su Espíritu Santo. Sin embargo, sí que podemos enseñarles los versículos e historias de la Biblia, así como ser “colaboradores” de Dios, poniéndo es sus bocas las enseñanzas de la Palabra de Dios contenidas en este pequeño Catecismo.

Sin duda, será un sólido fundamento para el resto de sus vidas.

CATECISMO INFANTIL

1. ¿Quién te creó?
R. Dios.

2. ¿Qué más ha creado Dios?
R. Dios ha creado todo lo que existe.

3. ¿Para que te creó Dios a ti y a todos los demás?
R. Para su gloria.

4. ¿Cómo puedes glorificar a Dios?
R. Amándole y haciendo todo lo que Él me manda.

5. ¿Por qué debes glorificar a Dios?
R. Porque Él me creó, me conserva y me salva.

6. ¿Hay más de un Dios?
R. No hay sino uno sólo.

7. ¿En cuántas personas existe este único Dios?
R. En tres personas.

8. ¿Cuáles son?
R. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

9. ¿Qué es Dios?
R. Dios es espíritu, y no tiene como los hombres, un cuerpo sensible.

10. ¿En dónde está Dios?
R. Dios está en todas partes.

11. ¿Puedes ver a Dios?
R. Yo no puedo verlo, pero Él me mira continuamente.

12. ¿Sabe Dios todas las cosas?
R. Sí, ninguna cosa puede ocultarse a la vista de Dios.

13. ¿Puede Dios hacer todo?
R. Sí, Dios puede hacer todo conforme a su santa voluntad.

14. ¿En dónde aprendes a obedecer y amar a Dios?
R. Solamente en la Biblia.

15. ¿Quién escribió la Biblia?
R. Unos santos varones que fueron inspirados por el Espíritu Santo.

16. ¿Quiénes fueron nuestros primeros padres?
R. Adam y Eva.

17. ¿De qué fueron formados nuestros primeros padres?
R. Dios formó el cuerpo de Adam del polvo de la tierra y a Eva del cuerpo de Adam.

18. ¿Qué dio Dios a Adam y a Eva además de cuerpos?
R. Les dio almas inmortales.

19. ¿Tienes tú un alma así como un cuerpo?
R. Sí; tengo un alma que jamás puede morir.

20. ¿Cómo sabes que tienes alma?
R. Porque puedo pensar en Dios y en el mundo venidero.

21. ¿En qué estado creó Dios a Adam y Eva?
R. Los creó santos y felices.

22. ¿Qué cosa es un pacto o alianza?
R. Es un acuerdo hecho entre dos o más personas.

23. ¿Qué alianza hizo Dios con Adam?
R. La alianza de obras.

24. ¿Qué obligación asumió Adam en la alianza de obras?
R. La obediencia perfecta a Dios.

25. ¿Qué cosa prometió Dios en la alianza de obras?
R. Prometió premiar con la vida a Adam si continuaba en la obediencia.

26. ¿Qué amenaza hizo Dios en la alianza de obras?
R. El castigo de muerte para Adam si faltaba a la obediencia.

27. ¿Guardó Adam la alianza de obras?
R. No, porque pecó contra Dios.

28. ¿Qué es el pecado?
R. El pecado es la falta de conformidad con la ley de Dios, o la transgresión de ella.

29. ¿Qué quiere decir “falta de conformidad”?
R. El no vivir o el no obrar en conformidad con la voluntad de Dios.

30. ¿Qué significa “transgresión”?
R. El hacer lo que Dios ha prohibido.

31. ¿Cuál fue el pecado de nuestros primeros padres?
R. El comer del fruto prohibido.

32. ¿Quién les indujo a este pecado?
R. El diablo tentó a Eva, y ella dio del fruto a Adam.

33. ¿Qué sucedió a nuestros primeros padres después de haber pecado?
R. En vez de ser santos y felices, vinieron a ser culpables y miserables.

34. ¿Hizo Adam para sí solo la alanza de las obras?
R. No, representó a toda su posteridad.

35. ¿Qué efecto produjo para todo el género humano el pecado de Adam?
R. Por él, todo el género humano nace en un estado de pecado y de miseria.

36. ¿Cómo se llama aquella naturaleza pecaminosa que de Adam heredamos?
R. Pecado original.

37. ¿Qué merece todo pecado?
R. La ira y maldición de Dios.

38. ¿Puede alguno con esta naturaleza pecaminosa entrar al cielo?
R. No, pues hay necesidad de una mudanza de corazones para prepararnos a entrar al cielo.

39. ¿Cómo se llama esta mudanza de corazón?
R. Regeneración.

40. ¿Quién puede cambiar el corazón del pecador?
R. Sólo el Espíritu Santo.

41. ¿Puede alguien ser salvo por medio de la alianza de obras?
R. Nadie puede salvarse por la alianza de obras.

42. ¿Por qué nadie puede ser salvo por medio de la alianza de obras?
R. Porque todos la han quebrantado y están condenados por ella.

43. ¿Con quien Hizo Dios Padre la alianza de gracia?
R. Con Cristo su Hijo eterno.

44. ¿A quienes representó Cristo en la alianza de gracia?
R. A su pueblo elegido.

45. ¿Qué obligaciones asumió Cristo en la alianza de gracia?
R. La de guardar, por su pueblo, toda la ley, y la de sufrir el mismo el castigo que ellos merecían por razón del pecado.

46. ¿Cometió nuestro Señor Jesucristo algún pecado?
R. No, Él fue santo, inocente y libre de mancha.

47. ¿Cómo pudo sufrir el Hijo de Dios?
R. Cristo el Hijo de Dios, se hizo hombre, para que, participando de nuestra naturaleza, pudiera obedecer y sufrir.

48. ¿Qué es la expiación?
R. La satisfacción que en lugar de los pecadores hizo Cristo, de la justicia divina por medio de sus padecimientos y de su muerte.

49. ¿Qué prometió Dios Padre en la alianza de gracia?
R. La justificación y la santificación de aquellos por cuya causa Cristo habría de morir.

50. ¿Qué es “justificación”?
R. Es la obra por medio de la cual Dios perdona a los pecadores y los trata después como si no hubieran pecado.

51. ¿Qué es “santificación”?
R. Es una obra de Dios por la cual hace santos en conducta y en corazón a aquellos que antes eran pecadores.

52. ¿Para quiénes obedeció y padeció Cristo?
R. Para aquellos que el Padre le había dado.

53. ¿Qué vida llevó Cristo en este mundo?
R. Una vida de pobreza y de padecimientos.

54. ¿De qué manera murió Cristo?
R. De la penosa e ignominiosa muerte en la cruz.

55. ¿Quiénes han de ser salvados?
R. Solamente aquellos que se arrepienten de sus pecados, tienen fe en Cristo y viven santamente.

56. ¿Qué es “arrepentirse”?
R. Sentir el pecado, aborrecerlo y abandonarlo, por ser detestable a la vista de Dios.

57. ¿Qué es “creer y tener fe en Jesucristo”?
R. Confiar en Cristo para la salvación.

58. ¿Puedes arrepentirte y creer en Cristo por tus propios esfuerzos?
R. No, no puedo hacer ninguna cosa buena sin la ayuda del Espíritu Santo.

59. ¿Cómo puedes tener la ayuda del Espíritu Santo?
R. Dios nos ha enseñado que a Él hemos de pedir que nos envíe el Espíritu Santo.

60. ¿Cuánto tiempo hace que Cristo murió?
R. Hace más de mil novecientos años.

61. ¿Cómo alcanzaron la salvación los justos que vivieron antes de la venida de Cristo?
R. Por la fe en un Salvador que había de venir.

62. ¿De qué manera mostraron esa fe?
R. Ofreciendo sacrificios en el altar de Dios.

63. ¿A quién simbolizaron esos sacrificios?
R. A Cristo el Cordero de Dios, quien había de venir a morir por los pecadores.

64. ¿Cuántos oficios tiene Cristo?
R. Cristo tiene tres oficios.

65. ¿Cuáles son?
R. Los oficios de Profeta, de Sacerdote y de Rey.

66. ¿Cómo ejecuta Cristo el oficio de Profeta?
R. Enseñándonos la voluntad de Dios.

67. ¿Cómo ejecuta Cristo el oficio de Sacerdote?
R. Habiendo muerto e intercediendo continuamente por nosotros.

68. ¿Cómo ejecuta Cristo el oficio de Rey?
R. Al gobernarnos y defendernos.

69. ¿Por qué necesitas a Cristo como Profeta?
R. Porque soy ignorante.

70. ¿Por qué necesitas a Cristo como Sacerdote?
R. Porque soy culpable.

71. ¿Por qué necesitas a Cristo como Rey?
R. Porque soy débil y sin socorros.

72. ¿Cuántos mandamientos dio Dios en el monte Sinaí?
R. Dio diez mandamientos.

73. ¿Qué nombre se da algunas veces a los Diez Mandamientos?

R. El Decálogo.

74. ¿Qué se nos enseña en los primeros cuatro mandamientos?
R. Nuestros deberes para con Dios.

75. ¿Qué nos enseñan los últimos seis mandamientos?
R. Nuestros deberes para con los demás hombres.

76. ¿Cuál es el resumen de los Diez Mandamientos?
R. Amar a Dios con todo mi corazón, y a mi prójimo como a mí mismo.

77. ¿Quién es tu prójimo?
R. Todo ser humano.

78. ¿Agradan a Dios aquellos que lo aman y lo obedecen?
R. Sí, Él ha dicho, “Yo amo a los que me aman.”

79. ¿Se enoja Dios contra los que no lo aman y lo desobedecen?
R. Sí, Dios se enoja todos los días contra los impíos.

80. ¿Cuál es el primer mandamiento?
R. “No tendrás dioses ajenos delante de mí.”

81. ¿Qué nos enseñan el primer mandamiento?
R. A dar culto sólo a Dios.

82. ¿Cuál es el segundo mandamiento?
R. El segundo mandamiento es: “No te harás para ti imagen ni semejanza alguna de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra; no te inclinarás delante a ellas, ni las honrarás, porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos, sobre la tercera y sobre la cuarta generación, a los que me aborrecen, y que hago misericordia a millares a los que me aman, y guardan mis mandamientos”.

83. ¿Qué nos enseña el segundo mandamiento?
R. A dar culto a Dios según la manera debida, y a huir de la idolatría.

84. ¿Cuál es el tercer mandamiento?
R. El tercer mandamiento es, “No tomaras en vano el nombre del Señor tu Dios; porque el Señor no dará por inocente al que tomaré su nombre en vano.”

85. ¿Qué nos enseña el tercer mandamiento?
R. A usar con reverencia el nombre, la Palabra y las obras de Dios.

86. ¿Cual es el cuarto mandamiento?
R. El cuarto mandamiento es, “Acuérdate del día de reposo para santificarlo; seis días trabajaras, y harás toda tu obra; mas el séptimo día será reposo al Señor tu Dios; no hagas en él obra alguna tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, porque en seis días hizo Jehová el cielo y la tierra, el mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.”

87. ¿Qué nos enseña el cuarto mandamiento?
R. A santificar el día de descanso.

88. ¿Cuál día de la semana es el descanso cristiano?
R. El primer día de la semana el cual se llama Domingo, es decir “Día del Señor.”

89. ¿Por qué se llama al Domingo “Día del Señor”?
R. Porque en este día Cristo resucitó de los muertos.

90. ¿En qué debemos ocuparnos el día de Domingo?
R. En la oración, en dar gracias a Dios, en oír y leer su Palabra, y en hacer bien a nuestros prójimos.

91. ¿Cuál es el quinto mandamiento?
R. El quinto mandamiento es: “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen sobre la tierra que te da el Señor tu Dios.”

92. ¿Qué nos enseña el quinto mandamiento?
R. Amar y obedecer a nuestros padres e institutores.

93. ¿Cuál es el sexto mandamiento?
R. El sexto mandamiento es: “No matarás.”

94. ¿Qué nos enseña el sexto mandamiento?
R. Que debemos vencer la pasión de la ira.

95. ¿Cuál es el séptimo mandamiento?
R. El séptimo mandamiento es: “No cometerás adulterio.”

96. ¿Qué nos enseña el séptimo mandamiento?
R. A ser puros en corazón, en palabra y en comportamiento.

97. ¿Cuál es el octavo mandamiento?
R. El octavo mandamiento es: “No hurtaras.”

98. ¿Qué nos enseña el octavo mandamiento?
R. A ser honrados y trabajadores.

99. ¿Cuál es el noveno mandamiento?
R: El noveno mandamiento es. “No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.”

100. ¿Qué nos enseña el noveno mandamiento?
R. A hablar con la verdad.

101. ¿Cuál es el décimo mandamiento?
R. El décimo mandamiento es: “No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.”

102. ¿Qué nos enseña el décimo mandamiento?
R. A contentarnos con lo que el Señor nos da.

103. ¿Puede algún hombre guardar perfectamente estos mandamientos?
R. Ningún hombre, desde la caída de Adam, ha podido, ni puede guardar perfectamente estos Diez Mandamientos.

104. ¿Qué utilidad tienen pues para nosotros los Diez Mandamientos?
R. La de enseñarnos nuestros deberes y la necesidad que tenemos de un Salvador.

105. ¿Qué es la oración?
R. Oración es el acto de suplicar a Dios que nos conceda las cosas que Él nos ha prometido.

106. ¿En nombre de quién debemos orar?
R. Sólo en nombre de Cristo.

107. ¿Qué modelo nos dio Cristo para enseñarnos a orar?
R. La oración del Señor, comúnmente llamada “El Padre Nuestro”.

108. Repetid la oración del Señor
R. “Padre nuestro que estás en los cielos; santificado sea tu nombre: venga tu reino; hágase tu voluntad, como en el cielo así también en la tierra; el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy: y perdónanos nuestra deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, el poder y la gloria, por todos los siglos. Amén.”

109. ¿Cuántas peticiones hay en la oración del Señor?
R. Seis.

110. ¿Cuál es la primera petición?
R. “Santificado sea tu nombre.”

111. ¿Qué rogamos en esta primera petición?
R. Que nosotros y todos los hombres honremos en nombre de Dios.

112. ¿Cuál es la segunda petición?
R. “Venga tu reino.”

113. ¿Qué rogamos en la segunda petición?
R. Que el evangelio sea predicado en todo el mundo, y que nosotros y todos los hombres lo creamos y obedezcamos.

114. ¿Cuál es la tercera petición?
R. “Hágase Tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.”

115. ¿Qué rogamos en la tercera petición?
R. Que los hombres en este mundo sirvan a Dios, así como los ángeles en el cielo.

116. ¿Cuál es la cuarta petición?
R. “Nuestro pan de cada día dánoslo hoy.”

117. ¿Qué rogamos en la cuarta petición?
R. Que Dios nos de todo lo que necesitamos, tanto para el cuerpo como para el alma.

118. ¿Cuál es la quinta petición?
R. “Y perdónanos a nuestra deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores.”

119. ¿Qué rogamos en la quinta petición?
R. Que Dios, por amor de Cristo, nos perdone nuestros pecados y nos dé disposición de perdonar a aquellos que nos han ofendido.

120. ¿Cuál es la sexta petición?
R. “Y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal.”

121. ¿Qué rogamos en la sexta petición?
R. Que Dios nos conserve libres de todo pecado.

122. ¿Cuántos sacramentos hay?
R. Dos.

123. ¿Cuáles son?
R. El Bautismo y la Cena del Señor.

124. ¿Quién instituyó estos sacramentos?
R. El Señor Jesucristo.

125. ¿Por qué instituyó Cristo estos sacramentos?
R. Para distinguir a sus discípulos del mundo, y para consolarlos y animarlos.

126. ¿Qué es lo que usamos como sello en el Bautismo?
R. Simplemente el agua.

127. ¿Qué significa esto?
R. Que por la sangre de Cristo somos purificados del pecado.

128. ¿En nombre de quién hemos de ser bautizados?
R. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

129. ¿Quiénes han de ser bautizados?
R. Los creyentes y sus hijos.

130. ¿Por qué han de ser bautizados los niños?
R. Porque tienen una naturaleza depravada y necesitan ser instruidos en la fe de su Salvador.

131. ¿Se ocupa Cristo también de los niños?
R. Sí, El ha dicho: “Dejad a los niños y no les impidáis venir a mí; porque de los tales es el reino de los cielos.”

132. ¿A que estás obligado por el Bautismo?
R. A ser fiel servidor de Cristo.

133. ¿Qué es la Cena del Señor?
R. Comer pan y beber vino en recuerdo de los padecimientos de Cristo.

134. ¿Qué se representa con el pan?
R. El cuerpo de Cristo, destrozado por nuestros pecados.

135. ¿Qué se representa con el vino?
R. La sangre de Cristo, derramada para nuestra salvación.

136. ¿Quiénes deben participar de la Cena del Señor?
R. Solamente aquellos que se arrepienten de sus pecados, confían en Cristo para la salvación y aman a sus semejantes.

137. ¿Permaneció Cristo en la tumba después de la crucifixión?
R. No; Él resucitó al tercer día después de su muerte.

138. ¿En donde está Cristo ahora?
R. Está en el cielo intercediendo por los pecadores.

139. ¿Vendrá Cristo al mundo otra vez?
R. Sí, el último día para juzgar al mundo.

140. ¿Qué sucede a los hombres al morir?
R. El cuerpo se vuelve polvo y el alma pasa al mundo espiritual.

141. ¿Resucitarán los cuerpos de los que han muerto?
R. Sí, será tocada la trompeta final y los muertos serán levantados.

142. ¿Qué sucederá a los impíos en el día del juicio?
R. Serán echados al infierno.

143. ¿Qué es el infierno?
R. Es un lugar terrible y de eterno tormento.

144. ¿Qué sucederá a los justos?
R. Serán recibidos en el cielo.

145. ¿Qué es el cielo?
R. Es un lugar lleno de gloria y de bienaventuranza, en donde los justos gozarán para siempre de la presencia del Señor.

Anuncios

  1. Edgar Ibarra

    Hermano,

    ¡Hola! Me encanta su blog. Tengo una pregunta. ¿No he visto que éste catecismo infantil fue producido por la asamblea de Westminster, me puede decir de dónde vino éste catecismo? No existe en ninguna edición en inglés. Gracias.

    Hasta luego hermano.

  2. Jorge Ruiz Ortiz

    Estimado hermano,

    Muchas gracias por sus comentarios acerca del blog, y estoy contento de que le guste.

    Y muchas gracias también por el comentario. Tiene vd. razón, que yo sepa la Asamblea de Westminster no produjo este documento. Ahora bien, por aquí en en Espaňa se le conoce por este nombre, seguramente por utilizarse como introducción al Catecismo Menor de Westminster. Ahora mismo no le podría decir quién produjo el texto, pero el catecismo se puede encontrar en la web, por ejemplo en

    http://iglesiareformada.com/Catecismo_Infantil_IPO.html

    Verá que también allí le nombre del mismo modo que nosotros.

    Muchas gracias, una vez más, por su comentario. Ha hecho una buena aportación al blog.

    Con mis mejores saludos en el Seňor,
    Jorge Ruiz

  3. Edgar Ibarra

    Estimado pastor,

    Saludos y gracias por su respuesta. Estuve investigando el origen de éste catecismo. Hable con el Rev. Carlos Marin y me dijo que él no puso ese titulo sino que escribió la introducción que aparece en esa pagina que me mencionas. El sitio de la IglesiaReformada.org pone “Westminster” por que hay unos sitios que erróneamente atribuyen la obra a Westminster en inglés. La realidad es otra. Éste catecismo no fue una producción de Westminster y así que poniendo el nombre de Westminster a éste catecismo deja una impresión falsa que fue una obra de Westminster. Aquí está el origen (en inglés) del libro según las investigaciones que he hecho:

    The Catechism for Young Children was not produced by the Westminster Assembly. The 1991 edition, published by Great Commission Publications, has this paragraph on the back of the title page: “This revision of the Catechism for Young Children: An Introduction to the Shorter Catechism was written by G. I. Williamson with the assistance of Paul G. Settle and replaces the previous version of this catechism published for many years by GCP. Modern English characterizes this revision as well as the use of the first person to make the material more personal. The catechism was first published in 1840 by Joseph P. Engels. ”

    Ésta edición es la edición de 1991 por la impresa del IPO y la PCA. Éste catecismo aparece por primera vez en 1840 y era la obra de Joseph P. Engels.

    Ahora mi crítica no es en contra el contenido del catecismo, creo que es un catecismo muy buena. Más bien mi critica es atribuyendo una obra erróneamente a otros y sin querré engañar a los lectores. Esto sucede mucho ya desde los EE UU hacía el resto del mundo. Hasta la edición de la Confesión de Fe americana publicada en 1782 trae el titulo “Westminster” y muchos en los EE UU creen que es la misma que fue publicada por la misma asamblea cuando la verdad es otra.

    Como académicos es importante ser específicos en las atribuciones de las obras de personas o grupos. Además tengo un celo por la fe presbiteriana histórica y es importante tener una representación verdadera de ella, especialmente hoy en día cuando muchos andan enmendando la historia verdadera de la Iglesia.

    Con mucho amor y amistad en Cristo Jesús,
    Edgar A Ibarra Jr

  4. Jorge Ruiz Ortiz

    Estimado hermano Edgar,

    Muchas gracias una vez más por el comentario y por toda excelente información acerca del Catecismo.

    Tiene razón y es cierto que hemos de ser más cuidadosos a la hora de atribuir las obras (hablo de mí mismo). En fin, el error ya está subsanado y haré cuanto pueda para que no vuelva a ocurrir.

    En cuanto al contenido de este Catecismo Infantil, lo encuentro verdaderamente excelente, y creo que en su forma y contenido sigue de cerca los catecismos producidos por la asamblea de Westminster.

    Por dar una nota personal, se puede decir que mis cuatro hijos han aprendido a hablar con él. El menor, Nathanael, que todavía no tiene tres aňos, también lo está haciendo ahora…

    En el amor de Cristo Jesús, el Rey,
    Jorge Ruiz

  5. HECTOR MANUEL MORO Y LEIVA

    Estimado hermano en Cristo si solo nos quedamos en un tiempo y comentarios no obtendremos la claridad que pretendemos. te mando una pista para rastrear ese catecismo infantil.

    EN EL CATECISMO INFANTIL PUBLICADO POR “Publicaciones del Presbiterio Nacional de la Ciudad de México, edición del Centenario, México, D. F. 1972”, SE ENCUENTRA LA SIGUIENTE:

    “NOTA. En el Año de 1870 se publicó en Bogotá, Colombia, un “Catecismo para niños” de 102 Preguntas, una traducción del inglés hecha por la señora María Torrance, esposa del Rev. T. F. Wallace, D. D., cuando eran misioneros en Colombia. Parece que esa es la base del Catecismo Infantil que hoy usamos. Con gusto hacemos este reconocimiento”.
    ASÍ QUE SI HAY UN CATECISMO INFANTIL EN INGLES, Y DEL CUAL SE TRADUJO EL CATECISMO QUE HOY LLAMAMOS DE WESTMINSTER.

    Y QUE DIOS BENDIGA A TUS LECTORES A TI CON LAS RICAS BENDICONES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s